La historia del 21 de septiembre, Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional en México

Te presentamos la historia de por qué se celebra el 21 de septiembre el Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional en México

Al personaje que se le debe agradecer que el deporte espectáculo sea uno de los más populares en México, además de que hoy en día sea considerado como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México y que fuera contemplado para otorgarle un día de festejo en el calendario, es a Salvador Lutteroth González, pues gracias a la visión que tenía el empresario mexicano, hoy se celebra el Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional en México.

En 2016 fue presentada la propuesta al senado de reconocer al deporte de los costalazos a nivel nacional, sin embargo, no fue hasta 2019 que con 341 votos a favor, oficialmente se firmó el decreto.

Hoy en día a Lutteroth González se le conoce como “El padre de la lucha libre”, pero en la década de los 30's él se desempeñaba como inspector de hacienda, y gracias a un viaje de trabajo que hizo a Ciudad Juárez, fue que lo invitaron a ver una función en El Paso, Texas, ahí tuvo la visión de traer este espectáculo deportivo a México, una apuesta aventurada pues en el territorio nacional era casi nulo el conocimiento de esta actividad.

La primera función de lucha libre profesional fue el 21 de septiembre de 1933, en la Arena Modelo, espacio que el señor Salvador rentó, después compró y renombró como Arena México y aunque fue en el mismo predio que hoy se encuentra la Catedral de la Lucha Libre, el espectáculo fue a unos metros en donde ahora está el estacionamiento del recinto, ahí con una capacidad para 4,500 personas y un cartel que presentaba a Yaqui Joe, el único mexicano, Bobby Sampson, Leong Tin Kit y Ciclón Mackey se llevó a cabo la función que dejó maravillado al público, pues era un entretenimiento diferente a los que ya existían en la época; el costo para ver a estos gladiadores fue de $1 en zona general y $1.50 en ring general.

Con esta función además de ser el principio de la historia en el pancracio nacional, también fue la fundación de la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL) a la que hoy conocemos como Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), es por ello que esta compañía hoy también festeja su 87 Aniversario.

A lo largo de la historia, y décadas, además de este recinto donde nació el deporte del llaveo y contrallaveo han surgido otras arenas en la capital y al interior del país. Salvador Lutteroth se ganó dos veces la lotería nacional, con el dinero del premio compró los terrenos en la colonia Doctores para hacer la Nueva Arena México y también la Arena Coliseo en el barrio de la Lagunilla, pero no son los únicos lugares icónicos de este deporte, existen otros como lo fueron (pues algunos ya no existen) o son los siguientes: La Pista Arena Revolución, Toreo de Cuatro Caminos, Arena Afición, Coliseo de Guadalajara, Arena Isabel, Arena Puebla, Arena Ecatepec, Arena López Mateos, Arena Nezahualcóyotl, Arena San Juan Pantitlán entre otras, sin embargo, este deporte no se limita a un espacio exclusivo para desarrollar una función, cualquier lugar donde pueda entrar un cuadrilátero y alrededor gente, basta para ofrecer el espectáculo más deportivo.

Algo que ha caracterizado a los encordados mexicanos, son las llaves, la lucha aérea, a ras de lona y sus elementos como el uso de capas y máscaras, las cuales se popularizaron aquí, aunque no fue el primer país donde se usaron, pero el conjunto de todo eso, más los nombres que ocultan la identidad de los héroes de carne y hueso, hizo que, en la época de oro del pancracio, se llegara a la pantalla grande, situación que popularizo más al deporte, además de ser un rotundo éxito, es por ello que hasta hoy en día, las películas se siguen transmitiendo en televisión y en festivales internacionales de cine.

Muchas empresas y promotoras surgen con el paso de los años, elementos van y vienen, debutan y se retiran, el deporte evoluciona en su totalidad, existen los modernos y perduran los puristas, ha habido revoluciones dentro del deporte, y con ello se añora llegar al centenario de historia, personajes que perduran y leyendas que se cuentan, experiencias dentro de las arenas que se viven como únicas en la vida, las máscaras figuran en otros deportes, cada día se reconoce más a esta disciplina, y se considera como parte de la historia del país, su folclore y cultura, la inmensa historia de los enlonados no se puede contar en su totalidad en estos párrafos, pero si se puede englobar en tres palabras, ¡Lucha Libre mexicana!.

--Con información de Diego Beltrán.