Fran Cerúndolo con ESPN: "Ser Top 10 el año que viene va a ser el objetivo principal"

Francisco Cerúndolo (Argentina, 25 años) finalizó la temporada 2023 como el mejor tenista de su país en el ranking mundial ATP por primera vez en su carrera. Ubicado en el puesto número 21, el nacido en Buenos Aires cerró el año con un balance más que positivo tras lograr la mejor posición en el escalafón mundial, su primer título sobre césped (segundo ATP desde que es profesional) y haber participado en la Laver Cup, evento que también ganó.

En una charla con ESPN Tenis, el mayor de los hermanos Cerúndolo habló sobre el balance su temporada, las metas que se propuso para el 2024, cómo ve la competencia en el tenis actual, entre otros temas.

EL BALANCE DE LA TEMPORADA

En 2023, Francisco Cerúndolo terminó con un saldo de 39 victorias y 26 derrotas, un título ATP ganado (250 de Eastbourne), un título en equipo (Laver Cup) y meterse de lleno entre los mejores 25 jugadores del circuito actual. Para él, así fue su balance: "Creo que fue mi mejor año. Fue muy bueno pero que era muy difícil porque arrancar un año después de lo que había sido el año pasado, donde capaz no fui favorito en todo el año y fue todo en ascenso, este año era como revalidar lo que había hecho en 2022. Entonces había mucha expectativa, muchas presiones, mucho todo alrededor mío y creo que por eso se hacía un año complicado. A pesar de todo eso tuve mi mejor temporada, tuve grandes resultados, gane un título, la verdad que no tengo nada para decir".

Tras haber iniciado el año 2022 como número 30, un año después lo hace en la posición 21. Esa mejora, explica, se fue dando a través de todo un proceso. "Creo que al haber jugado el año pasado a un nivel alto me hizo aprender muchas cosas, que luego tomé para la pretemporada de este año y trasladarlo a este como aprendizaje. También la adaptación al nivel, porque empezar a enfrentarte a todos jugadores, los mejores del mundo, todas las semanas es difícil. Al principio uno se siente asfixiado, sentís que estás al límite todo el tiempo, que no te sobra nada. Después, con el correr de los partidos, te empezás a sentir parte de ese nivel, a sentir que tu juego se va adaptando y un poco fue el proceso de adaptación a ese nivel y no sentirte fuera de eso".

Posteriormente, agrega, siguió con la rutina habitual que ya venía realizando: "Yo me venía entrenando bien, haciendo las cosas lo mejor posible para poder seguir mejorando y aunque llegué al 30 del mundo, seguí mejorando, seguí incorporando cosas, seguimos tratando de mejorar con el equipo y creo que eso también es clave para poder seguir mejorando y no conformarse con nada. Y después un poco entender que como estoy jugando contra los mejores del mundo todos los partidos van a ser durísimos, todos los partidos van a requerir que yo esté al 100% desde mi parte física, tenística, mental...entonces tengo que estar siempre lo mejor preparado posible en esos tres aspectos porque bajas un poquito en alguno y a este nivel podes perder con cualquiera"

LA COMPETENCIA ACTUAL EN EL MAYOR NIVEL DEL CIRCUITO

Cerúndolo comparte, actualmente, un circuito muy distinto del que fueron parte otros coterráneos suyos décadas atrás. Es que entre 2003 y 2019, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer acapararon el tour ganando la mayoría de los trofeos más importantes. Actualmente, con el suizo retirado, el español lesionado (aún sin fecha de regreso) y un serbio en su mejor momento pese a tener 36 años, el argentino cree que el tenis está atravesando un cambio.

"Pasar de Djokovic, Federer, Nadal y Murray, que son los cuatro que predominaron en estos casi últimos 20 años a que hoy te quede un Djokovic en su esplendor todavía, un Nadal que capaz vuelve...bueno Murray también pero no está en su esplendor, pero aparecieron Alcaraz, Sinner, Rune sumado a chicos que son jóvenes que tienen 25,26,o 27 años como Medvedev, Rublev, Tsitsipas, Ruud o Zverev, que son un montón de jugadores que también están ahí que son buenísimos...entonces creo que se está dando un proceso de cambio en el que todos estos jugadores van a estar de acá a 10 o 15 años más. Eso está buenísimo porque creo que hay jugadores que, capaz como Alcaraz, Sinner, Medvedev, están un poco arriba de todo el resto, con Djokovic, pero después todo está muy parejo. Juegan todos muy bien pero creo que se pueden ganar todos contra todos y eso es lo que me motiva a mí y nos motiva a muchos más. Yo estoy 20 del mundo pero este año le gané a muchos Top 10, gané partidazos y creo que eso te da la pauta de que en cualquier momento puedo estar Top 15, Top 10 o también me puedo ir al Top 40 porque como todos están jugando tan bien y todo está tan parejo, es todo muy fino hoy en día. Eso está bueno porque te motiva a que podes aspirar a grandes cosas"

