El aficionado de Chivas que se convirtió en el primer presidente latino de una franquicia de la NHL

Xavier Gutiérrez, al frente de los Arizona Coyotes, es el primer presidente y director general latinoamericano de una franquicia en la NHL. Courtesy Arizona Coyotes

Xavier Gutiérrez, el nuevo presidente y director general (CEO), de los Arizona Coyotes en la NHL, admite que su primer amor en los deportes fue el fútbol. No fue hasta llegar a Harvard, donde consiguió su licenciatura, que pudo vivir la frenética tradición de hockey sobre hielo en la renombrada institución, una que lo llevó a convertirse en un pionero en la disciplina.

"[El hockey] es un juego de mucha velocidad, que requiere mucha habilidad", dijo Gutiérrez, oriundo de Guadalajara, Jalisco, sobre su primer partido de hockey. "Cuando te sientas [en las gradas], sientes el hielo. No es como ningún otro deporte, te sientes parte de la pista y de la acción misma".

Y de ahí surge como el primer presidente de origen latinoamericano en la NHL que tendrá la oportunidad de influenciar la acción sobre el hielo, además de proveerle a la comunidad de Phoenix, Arizona, un equipo profesional que aspira al éxito tanto deportivo como comercial.

Para Gutiérrez, no va a ser una tarea necesariamente fácil. Los Coyotes han sido uno de los cinco equipos con menos fanaticada en las gradas desde 2007, cuando el ícono de hockey Wayne Gretzky era el dirigente. Cambios constantes de dueños así como rumores que la franquicia se mudaba provocaron desinterés entre los potenciales aficionados en la región. El equipo, además, busca conseguir una nueva arena, una propuesta que lleva más de una década sobre la mesa.

"No lo veo como presión, lo veo como una oportunidad", dijo Gutiérrez, de 47 años de edad, quien ha dedicado gran parte de su vida laboral en la industria financiera. "Estamos construyendo para poder llegar a la comunidad".

Gutiérrez, cuyo nombramiento como presidente y CEO se anunció el 8 de junio, se une a su amigo de más de 20 años y socio comercial, el cubano americano Alex Meruelo, para formar el primer dúo de dueño y presidente latino de la NHL. Los dos se conocieron mientras trabajaban juntos en la industria de bienes raíces y son dueños de un banco en California. Meruelo se convirtió en el accionista principal de los Coyotes en octubre de 2019. Y cuando Ahron Cohen renunció como CEO del equipo en mayo, Meruelo nombró a Gutiérrez como su principal ejecutivo.

"Estoy muy orgulloso de nombrar a Xavier como el primer presidente y CEO de origen latino en la historia de la NHL", dijo Meruelo, mediante un comunicado. "Este es un día histórico para los Coyotes y la NHL misma".

Tras estudiar en Harvard, Gutiérrez hizo un posgrado en Stanford, donde se recibió como abogado. Tiene experiencia en el rubro deportivo, ya que trabajó para la NFL como analista de finanzas entre 1996 y 1997.

"Definitivamente me preparó para este trabajo", dijo Gutiérrez. "Fue la primera vez que tuve la oportunidad de observar tras bastidores. La NFL es un negocio increíble".

En Phoenix, Meruelo y Gutiérrez administran un equipo que juega en una ciudad donde el 40 por ciento de población es de origen hispano, representando una comunidad que la NHL siempre ha buscado la manera de incorporarla. En su presentación mediante videoconferencia, Gutiérrez habló tanto en inglés como en español.

Es un primer paso. Los rivales de división de los Coyotes, Los Angeles Kings, ya venden una cuarta parte de sus boletos a aficionados latinos en el sur de California. Mientras, en Arizona no hay muchas pistas de hielo, entonces el equipo se ha dedicado a impulsar variaciones del deporte que se pueden jugar sobre otras superficies. De manera parecida, los Anaheim Ducks, quienes comparten el mercado angelino con los Kings, han hecho esfuerzos similares para atraer aficionados latinos. Gutiérrez busca emular dichas estrategias.

"Es, absolutamente, un área que vamos a explorar", aseguró Gutiérrez. "Tengo tres sobrinos en el sur de California, y a ellos les gustan los Kings y los Ducks porque los [equipos] los buscaron [como aficionados]. Nosotros planeamos hacer lo mismo, tenemos que involucrar a toda la comunidad".

