Diego López pasó de ver Londres 2012 en casa a ser triple medallista paralímpico en Tokio 2020

play
Diego López: 'Quiero pelear por el Premio Nacional del Deporte' (3:07)

El nadador habla sobre su motivación y el camino para lograr llegar a la cima olímpica (3:07)

El mexicano Diego López cumplió su promesa en los Paralímpicos de Tokio 2020 y pasó de observar los juegos en televisión a convertirse en un medallista

De oro, plata y bronce, así fue el camino de Diego López en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, uno que se trazó hace nueve años, cuando vio Londres 2012 desde el sillón de su casa en Xalapa, Veracruz, y que este viernes hizo realidad al alzar su tercera presea olímpica a sus apenas 26 años.

Diego, el ‘Misili’ López se prometió no regresar a su hogar, en Xalapa, sin cumplir sus sueños y objetivos, y aunque hoy ya cumplió, se dio cuenta que aún le queda mucho camino por recorrer y su techo se hizo más alto.

Da nostalgia y dices que todo valió la pena, cada metro y cada brazada nadada”, compartió a ESPN Digital quien también fuera el abanderado de la delegación mexicana.

Estaba bastante nervioso y con el bronce fue tranquilo y mi mente fue de no tengo nada que perder y mucho que ganar. Nada que perder porque ya tenía mi medalla y era el objetivo y no me importaba el color. Ahora tengo una de cada color y es algo muy muy padre. Me dicen, te llevaste de todos los sabores y sí, me traje una de cada una”, detalló a este portal.

De algo está seguro y es que entró a la historia de su ciudad como el único deportista paralímpico con una medalla en una justa veraniega. Con un recuerdo dulce y un semblante feliz, el ‘’Misil’ recordó que sus papás fueron los primeros con los que habló y que el escuchar a su mamá en llanto de felicidad hizo que todo el esfuerzo valiera la pena.

“Me dio mucho gusto escuchar a mi madre que estaba en un mar de lágrimas, aunque no me gusta verla llorar. Escuchar a mi madre fue muy gratificante. Mi papá estaba entre conteniéndose y llorando y esa sensación de haber cumplido. Cuando me fui de mi casa no sabía si iba a lograrlo o no y me dieron ese voto de confianza”, sostuvo.

Me propuse no regresar a casa hasta conseguir el objetivo, ahora lo consigo y no pienso regresar todavía. Me falta mucho que dar, muchas competencias y seguir mi sueño porque esto no para en esta competencia y quiero lograr el objetivo de ser de los máximos medallistas de la selección mexicana de paranatación”, señaló.

López cumplió muchos sueños en Tokio 2020 y uno de ellos fue el competir y ganar una presea al lado de uno de sus ídolos, Arnulfo Castorena, quien también se colgó el oro en los 50 metros pecho.

Tengo tres ídolos. Siempre lo he dicho, son Pedro Rangel, Aramitzi González y Arnulfo Castorena. Es bonito compartir estos momentos con él y ver que ganó una medalla de oro. Recuerdo algo bonito que me dijo el día que ganó su oro en 50 metros pecho, me dijo ‘Y falta la tuya, canijo, estoy seguro que lo vas a lograr’. Entonces cuando me dijo eso y luego en el comedor me dijo ‘Falta la tuya’, como dos veces fue como de ‘no manches’, ahora sí que competir con él sigue siendo mi ídolo y lo será siempre”.

Diego, el ‘Misil’ López conquistó Tokio 2020 y su paso por Xalapa será fugaz, solo para saludar. A nueve años que estaba en el sillón de su sala, con sus padres y viendo Londres 2012, recordó cómo nadar le cambió la vida cuando pasaba momentos complicados.

“Son nueve años desde que estaba sentado con mis padres y desde ahí no paré. Estaba en una etapa complicada de muchos relajitos, me empecé a motivar en lo que quería y fue motivante para mí y acabar el bachillerato”.

“Si alguien me ve como motivación en lo deportivo, igual en lo escolar. Me cuesta a mí mucho, me cuesta más lo escolar que nadar (risas), entonces es algo que animaría a toda la gente”, concluyó.