La lucha libre, el vínculo entre la selección de futbol de Japón y México

Una comunidad numerosa de japoneses habitan en Celaya, a quienes -al igual que a los mexicanos- son aficionados al futbol y lucha. Omar Flores

CELAYA -- En el hotel de la Selección de Japón Sub-22 hay una tienda de recuerdos que vende la playera del Pachuca con el nombre de Keisuke Honda, máscaras de El Santo, Blue Demon, Tiger Mask y Mil Máscaras, esta última la más comprada por los integrantes del equipo nipón que hoy enfrenta a la selección mexicana que se prepara para el torneo Pre-olímpico del próximo año.

“Los jugadores de Japón vinieron ayer a la tienda y lo que más compraron fueron las caretas de Tiger Mask y Mil Máscaras”, comentó Toshiko Aibara, encargada de la tienda, que a su vez también opera como agencia de viajes y ayudó a los futbolistas a elegir los artículos que podrían comprar antes de su regreso a su país.

Tiger Mask es un luchador profesional japonés y Mil Máscaras es uno de los peleadores más reconocidos en México. Además de máscaras, los integrantes de la selección Sub-22 nipona adquirieron muñecos y playeras que servirán como recuerdo del juego que disputarán contra el equipo de Jaime Lozano en el estadio Miguel Alemán Valdés.

“En Celaya no hay una plaza en la que se pueda adquirir esto y es una ciudad a la que vienen muchos japoneses; entonces, vimos una oportunidad de negocio. Ahora hasta los jugadores de la selección vinieron a comprar”, contó Aibara, que llegó a México desde hace tres años y medio.

Las máscaras tienen un costo de 180 pesos para adulto y 140 para niños, la sensación entre los futbolistas de Japón fue la que usaba Mil Máscaras.