Pella tuvo en Wimbledon 2019 su Grand Slam de gloria

Cuando Guido Pella abandonó en su debut de Wimbledon 2013 ante el ignoto Jesse Levine en el quinto set, no se imaginaría que estaría en tierras que mucho después le traerían sus mayores alegrías.

Un camino espinoso en el All England Club con un par de terceras rondas, un debut contra el infranqueable "dueño de casa" Roger Federer en 2016 y hasta una ausencia inesperada al año siguiente.

Pero llegó el 2019, el último Wimbledon antes de la pandemia en el que el bahiense pudo desplegar sus alas y volar nada menos que a los cuartos de final.

Una primera ronda ante Marius Copil, una segunda contra Andreas Seppi, un tercer y consagratorio partido ante Kevin Anderson en sets corridos, octavos de final con épica vs. Milos Raonic en cinco y el freno a dos pasos de la final contra Roberto Bautista Agut.

La gesta de haber eliminado en esta edición a dos de los últimos tres subcampeones del torneo (Raonic, finalista en 2016, y Anderson, subcampeón del torneo en 2018). Y el antecedente de vencer en primera ronda de 2018 a Marin Cilic, finalista en 2017. Todo un verdugo de estos tiempos.

El récord total de 8-5 es solo una estadística porque con el próximo Wimbledon seguramente habrá más Pella dando que hablar.