Rafael Nadal: "Estoy en una época diferente"

Rafael Nadal volverá a jugar al tenis de manera oficial en la primera semana del año 2024. El ATP 250 de Brisbane le otorgó una invitación especial para ser de la partida.

Ante esta noticia, este lunes se encargó de aclarar algunas cuestiones: “Tengo y he tenido miedo de anunciar las cosas porque al final es un año sin competir y es una operación de cadera. Lo que más me preocupa no es la cadera, sino todo lo demás. Creo que estoy preparado y confío y espero que las cosas vayan bien y que me dé la oportunidad de poder disfrutar en la pista otra vez”.

El miércoles 18 de enero de 2023, Nadal (N°2 del mundo y máximo preclasificado) caía en la segunda ronda del Abierto de Australia ante Mackenzie McDonald por 6-4, 6-4 y 7-5. El manacorí era el campeón defensor y su rápida eliminación confirmaba problemas físicos. Terminó siendo su último partido oficial.

“Al final es mucho tiempo, por lo cual espero lo primero sentir otra vez esos nervios, esa ilusión, esos miedos, esas duda. Espero de mí no esperar nada. Esta es la verdad. Tener la capacidad de no exigirme lo que me he exigido a lo largo de toda mi carrera. Creo que estoy en una época diferente, una situación y un terreno inexplorado, por lo cual uno tiene interiorizado lo que ha hecho durante toda su vida, que es exigirse el máximo", dijo ante la cámara, en un video publicado en sus redes sociales.

Actualmente en el puesto 663° del mundo, Nadal tiene 37 años y nunca estuvo tanto tiempo alejado del circuito durante su carrera. De hecho, fue en este tiempo que salió por primera vez del Top 10 en 18 años. "Ahora mismo, lo que espero realmente es ser capaz de no hacerlo, de no exigirme el máximo, de aceptar que las cosas van a ser muy difíciles desde el comienzo, darme el tiempo necesario y perdonarme que las cosas vayan mal al comienzo, que es una posibilidad muy grande. Saber que puede haber un futuro no muy lejano en el que las cosas pueden cambiar si mantengo la ilusión y el espíritu de trabajo, y si el físico me responde, sin ninguna duda”.