CARLOS ALCARAZ Y HOLGER RUNE, DOS JUGADORES QUE CONOCIÓ EN EL CIRCUITO FUTURE Y CHALLENGER

Durante 2019, mientras Francisco Cerúndolo no tenía ranking ATP y disputaba torneos de categoría Future alrededor del mundo, fue a Palmanova (España) a competir en un evento M15. Allí, con 21 años, alcanzó la semifinal del torneo y le tocó jugar ante un joven de tan solo 15 años: Carlos Alcaraz. "Yo me acuerdo cuando llegué ahí a España, sabía que era un joven que era buenísimo, pero yo no lo tenía visto porque no lo conocía hasta ese momento. Pregunté ahí un poco y me contaron que era un crack, que era el nuevo Nadal. Todos los Future que yo venía jugando, los venía ganando todos, ya estaba casi nivel Challenger y me acuerdo que gané 6-2 y 6-4, un partido muy duro en donde yo decía 'no puede ser que esté jugando a mi 100% con un chico de 15 años' no lo podía creer yo. Me acuerdo que gané y dije "este pibe va a ser buenísimo". No podía creer lo que jugaba con tan poca edad, pero no me imaginé que en tres años iba a ser el número uno del mundo. Porque pasaron tres años literal. Me imaginé que iba a ser N°1 pero más tarde, más maduro él. En tres años pasó a ser N°1 del mundo, ganar un par de Grand Slams. Pero si, ya era muy bueno de chico".

En cuanto a Holger Rune, también lo enfrentó en 2019 pero en el circuito Challenger. Allí se enfrentaron en Italia (Manerbio) donde también fue ganador el argentino. Sin embargo, no esperaba un crecimiento tan rápido del danés como se lo vio en Alcaraz. "Con Rune jugué también en 2019, en un Challenger. Gané en dos sets pero no me sorprendió tanto como Alcaraz. Él me había sorprendido mucho más. Yo justo lo agarré a Rune después de que ganó Roland Garros Junior. Me acuerdo que a la semana siguiente de que lo haya ganado, me toca a mi en primera ronda y el venía encendido porque venía con toda la confianza. Creo que le gané 7-6, 6-0, una cosa así. El primer set fue duro pero no me llamó mucho la atención, me había llamado mucho la atención que tenía un revés impresionante pero después no mucho más. No me lo imaginaba tampoco en tres años Top Ten y peleando todos los torneos grandes del mundo. Ese me sorprendió mucho más su crecimiento tan rápido.

EL TÍTULO EN EASTBOURNE, EL PRIMERO SOBRE CÉSPED PARA EL TENIS ARGENTINO EN 28 AÑOS

Dentro de todos los logros que obtuvo en la temporada, el trofeo en Eastbourne sin dudas fue el más significativo para Francisco. Con 24 años, consiguió su segundo título ATP en su carrera y el primer sobre césped, sin dudas la superficie más complicada que tiene el tour debido a la poca cantidad de torneos que hay en el calendario (8). Además, históricamente siempre ha sido de los tipos de cancha más difíciles para los tenistas argentinos por la poca tradición de canchas de pasto en el país, habiendo solo otros dos jugadores campeones sobre césped: Guillermo Vilas y Javier Frana.

"La verdad, en cuanto a la preparación, yo me acuerdo que me entrené en Argentina pero en cemento. Hice mi preparación cuando volví de Roland Garros. Después me fui unos días antes a Queen's, que fue el primer torneo, y ahí entrenamos tres o cuatro días en pasto y ya después me tocó salir a jugar. Esa semana jugué bien, me acuerdo que le gané a Tommy Paul, perdí con Grigor Dimitrov un partido duro en octavos. Me sentí bien en la primer semana y en la segunda arranqué muy bien en los primeros partidos, con buenas victorias, sintiéndome muy cómodo. En semis me acuerdo que le gané a McDonald un partido que lo tenía perdido, no se ni cómo lo gané. Levanté un partido de locos y de repente dije 'ya estoy en la final, vamos por todo´ y me tocó ganarle de nuevo a Tommy Paul que le había ganado la semana anterior, los dos partidos 6-4 en el tercero, dos batallas durísimas. Fue muy loco, no te voy a decir que me esperaba ganar un título en pasto, ni siquiera era un objetivo pero se fue dando. Creo que yo soy un jugador que me adapto bastante bien a distintas canchas, a todas las superficies o circunstancias que se presenten y creo que eso es lo más importante, mi versatilidad para adaptar mi juego para lo que se venga y creo que por eso rendí bien en césped. Era el segundo año que jugaba la gira, porque había jugado el año pasado y después nunca más había jugado en pasto en mi vida. Pero bueno, son cosas que se dan".

