NBA multa con $35K a dueño minoritario de Nets por crìticas a réferis

La NBA multó con $35,000 a Joseph Tsai, dueño minoritario de los Brooklyn Nets, por hacer una declaración pública que fue considerada perjudicial para la liga, indicó el comisionado Adam Silver.

El domingo por la noche, Tsai ofreció apoyo en Twitter al gerente general de los Nets, Sean Marks, quien fue suspendido un juego sin goce de sueldo y multado con $25,000 por ingresar al vestidor de los réferis, luego de la derrota ante los Philadelphia 76ers en el Juego 4 de la serie de Playoffs.

“Mis socios y yo platicamos y los propietarios de los Nets apoyamos al gerente general Sean Marks por protestar las malas marcaciones y las acciones que no se marcaron”, dijo Tsai en el tuit. “Las reglas de la NBA son reglas y las respetamos, pero nuestros jugadores y aficionados esperan que sean justas”.

En un comunicado emitido por Silver, la NBA notó que los comentarios de Tsai criticaron la integridad de los árbitros.

Los Nets y Marks consideraron que las faltas flagrantes de Joel Embiid en la serie debieron ser consideradas de nivel 2 y no 1, indicó una fuente a Adam Wojnarowski de ESPN.

Más que mandar un mensaje a la liga por retar a los réferis, Marks intentó enviar un mensaje a su equipo de que la franquicia está determinada a apoyar la forma en que los jugadores compiten en la serie, agregó la fuente.

El lunes, los jugadores de los Nets expresaron su aprecio por las acciones de Marks y Tsai.

“Eso demuestra que todos somos una organización, que no estamos separados en distintas áreas. Todos somos uno”, dijo Jarrett Allen.

“Lo correcto es correcto y lo malo es malo. En esta situación, siento que Sean intentó dar la carea y (el coach de los Nets) Kenny (Atkinson) tuvieron que dar la cara y hablar sobre la situación”, agregó D’Angelo Russell. “Eso te hace ver qué es lo correcto y qué es lo malo. Así de simple. Lo que crean (la prensa) o vieron que fuera necesario, creo que lo manejamos de la mejor forma posible”.

Los Nets perdieron 112-108 el sábado en un juego en el que Jared Dudley, de Brooklyn, y Jimmy Butler, de los Sixers, fueron expulsados tras un conato de bronca que inició luego de una falta flagrante de Embiid contra Allen en el tercer periodo. Fue la segunda falta flagrante 1 de Embiid en la serie.

La falta se mantendrá en nivel 1, indicaron fuentes a Tim Bontemps, lo que significa que Embiid permanecerá con dos puntos por faltas flagrantes en la Postemporada. Si un jugador alcanza cuatro, automáticamente es suspendido un juego.

Las faltas flagrantes de Embiid no fueron los únicos temas en los que los Nets estuvieron en desacuerdo con los árbitros. Atkinson dijo luego del Juego 4 que consideró que los 76ers jalaron a Allen antes de que perdiera el balón en la última oportunidad de Brooklyn para empatar el juego.

La liga confirmó la acusación de Atkinson el domingo, al emitir en su “Last Two Minute Report” que el delantero de los Sixers Tobias Harris, sujetó a Allen y le impidió liberarse de su pantalla e ir antes rumbo a la canasta.

De no haberlo sujetado, Allen pudo haber tenido tiempo suficiente para clavar la bola y empatar el marcador.

El lunes, Atkinson dijo enfáticamente que no creía que Brooklyn perdió el juego por ese error de los árbitros.

“Honestamente, los Nets perdieron porque no fuimos lo suficientemente buenos”, aseguró el coach. “No fuimos suficientemente buenos. No hicimos jugadas, no hicimos los tiros, no ejecutamos. Fueron muchas cosas. No es algo que analice cuando realmente pienso en la derrota. No pienso en esa jugada”.

El Juego 5 de la serie entre Sixers y Nets se disputa el martes en Philadelphia.