¿Giannis Antetokounmpo está a punto de dominar el Este como lo hizo LeBron James?

play
Bucks sacaron las garras a última hora y vencieron a los Raptors (2:32)

Brook López anotó 13 de sus 29 puntos en el último cuarto, Giannis Antetokounmpo añadió 24 unidades y Milwaukee remontaron en los últimos minutos para acabar con Toronto por 108-100 en el Juego 1 de la final del Este. (2:32)

LeBron James ganó su primer premio al Más Valioso de la NBA durante la temporada 2008-09 después de conducir a los Cleveland Cavaliers a una mejoría de 21 triunfos con respecto al año anterior y hacerse con el primer sembrado de los playoffs. Era su sexta campaña en la NBA.

Fue líder de la liga con un rating de eficiencia de jugador (PER, por sus siglas en inglés) de 29.2 y ayudó a llevar a los Cavaliers a terminar entre los cuatro primeros puestos en las categorías de eficiencia ofensiva y defensiva. James lideraría a los Cavaliers a otra temporada con 60 triunfos en 2009-10 y posteriormente ha guiado a todos y cada uno de sus ocho equipos siguientes a las Finales de la NBA. En dicho lapso, LeBron ganó cuatro reconocimientos al Más Valioso de la NBA y se alzó con cuatro campeonatos.

Por su parte, Giannis Antetokounmpo es el principal candidato para alzarse con su primer premio al Jugador Más Valioso de la NBA esta temporada, su sexta campaña en la liga. Los Bucks fueron el principal sembrado de los playoffs tras sumar 16 victorias más que en la temporada anterior. Giannis fue líder de la NBA con PER de 31.0 y los Bucks terminaron entre los tres mejores equipos en eficiencia ofensiva y defensiva.

Todo un caso de deja vu. Sin embargo, ¿podrá dominar Antetokounmpo la Conferencia del Este durante la próxima década, tal como lo hizo James en su momento?

Falso o verdad: Giannis dominará la Conferencia del Este de la misma forma que lo hizo LeBron

La bestia de (al menos) la Conferencia del Este

Antes de que comencemos a comparar a Giannis con LeBron, primero hay que establecer cómo éste puede compararse con sus colegas. Kawhi Leonard es un fuerte competidor por el puesto de mejor jugador en el Este y un Kevin Durant saludable está en la carrera por el título de mejor jugador en toda la NBA. Sin embargo, Giannis debería llevarse la corona. Crea enfrentamientos desiguales a ambos lados de la cancha, que le permiten a su equipo armar unidades ofensivas y defensivas dominantes a su alrededor. Esto se hizo evidente en la victoria del Juego 1 de los Bucks sobre Kawhi y los Toronto Raptors.

Giannis tuvo una actuación discreta en el Juego 1 de acuerdo con sus estándares, anotando 24 puntos con 43.8 por ciento de enceste desde la cancha. Su compañero Brook Lopez fue la noticia relevante del partido después de convertir un triple crucial para sellar la victoria. Giannis fue el manejador del balón en esta jugada, llevando la esférica hasta penetrar. Cuando tomó su drible en la pintura, la totalidad de los cinco defensores de los Raptors literalmente colapsaron al marcarle. Antetokoumpo notó que su pívot estaba abierto y le enfrentó para buscar el espacio.

Esta jugada ejemplifica el impacto ofensivo de Giannis. Fue la última de sus seis asistencias en ese partido (cifra tope) y fue producto de su inevitable habilidad para acercarse al aro y rematar jugadas. Según el rastreo de Second Spectrum, Giannis es líder de liga, produciendo 1.19 puntos por drive directo bien sea rematando o pasando el balón a sus compañeros (con un mínimo de 200 drives). Según Basketball-Reference, Giannis hace un 57.3 por ciento de sus cestas a una distancia no mayor a tres pies del aro, convirtiendo un 76.9 por ciento.

No se habían visto cifras así en la NBA desde el apogeo de la carrera de Shaquille O’Neal. Mientras tanto, Giannis es líder de los Bucks en promedio de asistencias por partido y no por coincidencia, los Bucks están en el segundo lugar en la NBA en triples convertidos por partido.

Si bien Giannis no es un gran encestador de triples, crea amplia cantidad de espacios a larga distancia con sus incursiones hacia el aro. Eso lo ayuda a convertirse en uno de los gigantes de mayor impacto ofensivo en la NBA, sólo por debajo de Nikola Jokic entre los ala-pívots y pívots con un real plus-minus ofensivo (ORPM) de plus-3.1. Entre todos los jugadores de la Conferencia del Este, es superado solamente por Kemba Walker y Bradley Beal en ORPM.

