Tokio 2020: ¿Está destinado el 'Team USA' a repetir la actuación de Atenas 2004?

play
Las derrotas de Estados Unidos en el basquetbol olímpico (0:51)

El conjunto de 'Barras y Estrellas' contabiliza pocos descalabros, a pesar del revéscontra Francia en Tokio. (0:51)

Los aficionados del equipo estadounidense siguen sorprendidos por la derrota ante Francia de cara al compromiso contra Irán

¿Está imitando el equipo masculino de baloncesto de Estados Unidos la misma actuación que firmaron en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 ganando la medalla de bronce?

De cara al segundo partido de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos ante Irán, los aficionados del equipo de las 'Barras y las Estrellas' siguen sorprendidos por la derrota ante Francia por 83-76 en el juego inaugural del domingo en Tokio y que significó el primer descalabro para Estados Unidos en una competencia olímpica desde 2004, cuando la derrota ante el eventual medallista de oro de Argentina en las semifinales condenó al combinado norteamericano a la medalla de bronce. Al igual que ocurrió hace 17 años, Estados Unidos perdió algunos partidos de preparación previo a los Juegos Olímpicos y cayó en su primer juego en la justa olímpica.

El equipo de Estados Unidos de baloncesto respondió a la decepción de 2004 armando un programa más sólido con Mike Krzyzewski que llevó a los norteamericanos a ganar las medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 2008, 2012 y 2016. ¿Esa racha de preseas de oro está destinada a acabar luego de la derrota ante Francia? Comparemos lo que sucedió en Atenas 2004 y lo que está pasando en Tokio 2020.

Campeonato del Mundo

Aunque 2004 fue la primera vez que el equipo de Estados Unidos con jugadores de la NBA no ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, un equipo profesional de Estados Unidos había perdido previamente en casa el Campeonato Mundial de la FIBA ​​de 2002 en Indianápolis, con marca de 6-3 y terminando en sexto lugar después de caer en los cuartos de final ante Yugoslavia.

Para 2019, en la Copa Mundial de la FIBA, los resultados de Estados Unidos en China fueron similares: una derrota en los cuartos de final ante Francia y terminaron en séptimo lugar.

Estrellas no disponibles

Inicialmente, 'Team USA' se recuperó de la decepción de 2002 tras calificar a los Juegos Olímpicos a través del Torneo FIBA ​​de las Américas, ahora conocido como AmeriCup - Estados Unidos armó una plantilla con cinco miembros de la-NBA destacando la presencia de Ray Allen y Vince Carter. Ese grupo aplastó a Argentina 106-73 en la final para ganar el torneo. Estados Unidos parecía haber recuperado su lugar en la cima del baloncesto mundial.

Para los Juegos Olímpicos de Atenas, la plantilla de Estados Unidos era mucho más joven. Solo tres jugadores de la escuadra del Torneo de las Américas 2003 regresaron mientras que estrellas como Allen, Carter, Kidd y Tracy McGrady, decidiendo no participar. En su lugar, Estados Unidos incluyó a jóvenes como Carmelo Anthony, LeBron James y Dwyane Wade por lo que el grupo sobresalía por su falta de experiencia al incluir a seis jugadores de 22 años o menos.

Como fue el caso este verano, el equipo de Estados Unidos de 2004 no estuvo desprovisto de talento principal. Tim Duncan y Allen Iverson, que habían ganado en conjunto tres de los cuatro premios MVP de la NBA encabezaron la lista. Pero eran los dos únicos atletas olímpicos que habían sido All-Stars durante la campaña 2003-04. En conjunto, la producción del grupo de 2004 de la temporada anterior en términos de victorias por encima de la métrica de jugador de reemplazo (WARP) palideció a las listas de EE. UU antes y después - hasta ahora.

Sorprendentemente, la lista de Estados Unidos de este año presenta solo dos jugadores que produjeron al menos 10 WARP durante la temporada regular 2020-21: Damian Lillard (14.8) y Jayson Tatum (10.1). Bradley Beal (11.0) habría sido tercero si no se hubiera visto obligado a retirarse debido a los protocolos sanitarios, mientras que Kevin Durant perdió la marca por lesiones que lo limitaron a 35 juegos. Aun así, incluso la lista de 2004 tenía cuatro de esos jugadores: Duncan, Stephon Marbury, Shawn Marion y Lamar Odom. Mientras tanto, los reemplazos tardíos de este año para el equipo de EE. UU., Keldon Johnson y JaVale McGee, produjeron menos WARP que cualquiera en la lista de 2004.

La falta de continuidad es otro punto de comparación entre las listas de 2004 y 2021. Ambos equipos contaron con ocho jugadores que fueron considerados a la selección de Estados Unidos por primera vez para una competencia internacional.

Partidos de exhibición

La derrota del equipo de Estados Unidos el domingo fue precedida por un par de derrotas en duelos de exhibición disputados en Las Vegas, primero con una derrota por 90-87 el 10 de julio ante Nigeria y luego con una derrota por 91-83 ante Australia dos días después. Al igual que en 2004, cuando el equipo de Estados Unidos sufrió su primera derrota con jugadores de la NBA en una exhibición contra Italia en Alemania, fue fácil excusar esas actuaciones.

En ambos casos, los resultados en los compromisos exhibición demostraron ser reveladores una vez que comenzaron los Juegos Olímpicos. Lo mismo sucedió en 2019, cuando Estados Unidos perdió en Australia en el período previo a la Copa del Mundo. Aunque los juegos en sí mismos podrían importar poco, ciertamente los duelos de exhibición puede servir para vaticinar lo que sucederá.

¿Terminará igual la historia?

Tan difamado como el equipo olímpico de 2004, el equipo americano consiguió algunos buenos resultados. Estados Unidos le dio a España su única derrota en Atenas, eliminando al máximo favorito del Grupo A en los cuartos de final. Y después de perder ante Argentina en las semifinales, el equipo norteamericano se recuperó para ganar a Lituania, que había vencido a los estadounidenses en fase de grupos.

Sin embargo, el 'Team USA' con jugadores de la NBA son evaluados en una escala de aprobado y reprobado siendo la medalla de oro el único resultado satisfactorio. Cabe recordar que durante los duelos de preparación, Estados Unidos firmó una importante victoria por 83-76 sobre España para concluir el juego de exhibición en Las Vegas y demostró que la escuadra estadounidense puede vencer a cualquier rival las cosas van bien.

Sin embargo, ganar el oro en Tokio podría no ser lo mejor para el futuro del baloncesto norteamericano. Después de años de plantillas menos talentosas en la Copa del Mundo y Juegos Olímpicos, parece que ha llegado el momento de que Estados Unidos reinicie el programa como lo hizo con Krzyzewski y Jerry Colangelo entre 2004 y 2008. Estados Unidos haría bien en seguir ese camino.