Los de arriba descansaron y Arndt ganó la 8ª etapa de la Vuelta

El alemán Nikias Arndt (Sunweb) abrió su cuenta en la Vuelta con un triunfo al esprint en la octava etapa, disputada entre Valls e Igualada, en la que los favoritos ahorraron energía en la víspera de la montaña de Andorra y permitieron que el francés Nicolas Edet (Cofidis) se enfundara el maillot rojo de líder.

Siguen los regalos en la Vuelta y algunos los aprovechan con gusto. Es el caso de Arndt, de 27 años, el más rápido entre el grupo de 21 escapados que marcaron la jornada de principio a fin. El alemán, ganador de etapa en el Giro 2016, cortó el sueño del español Alex Aramburu (Caja Rural Seguros RGA), segundo clasificado.

En el trayecto entre ambas localidades catalanas, el pelotón con los favoritos decidió guardar fuerzas para la corta pero explosiva etapa de Andorra, donde esperan 5 temibles puertos en 94 kilómetros. Por eso levantó el pie y llegó a meta, a ritmo cicloturista, con un retraso de 9.24 minutos.

No hubo dolor. Los "gallos" Miguel Ángel "Superman" López, Primoz Roglic, Alejandro Valverde y Nairo Quintana mantuvieron sus diferencias, 27 segundos entre ellos, y se citaron para la batalla en el Principado.

La jornada de bandera blanca en la general dio paso a otro líder, el francés del Cofidis Nicolas Edet, que se suma al éxito de su compañero Jesús Herrada como vencedor de la etapa en Ares de Maestrat. El ciclista galo, de 32 años, dejó su sello en la Vuelta 2013 con el premio de la montaña.

Clasificación ficticia ante la primera gran etapa de montaña. Edet sonríe vestido con la roja, seguido por el belga Dylan Teuns, que también se ha probado la prenda, a 2.21 minutos, y por Superman López a 3.01. A partir de ahí, Roglic, Valverde y Quintana en un puñado de segundos.

ESCAPADA NUMEROSA, FAVORITOS EN MODO AHORRO
El pelotón salió a toda mecha tras el recuerdo en Valls del malogrado Xavi Tondo y la entrega de la soñada "Play" a Madrazo, el aventurero líder de la montaña. Escapada de 21 con Edet como el mejor clasificado a 6.24 del líder.

Iba a llegar la fuga. Por la calidad de los componentes y por la actitud del pelotón. Allí también se incrustaron, Luis León Sánchez, Teuns, Stybar, David de la Cruz, Arndt, Sergio Henao, Aranburu, Jesús Herrada y Fernando Barceló.

Entendimiento e intereses comunes hasta la única dificultad del trayecto, el Puerto de Montserrat (2a, 7 kms al 6,6 por ciento), donde las amistades se volvieron peligrosas. Subiendo se fueron Stetina, Barceló y Herrada, que pasaron por la cima con unos segundos sobre los perseguidores. Del grupo principal se sabía entonces que se encontraba a más de 6 minutos.

DESCENSO PELIGROSO Y SORPRESA DE ARNDT
Con 25 kilómetros para meta apareció la lluvia, que convirtió el asfalto en un escenario muy peligroso. Quien lo iba a pensar con el calor que atizaba por la mañana en Valls. Los ataques se iban sucediendo uno tras otro. Barceló lo intentó de nuevo, luego Aranburu se vino arriba con otra arrancada, pero a 4 de meta los 21 del inicio volvía a estar juntos.

Entre todos, con un historial excelso en clásicas, el checo Stybar (Deceuninck) asomó al final con un órdago que fue contestado de inmediato. Y se acabaron las bravuconadas. Esprint puro entre 13 corredores que entraron a la refriega. Destacó Arndt, más rápido que ninguno. No ganaba desde la Clásica Cadel Evans de 2017.

Mientras, los jerarcas de la general a su "rollo". En Andorra les espera un reto de 94 kilómetros con 5 puertos: el Ordino (1a), La Gallina (Esp), La Comella (2a), Engolasters (2a) y Cortals D'Encamp (1a). En el Principado necesitarán las fuerzas ahorradas en la etapa cien por cien catalana