Tokio representa la revancha deportiva para la tiradora Adriana Ruano

Adriana Ruano señaló haber sentido alivio ante la decisión de aplazar la justa olímpica ante la emergencia sanitaria mundial. @COGuatemalteco

Con perseverancia y disciplina, la tiradora nacional Adriana Ruano Oliva cumplirá su sueño que mantenía desde la niñez de asistir a Juegos Olímpicos como atleta. Fue la primera deportista de Guatemala que obtuvo la clasificación a Tokio en la modalidad de foso olímpico, en el tiro con armas de caza.

Se trata de una disciplina deportiva que practica desde hace siete años, luego de que una lesión en la espalda no le permitiera continuar en la gimnasia artística, y quedando a 20 días de asistir a un Mundial en Tokio, clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Londres. Fue por medio de una invitación realizada por el tirador Rodrigo Zachrisson en noviembre de 2012, que empezó a afinar la puntería e incursionó en el tiro deportivo.

“La primera competencia que tuve fueron los juegos deportivos juveniles. En 2014 tuve mi primera salida internacional a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz. Para 2016, tuve una competencia en Colorado Springs, donde avancé por primera vez a una final, que me tocó competir con lluvia y granizo, rompiendo 14 de 15 platos, consiguiendo mi mejor tirada hasta ese momento”, relató Ruano a ESPN sobre sus primeros pasos en el deporte.

Otra de las competencias que han marcado la carrera de Adriana fue el clasificatorio en República Dominicana a Juegos Centroamericanos y del Caribe, donde compartió equipo con Jean Pierre Brol, consiguiendo el primer lugar. Meses después ganó el tercer lugar en Barranquilla 2018, y en noviembre del mismo año, compitió en el Campeonato de las Américas en Guadalajara, México, obteniendo el segundo lugar y su clasificación a Juegos Panamericanos de Lima y Juegos Olímpicos de Tokio.

“Fue la competencia que más he disfrutado. Sobre todo, la final donde salió el resultado y obtuve la clasificación para Tokio. Desde meses antes ya me visualizaba en ese momento por la experiencia en el deporte. Lo miraba difícil, pero no imposible. Sólo quedaba junto a dos estadounidenses y al final una de ellas falló el tiro, yo rompí mi plato y era una mezcla de emociones al saber que ya estaba clasificada a Tokio, pero aún faltaban 10 platos para definir el primer lugar. Al terminar, mi entrenador dominicano Pedro Zayas me dice ¡Chica nos vamos a Tokio! y comenzamos a llorar”, recordó emotivamente la atleta de 24 años.

De esta manera, Ruano alcanzó su meta por la que había luchado desde muy pequeña con su carrera deportiva. “Cuando pasé por la lesión en gimnasia, fue un momento muy duro porque sacrifiqué toda mi vida para lograrlo y por una lesión no se me iba a truncar el camino. En 2014 abrieron las inscripciones para asistir como voluntario a Juegos Olímpicos y apoyé dentro de las canchas de tiro. Ahora como atleta es una gran responsabilidad y un gran orgullo personal lograr el boleto”.

Tras la decisión de aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio, su presentación en Juegos Olímpicos se demorará, pero su preparación continuará con las jornadas de entrenamiento en el club de tiro por la mañana y por las tardes en gimnasio.

“Se siente un alivio al conocer que ya se tomó una decisión. Estábamos con estrés desde hace un mes y ahora sólo queda conocer las nuevas fechas. Fue una decisión lógica que se tomó ante la pandemia del coronavirus y deja ver que el COI está priorizando la salud y seguridad de los atletas”, agregó la atleta, quién obtuvo el título universitario en nutrición clínica.

Adriana Ruano junto a Waleska Soto y Juan Ramón Schaeffer, serán los representantes de tiro deportivo en las justas olímpicas.

“Entregaré todo en la cancha, no sólo por mi sueño, sino por el país que necesita noticias buenas y positivas, esperamos que los resultados lleguen”, puntualizó Ruano.