Los Coyotes formaron un consejo hispano poco tiempo después de que Meruelo se hizo el dueño principal del equipo en 2019. En octubre pasado, la franquicia tuvo una "Noche de los Yotes", el mote oficial del equipo en español, para honrar el Mes de la Hispanidad. Se han creado también cuentas de redes sociales que publican contenido exclusivamente en español.

Hay más por hacer. Los Kings y Las Vegas Golden Knights, por ejemplo, tienen transmisiones en español, algo que los Coyotes aún no hacen. Pero Arizona uno de los (muy pocos) jugadores de origen latino en la NHL, Vinnie Hinostroza, de raíces ecuatorianas.

"Es grandioso tener un dueño latino y un CEO latino", dijo Hinostroza. "Estoy muy orgulloso de mis raíces y si podemos inspirar a jóvenes latinos a ver hockey y que quieran jugarlo en el futuro, eso es algo increíble".

Hinostroza admitió que está mejorando su español para poder comunicarse mejor con aficionados en la región que lo hablan como primer idioma. "No es muy bueno ahorita, pero puedo sobrevivir una conversación", bromeó.

Hinostroza es uno de los muy pocos jugadores de NHL con herencia latina. El centro de Toronto Maple Leafs, Auston Matthews, quien creció en Arizona y cuya madre es oriunda de Hermosillo, México, es una de las estrellas de la NHL. El extremo izquierdo retirado Raffi Torres, cuyos padres provienen de México y Perú, pasó las temporadas 2011 y 2012 con los Coyotes.

Gutiérrez y la NHL están comprometidos en fomentar la presencia de jugadores latinos. En junio, la NHL anunció la creación de cuatro comités para fomentar la diversidad. Pese a que todavía no se han tomado acciones concretas desde la liga para Latinoamérica, algunos equipos ya se han adelantado. En 2017, los Dallas Stars visitaron la Ciudad de México ofreciendo clínicas de hockey para los niños. Un año después, los Kings invitaron a más de 100 jugadores jóvenes a participar en un campamento en la capital mexicana.

Todavía no se han celebrado partidos de pretemporada de la NHL en México, como han hecho ligas como la MLB, NFL y NBA que ya juegan partidos de temporada regular en suelo mexicano.

"Eso es algo que necesitamos explorar", dijo Gutiérrez. "Sería muy bueno traer el hockey a México de alguna forma".

La historia de un imigrante

Gutiérrez mantiene una conexión deportiva y cultural muy significativa con su tierra natal.

"Soy un gran fanático de las Chivas", dijo Gutiérrez, oriundo de Guadalajara.

Gutiérrez se mudó a California con su familia a una temprana edad, y al criarse en Estados Unidos, rápidamente se identificó con el estelar lanzador mexicano de Los Angeles Dodgers, Fernando Valenzuela, así como los mexicano americanos estelares de la NFL, el mariscal de campo Jim Plunkett y el coach Tom Flores, ambos con los Raiders en su encarnación tanto en Oakland y luego en Los Angeles en los años 80.

Que los Coyotes llegaran a jugar en México sería el cumplimiento de un ciclo de vida para Gutiérrez. Se mudó con su familia a Los Ángeles de niño, y posteriormente llegó al norte de California, donde jugó varios deportes en Bellarmine College Prep de San José, la preparatoria donde se graduó en 1991.

"Es la historia del migrante. Dejas tu familia, tu país y llegas a un nuevo lugar, estás aquí para trabajar, para tener éxito y educarte", dijo Gutiérrez.

El ejecutivo la da todo el crédito a su mamá, Lucía, y a su padrastro, David, por brindarle todas las herramientas para destacarse. Gutiérrez tiene tres hermanos: Jaime, Ana Lucía y Lyda, quienes como Xavier, todos con títulos universitarios de prestigiosas instituciones en Estados Unidos.

"La comunidad latina debe saber y entender que tienen la oportunidad de tener éxito", dijo el director general del equipo de Arizona. "Los Coyotes queremos ser un equipo exitoso y un negocio exitoso también. Si podemos hacerlo, seguro vamos a inspirar a algunas personas en ese proceso. Ese es el poder del deporte".