LA CONVOCATORIA A LA LAVER CUP Y LA CHARLA CON ROGER FEDERER, UNO DE SUS ÍDOLOS

A mediados de agosto, mientras se preparaba para disputar el US Open, Francisco Cerúndolo recibió un mail. El mismo era para convocarlo a jugar, por primera vez en su carrera, para el equipo de Resto del Mundo en la Laver Cup, evento en el cual el año anterior se había retirado Roger Federer. En este evento fue compañero de Taylor Fritz, Frances Tiafoe, Tommy Paul, Ben Shelton y Félix Auger-Aliassime con quienes ganó el trofeo tras derrotar a Europa, que estaba compuesta de Alejandro Davidovich Fokina, Gael Monfils, Arthur Fils, Casper Ruud, Hubert Hurkacz y Andrey Rublev. El argentino fue importante en el triunfo ya que derrotó al español en uno de los singles del día uno. Así relató su experiencia:

"Fue una semana increíble. La verdad que es un show impresionante, un torneo que vale la pena ir porque no se compara con ninguno del mundo. Sabía que había chances de que me llamen, de que por ranking me merecía estar ahí, pero igual sabiendo que dependía todo del capitán, de si me seleccionaba o no. Pero era algo que yo lo tenía ahí, con ganas de que se de y cuando pasó nos pusimos re contentos. Una vez ahí, el torneo es impresionante. Tener de capitán a (John) McEnroe, a todos mis compañeros de equipo que eran americanos y Félix Auger-Aliassime de Canadá... yo era el único que era un poco "outsider" de toda esa zona entonces era ver un poco como me adaptaba al grupo pero la verdad que la pasamos de diez, los chicos unos capos todos, muy buena onda. Federer estuvo ahí viendo todos los partidos, vio mi partido, charlé un poquito, creo que es una experiencia que suma para todo".

Con Su Majestad, justamente, mantuvo una charla luego del partido que disputó ante Davidovich. "Charlamos un poquito ahí cuando salí del vestuario, me saqué una foto, me preguntó como la estaba pasando, como veía el evento, si lo estaba disfrutando. Me felicitó un poco por lo que había hecho este año, el año pasado, que me seguía y no mucho más que eso. Pensa que él está a 3000 todo el tiempo pero haber compartido un poquito de charla con él fue lindo".

SU GRAN MARCA ANTE LOS TOP TEN EN 2023 Y EL OBJETIVO PARA 2024

La mejor raqueta del país en la temporada terminó el año con cinco victorias ante jugadores del Top Ten: Casper Ruud (en dos oportunidades: Barcelona y París-Bercy), Félix Auger-Aliassime (Miami), Jannik Sinner (Roma) y Taylor Fritz (Roland Garros). De esta forma, logró ser el primer tenista argentino desde 2018 con esta cantidad de triunfos ante rivales de ese ranking. El último había sido Juan Martín del Potro con siete.

"Ya son varios los triunfos ante Top 10, tengo muchísimas entre Top 20. Creo que esto refleja que estoy bien de nivel, que puedo jugar bien y eso también me da la confianza a mi de al que me enfrente tener la confianza para poder ganarle. Trato de jugar de la misma manera como juego contra cualquier otro que cuando juego contra un Top Ten y con la misma confianza y cabeza del que se me enfrente, intentar ganarle. Creo que al poder ganarle a estos jugadores me da la confianza de para el año que viene poder aspirar a seguir subiendo y mejorando en el ranking"

Por último, Francisco Cerúndolo concluyó revelando que el objetivo para el 2024 será luchar por el ingreso al Top Ten: "Claramente creo que va a ser el objetivo principal, el más grande. Obvio que es un objetivo duro pero es un lindo desafío, una linda motivación para poder cumplir así que creo que va a ser el objetivo más grande el año que viene".