Esquiadora estadounidense Mikaela Shiffrin quiere competir en los cinco eventos individuales en JJ.OO. de Beijing

Andrea Solero/EPA

Lo primero es lo primero para Mikaela Shiffrin: Ella está segura que quiere participar en cada prueba individual del esquí alpino femenino en los Juegos Olímpicos de Beijing.

La esquiadora de 26 años de Colorado también sabe que ese era su objetivo para los más recientes Juegos Olímpicos de Invierno -- y las cosas no salieron del todo según lo planeado en aquella época.

Así que mientras Shiffrin se alista para el inicio de la temporada de Copa del Mundo este mes, entonces mira más allá hacia el viaje a Asia en febrero, examina varias maneras en que puede superar sus marcas para ambos. Eso significa cómo actúa sobre sus esquís, al acelerar al bajar una ladera de la montaña, por supuesto, así como áreas que pueda mejorar mientras está alejada de las pistas.

"Algo con lo que sueño ahora mismo es poder competir en cada evento en la China. Pero eso significa que tengo que hacer mucha más preparación mentalmente", dijo Shiffrin desde Austria el viernes, durante una videoconferencia con reporteros. "Tan solo entender cómo eso me afectará mental y físicamente a lo largo de, básicamente, las tres semanas que estemos ahí.

"Así que sin duda requiere gran parte de mi enfoque para pensar: ¿Cuáles son las casillas que debemos marcar, incluso completamente fuera de esquiar y la técnica y las tácticas y el lado físico de las cosas? ¿Cuáles son las casillas que debemos marcar para asegurarnos que yo tenga un cierto nivel de comodidad al quedarme en un lugar donde nunca he estado antes durante tres semanas y al lidiar con el jet lag y para recuperarse de eso tan rápido como sea posible?"

Shiffrin ha ganado tres medallas olímpicas, dos de ellas de oro. Ella también ha ganado 69 carreras de Copa del Mundo -- solo Ingemar Stenmark, con 86, y Lindsey Vonn, 82, tienen más en la historia del deporte -- junto con un trío de títulos generales.

Cuidando señalar algunas advertencias, incluyendo que ella necesita esquiar lo suficientemente bien para ganarse un cupo en el equipo estadounidense para los cinco eventos individuales de esquí alpino de mujeres en Beijing, a Shiffrin le encantaría estar en la puerta de salida; eslalon gigante 7 de febrero, eslalon 9 de febrero, super-G 11 de febrero, esquí de pista 15 de febrero y combinado 17 de febrero.

Aunque esa era la idea en los Juegos de Pyeongchang 2018 también, antes de que la reprogramación relacionada al clima contribuyó a que Shiffrin participara en tres carreras. Ella se fue de Corea del Sur con una medalla de oro en el eslalon gigante, plata en combinado y un cuarto lugar en el eslalon.

"Sin duda me alejé con los ojos muy abiertos después de eso", dijo Shiffrin el viernes.

"Hay una caja llena de cosas que podemos sacar para solamente preparaciones olímpicas y, ¿cuánto me importa dar mi mejor esfuerzo para que todos los eventos se den? Pero además saber que tantas cosas pueden cambiar, no solo entre ahora y ese momento, sino apenas entre el arranque de la primera carrera olímpica hasta el final de los Juegos, ese plan podría cambiar muy fácilmente. Así que está ese lado de las cosas", dijo ella. "Y obviamente, vas a los Juegos Olímpicos y esperas ganar medallas. Ese es el sueño. ... Pero entonces tienes la temporada de Copa del Mundo".

Sí, ella no está ignorando eso.

Cuando el calendario arranque el 23 de octubre en Sölden, Austria, Shiffrin insistirá en estar a la altura de "otro gran sueño" -- competir por el trofeo general una vez más.

Eso no fue posible la pasada campaña, cuando evitó las carreras de velocidad hasta los campeonatos mundiales luego de volver de una interrupción de 10 meses a raíz de la muerte de su padre, la pandemia del coronavirus y su espalda lastimada.

"Nunca habrá una garantía de que puedo ganarlo de nuevo, y es ... muy difícil saber si eso es siquiera un objetivo realista para esta temporada -- o en algún punto de nuevo en mi carrera", dijo Shiffrin. "Pero intento hacer el trabajo para que eso sea posible".