Alex Morgan, a 100 días del sueño olímpico en Tokio

Alex Morgan, una de las más grandes figuras del futbol femenil, se encuentra en Europa con el resto de sus compañeras de la Selección de Estados Unidos para dos partidos amistosos frente a Suecia y Francia, a modo de preparación rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio este verano. El sábado, empataron por 1-1 frente a las suecas y este martes se miden a la selección gala.

Desde su habitación de hotel en la concentración de Estados Unidos, la delantera estelar del equipo de las barras y las estrellas se sentó a platicar de manera virtual.

“No voy a mentir, el equipo se está viendo bastante bien”, dijo segura Alex Morgan Carrasco en entrevista exclusiva con ESPN Deportes. “Nos estamos sintiendo muy certeras, hay mucha emoción en el grupo de cara a los Olímpicos. No queda mucho tiempo juntas previo a la competición, así que tenemos que aprovechar cada momento en este campamento”.

La selección de Estados Unidos es la número uno en el ranking de la FIFA. Su dominio en el futbol femenil es evidente y repiten como claras favoritas a llevarse la medalla de oro.

“Diría que sí somos favoritas”, compartió sonriente Morgan. “También es una realidad que vamos a estar jugando en Japón y ellas siempre aparecen en los torneos, son un equipo difícil. (La selección nipona) ha atravesado una especie de reestructuración, tiene un equipo mucho más joven ahora, pero no puedes descartar al país anfitrión. También están Suecia, Brasil, hay muchos competidores muy fuertes. Además, ahora serán 12 equipos y cada juego importa, hay que tomar cada uno como una final”.

Hasta ahora, diez selecciones tienen boleto a la justa olímpica: Japón, Estados Unidos, Australia, Brasil, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Zambia, Países Bajos, Suecia y Canadá. Los dos lugares restantes se definirán con un repechaje entre Corea del Sur contra China y en la otra llave, Camerún frente a Chile.

La selección femenil de Estados Unidos seguirá dando la cara por el futbol estadounidense. El condecorado combinado peleará por regresar al sendero de las medallas en Tokio, luego de que, en la pasada justa olímpica de Río 2016, fueron eliminadas en cuartos de final. Su contraparte, la selección varonil Sub-23, no consiguió el boleto por lo que no estarán presentes en la competición en verano.

“Fue muy desafortunado (que los hombres no calificaran). Todos pensábamos que este equipo era el grupo para calificar a Olímpicos. La pandemia creo que terminó por afectarlos y no llegaron de la manera que esperaban”, compartió la delantera de 31 años.

La selección varonil Sub-23 que representó a Estados Unidos en el torneo Preolímpico careció de muchas de sus figuras, ya que los clubes optaron por no cederlos para la competición clasificatoria. De haber calificado, el combinado que hubiera viajado a Tokio habría sido de gran peso, considerando que sus actuales figuras están en la edad reglamentaria para la justa olímpica. Tal es el caso de jugadores como Giovanni Reyna, Christian Pulisic, Sergiño Dest y Weston McKennie, quienes son menores de 23 años.

“Ves tanto talento joven, en general, y el ranking (de FIFA) para la selección varonil va subiendo, eso siempre es positivo. Sin duda, debemos mejorar nuestras categorías inferiores porque ése es nuestro futuro talento”, dijo.

Contrario a lo ocurrido en el futbol varonil, el combindo femenil de Estados Unidos sigue dominando al mundo. Es la selección más ganadora en la historia de Copas del Mundo con cuatro títulos, al igual que cuatro medallas de oro y una de plata, desde 1996, cuando el futbol femenil se volvió olímpico. Pero, ¿Cuáles son algunos factores que han hecho que la selección estadounidense sea tan dominante en el futbol femenino?

“Nuestra liga de futbol doméstica es algo que ayuda mucho a desarrollar talento, al igual que el sistema colegial que es único en el mundo”, aseveró Morgan Carrasco. “También es una realidad que tenemos más recursos que otras selecciones nacionales, más allá de que estamos peleando legalmente con la Federación de US Soccer por igualdad de trato y salario, le llevamos aun así la delantera a muchas otras selecciones. En comparación con otros países, también influye que hay un gran respeto por las mujeres en el deporte en Estados Unidos”.

Desde abril de 2016, las jugadoras norteamericanas impusieron una demanda legal a la Federación estadounidense por discriminación de género institucional por un menor salario, condiciones de entrenamiento y viaje, con respecto a los varones. En 2017, firmaron un acuerdo con US Soccer por cinco años para incrementar el salario base. Dicho acuerdo vence este 2021, por lo que la lucha sigue.

“Ha habido muchos altos y bajos (en esa lucha por la igualdad), ha sido una montaña rusa. A veces sientes que estás peleando, pero no llegas a ningún lado. Al mismo tiempo, hay que celebrar las pequeñas victorias que obtenemos. Es importante reconocer que la lucha que tenemos ahorita no necesariamente es para ver resultados inmediatos en mi cheque, sino pensando en los cheques de las futuras jugadoras y ese sentir de verdadera igualdad que mi hija por ejemplo podrá disfrutar”, aseveró Alex.

Alex Morgan, quien debutó como mamá en mayo pasado, ha ganado prácticamente todo como profesional. Dos veces campeona del mundo, presea dorada en Olímpicos, UEFA Champions League, títulos de liga y distintos galardones individuales. Sin embargo, la emblemática atacante dorsal número 13, aún tiene mucho que demostrar.

“Aspiro a ser la mejor jugadora que puedo. Considero que ésa es la mejor jugadora del mundo, pero debo demostrarlo cada día. Es mi propia historia de resurgimiento después de dar a luz y convertirme en mamá. Quiero probarme a mí misma que pertenezco y merezco estar en lo más alto”, concluyó Morgan.

A 100 días de los Juegos Olímpicos de Tokio, Alex Morgan desea seguir dominando el mundo, representando el poder femenino y llevando la bandera de los Estados Unidos a lo más alto.