Scotty Pippen Jr. y Shareef O'Neal al equipo de verano de Los Angeles Lakers

EL SEGUNDO, Calif. -- Cuando se abrió la puerta de las instalaciones de entrenamiento de Los Angeles Lakers el martes, Scotty Pippen Jr. estaba sobre la cancha en la posición de rebote en la línea de foul -- pero no murmuró ningún improperio del novato de los Lakers Max Christie mientras lanzaba sus 'regalitos' como lo hizo una vez el padre de Scotty Pippen a Karl Malone.

Y en una cancha adyacente, Shareef O'Neal estaba también realizando tiros desde la línea de foul, pero no los mandó al aro, como lo hiciera su padre, quien se ganó esa mala reputación por llevarlo a cabo de esa manera.

No son Scottie Pippen ni Shaquille O'Neal. Pero los hijos de estos dos miembros del Salón de la Fama de la NBA hicieron interesante su inclusión en el roster del equipo de verano de los Lakers, el cual comenzó sus entrenamientos para el próximo California Classic en San Francisco y el NBA 2K23 Summer League en Las Vegas.

"Definitivamente me gustaría decir que hay un diferente tipo de camaradería para los chicos cuyos papás jugaron en la NBA", dijo Pippen Jr. de 21 años de edad, quien quedó fuera del draft de Vanderbilt y firmó un contrato bidireccional con L.A. la semana pasada. "Porque hay que ir por este tipo de proceso entero desde que eramos pequeños, diría que hay siempre un tipo diferente de presión sobre nosotros. Un diferente tipo de expectación. Pero me quito el sombrero con todos aquellos chicos, porque jugando este juego cuando tu papá es ese tal y tal, la presión es diferente al jugar".

Mientras que el papá de Shareef tiene un curículum excelente con la organización de Lakers -- después de haber ganado tres campeonatos, ser tres veces MVP en las Finales y MVP de la temporada regular durante sus ocho temporadas con el equipo -- Pippen Jr. tiene una mejor oportunidad estando en el roster de Lakers al inicio del campo de entrenamiento.

Shareef O'Neal, de 22 años de edad, no fue drafteado después de tres temporadas desafiantes en UCLA y LSU y los Lakers lo firmaron en un contrato para la Liga de verano.

"Nací leteralemente en este equipo", dijo la semana pasada luego del entrenamiento previo al draft con los Lakers. "Mi papá y Kobe [Bryant] ganaron campeonatos cuando yo nací, y ahora estoy formando parte de los Lakers y ya lo estaba -- fue una locura. Me quedé sin palabras o algo así".

Si bien no se espera que ningún de estos prospectos de Lakers iguale las trayectorias de sus papás, no son más que curiosidades. Ambos han tenido rivales que los pusieron a lo largo de su etapa de aprendizaje especialmente por los nombres sobre los jerseys en sus espaldas. Y si a principios del mes el campeonato de Golden State Warriors es un indicativo -- ganando el título con cuatro jugadores de segunda generación de la NBA en el roster con Stephen Curry, Klay Thompson, Andrew Wiggins y Gary Payton II -- este sendero es solo algo más que una competencia constante, es una riqueza heredada.

"Creo que la gente viene hacia mí más solo por ser quién soy", dijo Pepen Jr. "Pero creo que va para todos. Cada uno tiene un nombre apuntando en sus espaldas. Lo acepto. Creo que es bueno ir al gimansio y cada uno quiera dar o mejor. Así que es divertido para mí".