Presidente de Federación Mexicana de Softbol asegura que jugadoras debían hacer espacio en sus maletas

Rolando Guerrero señaló que no iban a responder en redes sociales luego de la denuncia que las seleccionadas dejaron sus uniformes en la basura

El presidente de la Federación Mexicana de Softbol, Rolando Guerrero justificó la decisión de las jugadoras de la selección en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 de abandonar los uniformes de entrenamiento dentro de las instalaciones de la Villa Olímpica, esto debido al sobrepeso que cada una de las jugadoras tenían en su maleta tras su regreso a México.

"La decisión de dejar los uniformes usados, dejaron hasta guantes, un guante de ellas anda y está en 200 dólares, o sea porque traían otros tres; ese guante era el viejito con el que ya habían pitchado. Tenían que hacer espacio en su maleta, si estaba en la basura y andan husmeando en la basura, porque el equipo de sóftbol no es lo mismo empacar 33 bates, los arreos de catcher, los arreos de juego, los tres uniformes, los de entrenamiento, que empacar un par de guantes, es mucho más fácil empacar un par de guantes que con todo respeto, ni vamos atacar, ni vamos a responder, ni vamos a responder nada en las redes, simplemente fue un hecho de sobrepeso" comentó el federativo a Azteca Deportes.

El federativo defendió la acción de sus jugadoras, y cuestionó la acción de las boxeadoras mexicanas Esmeralda Falcón y Tamara Cruz, quienes denunciaron en redes sociales el abandono de la indumentaria mexicana.

"Cada una traía todos sus uniformes de entrenamiento, sus uniformes de juego, pues es sobrepeso y lo tiras a la basura. Ahora sí que me salieron (Esmeralda y Tamara), no sé cómo se llaman los que andan buscando en la basura, pero bueno mis respetos yo y todo el equipo queremos que México gane medallas. La verdad la sufrimos, esa medalla nos sigue doliendo porque quería traerme una medalla para México. Ojalá y arriba del ring ganen y que tengan el mismo alcance que tuvimos nosotros" comentó el presidente del organismo.

Así mismo Guerrero comentó que a cada una de las jugadoras de sóftbol se les otorgaron tres uniformes, por lo que fue una de las cuestiones del sobrepeso en el equipaje de las jugadoras que representaron al país.

" Nosotros le entregamos a cada una 9 de cada color dimos tres rojos tres verdes y tres blancos y los blancos eran los más limpios pero en definitivo tenían mucha ropa".