En lo que respecta a la defensiva, Antetokounmpo domina al evitar que los rivales puedan incursionar en la pintura y rompiendo sus jugadas. Sumó una cifra tope del partido de cinco robos y bloqueos combinados el pasado miércoles, siendo la tercera ocasión en los cuatro encuentros anteriores que ha logrado al menos dos robos y par de bloqueos. No obstante, su atributo defensivo más impresionante podría ser su habilidad de romper incursiones y terminar la posesión del balón con rebotes.

Giannis está empatado con Rudy Gobert en el tercer lugar en la NBA con promedio de apenas 0.83 puntos permitidos por drive directo, según el rastreo de Second Spectrum. Se ubica en el séptimo puesto en la NBA con 0.73 puntos permitidos por aislamiento directo. Los rivales ni siquiera intentan hacer post-ups en su contra: solo ha defendido 50 post-ups directos en la presente campaña, a promedio de 1.1 por cada 100 posesiones. Y Giannis aún cuenta con movilidad suficiente para enfrentarse a los encestadores.

Combinando todo lo anterior con su habilidad estelar con los rebotes hace de Antetokounmpo uno de los defensores de mayor impacto en la NBA. Su RPM defensivo de plus-3.4 se ubica en el sexto puesto de la NBA entre jugadores que suman más de 24 minutos de acción en al menos 40 encuentros.

Los Bucks han armado su equipo alrededor de Giannis a ambos lados de la cancha y esto ha resultado en un récord 9-1 en la actual postemporada. Milwaukee cuenta con el mejor jugador de la NBA.


En el horizonte

Los Bucks se enfrentan a unos legítimos contendientes por el título como lo son los Raptors, quinteto que sumó el segundo mejor récord de la NBA con el tercer margen de anotación. Si bien vaticiné que los Bucks ganarían esta serie en cinco partidos, incluso si los Raptors pueden reagruparse para ganar esta temporada, siguen enfrentándose a un verano lleno de incertidumbre en el cual Kawhi Leonard podría partir como agente libre. Si eso llegase a ocurrir, los Raptors dejarían de formar parte del listado de equipos contendientes a menos que hiciesen otro movimiento sorprendente, como fue la operación que involucró a Leonard.

Los Philadelphia 76ers son un equipo interesante, armado alrededor de dos talentos jóvenes monstruosos con amplio potencial, como lo son Joel Embiid y Ben Simmons. Sin embargo, los Bucks terminaron la temporada con nueve juegos de diferencia sobre los 76ers y parecen haber conseguido la manera de maximizar los talentos de sus súper estrellas al lado de fuertes piezas de complemento. Además, a sus 24 años, Giannis es casi un año menor que Embiid con un historial mucho más robusto en lo que respecta a su salud. Sumando a lo anterior el hecho que los 76ers tendrán mucha incertidumbre en la temporada baja, con tres de sus cinco titulares elegibles para convertirse en agentes libres, los Bucks parecen ser la apuesta mucho más segura para convertirse en equipo exitoso durante los próximos años.

Luego de comenzar la temporada como favoritos populares para ganar la Conferencia del Este, los Boston Celtics lucharon contra la disfuncionalidad durante toda la temporada para caer a manos de los Bucks en una barrida en la segunda ronda. A pesar de ello, los Celtics aún cuentan con una despensa repleta de talento joven. Podrían ser contendores en la temporada baja para hacerse con otro talento importante, como Anthony Davis. Sin embargo, también podrían enfrentarse a mucha incertidumbre, considerando que Kyrie Irving, Al Horford y Terry Rozier tendrán que tomar sendas decisiones con respecto a la agencia libre.

Los New York Knicks cuentan con dos cupos abiertos a salario máximo para reclutar agentes libres estrellas, como Kevin Durant e Irving durante este verano; sin embargo, la agencia libre es un juego riesgoso y Nueva York tendría aún que cumplir con la complicada tarea de conformar el resto del roster. Giannis y los Bucks están presentes, aquí y ahora. Necesitan conseguir la manera de retener sus agentes libres clave (Khris Middleton, Malcolm Brogdon, López), pero siguen siendo una opción mucho más clara para ser contendientes de forma sostenida, en vez de ser un equipo rodeado por hipótesis y condicionales.

En conclusión

Al igual que lo vivido por LeBron una década antes, Antetokounmpo es el nuevo caso atípico de la NBA. Sigue encontrándose en los primeros años del apogeo de sus condiciones, pero todo indica que se encuentra cerca de hacerse con su primer Más Valioso. