The Bucket List recorrió una de las ciudades más bellas del mundo: Río de Janeiro

play
The ESPN Bucket List: Copa América (9:00)

Nati Jota y su experiencia en la final de la Copa América 2019. (9:00)

Hay lugares en el mundo que no pueden dejar de visitarse. Lugares que son considerados verdaderos templos del deporte, que marcaron historias y que guardan recuerdos en cada uno de sus rincones. El Maracaná es uno de ellos. Y nada mejor para visitarlo que una definición de Copa América.

Nati Jota vivió desde adentro la final que disputó el local, Brasil, ante Perú. El viaje de The Bucket List recorrió así una de las ciudades más bellas del mundo: Río de Janeiro. Sí, la “Ciudad Maravillosa” lució todo su esplendor para este partido.

Salir a recorrer la ciudad no fue una tarea fácil, sobre todo para una argentina que tenía que ver jugar en la final a Brasil, el archirrival. Pero Río todo lo puede: es un lugar increíble, feliz y alegre, donde el amor por el fútbol se siente en la piel.

El “jogo bonito” del que siempre se escucha hablar se ve en las calles, en las playas, en cada espacio que se recorre. Aunque no se hable el mismo idioma, con una pelota de por medio y ganas de jugar, hay diversión asegurada. No hacen falta las palabras para entenderse, hay amistad, unión, el fútbol tiene un lenguaje universal.

Con los sambistas bailando a cada paso, en Río hay carnaval hasta en invierno.

Cuando se habla del Maracaná parece que se hablara de un estadio de otro planeta. Es imponente desde donde se lo mire, estando vacío y más cuando se encuentra lleno. La mística se siente a cada paso.

La final empezó antes, en las calles, con la gente yendo al estadio a alentar a sus equipos. El ambiente y el entorno, contagian, se siente lo mismo que la persona que está al lado, aunque no se comparta el amor por la misma camiseta. Río, el Maracaná y una final por Copa América forman un combo que resulta inolvidable. Una experiencia única.