La rivalidad entre hermanos de Stephen y Seth Curry creció en el Juego 2

play
Sin Kevin Durant, los Warriors remontan y lideran 2-0 la serie (2:51)

Con 37 tantos de Stephen Curry, Golden State superó un déficit de hasta 17 puntos y se impuso 114-111 sobre Trail Blazers. (2:51)

OAKLAND, California. - El hecho de que Sonya Curry haya enviado un texto grupal a su familia extendida en la víspera de las finales de la Conferencia Oeste no es sorprendente.

Ella siempre está enviando textos inspiradores a la familia. O como ella lo pronuncia "texes, como Texas". Pero este "mensajes de texto" era especial porque sus hijos Stephen Curry, de los Golden State Warriors, y Seth Curry, de los Portland Trail Blazers, son los primeros hermanos que juegan entre sí en una final de conferencia.

Y aunque a ella no le gusta que los Currys se llamen la Familia Real o la Primera Familia de la NBA, "esos títulos provienen de otras personas", dice. "No estamos diciendo que somos nosotros. Somos como todos los demás. Acabamos de recibir esta plataforma". Sonya Curry quería que la familia disfrutara de esta experiencia y manejara la atención con clase.

"La mayoría de mis textos son un poco motivadores", dijo a ESPN después de que los Warriors de Stephen vencieran 114-111 a los Trail Blazers de Seth para tomar una ventaja de 2-0 en la serie el jueves por la noche.

"Envío muchas escrituras. En esta, les dije a todos: 'Dios es la razón por la que estamos en esta posición como familia. Entonces, si él nos ayudó a llegar hasta aquí, depende de nosotros representarlo con clase en el estado, en la cancha, donde sea'”.

La prometida de Seth, Callie Rivers, respondió. Así lo hicieron Stephen y su esposa, Ayesha. Lo mismo hizo la hija de Sonya, Sydel Curry Lee.

"Todos son muy buenos para responder, excepto por Seth", dijo Sonya Curry. "Aunque lo leyó".

Seth estaba parado a un lado en el pasillo fuera de la sala familiar en el Oracle Arena después de la derrota del jueves. Jugó muy bien, anotó 16 puntos con 5 de 9 disparos. Pero los Warriors regresaron para ganar un juego que tenían desventaja de hasta 17 puntos. Y su hermano mayor, una vez más, abrió el camino, con 37 puntos y ocho asistencias.

"Funcionó perfectamente esta noche", bromeó Stephen Curry después del juego. "Jugó bien, y ganamos". Todos en la habitación rieron. Era la cosa perfecta del hermano mayor dijo. Pero maldita sea, Seth Curry quería este. Y Sonya también lo quería para él.

"¿Sabes cuáles han sido mis oraciones?”, dijo, mirando a su hijo menor. “Que Seth le robe el balón a Stephen, bájalo, tira y levanta los brazos".

Seth en realidad hizo eso el jueves. De hecho, tres de sus cuatro robos en el juego fueron a expensas de su hermano mayor.

"Siento que he visto todos los juegos de Warriors en los últimos 10 años", dijo Seth Curry. "Todos los juegos de Steph. Así que siento que sé algunas de las cosas que les gusta hacer y algunas de las cosas que le gusta hacer".

Pero Seth y los Trail Blazers no están de humor para las victorias morales. Estas son las finales de la conferencia, y tenían a los campeones defensores en las cuerdas. Meyers Leonard logró un triple para darle a Portland una ventaja de 108-100 con 4:28 por jugar. Pero Golden State cerró con una carrera de 14-3, mientras que Portland perdió ocho de sus últimos nueve tiros y se fue de 9-2.

Andre Iguodala selló las cosas con un robo tardío a Damian Lillard cuando éste se levantó para realizar un triple.

"Robamos ese juego", dijo el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. "Pensé que nos superaron durante gran parte de la noche. La mayor parte de la noche. Pero trajimos suficiente fuego competitivo en la segunda mitad para superar su gran juego".

play
2:11

Portland se quedó sin combustible

Los Trail Blazers salieron a la duela con una actitud más ofensiva, pero los Warriors aprovecharon los vacíos dejados en la defensiva para llevarse el encuentro y liderar 2-0 la serie.

Han habido docenas de juegos como este durante la carrera de los Warriors, y siempre son tan devastadores para los rivales. Los Warriors saldrán complacientes con la intensidad de la temporada regular, dice Kerr, y un orgulloso rival lo aprovechará para construir una ventaja de dos dígitos. Se puede oler el malestar.

Luego, los Warriors encuentran el "miedo apropiado" para citar al entrenador de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich, y toman la ventaja con una ventisca de tripes de Curry y de Klay Thompson.

El jueves, los Warriors hicieron su carrera en el tercer cuarto, cuando Thompson superó a Portland solo durante una racha de 27-8 en un período de ocho minutos.

Desde el momento en que los Blazers tuvieron su ventaja más grande (67-50 con 11:44 restantes en el tercer cuarto) hasta que Golden State tomó su primera ventaja de la segunda mitad (77-75 con 3:48 restantes en el cuarto), Portland no se dobló.

Seth Curry conectó dos triples profundos desde un área en la que el público de Oracle Arena está acostumbrado a ver a Steph disparar. Su triple con 5:31 por jugar le dio a Portland una ventaja de siete puntos y se sintió un poco como una ventaja.

¿Acaso el hermanito finalmente iba a tener su día? Si te encantan los Currys y su imagen sana y elegante o si los encuentras un poco de empalagado, tenías que relacionarte con Seth Curry en ese momento.

Competir con un hermano mayor tan agradable y exitoso como Stephen Curry debe ser como tratar de empujar a Santa Claus de su pedestal.

Cuando su hermano mayor se acercó a la línea para tomar tres tiros libres críticos con 2:01 para el final, Seth le susurró después del primer tiro: "Eso es 70 en una fila".

Stephen rompió su rutina y miró a su hermano. Él sabía lo que su hermano menor estaba haciendo.

"Estaba tratando de meterme en su cabeza y hechizarlo", dijo Seth.

"Me miró y dijo: 'Está bien, ahora van a tener 72'. Y luego acertó ambos".

Tim Keown de ESPN contribuyó a este informe.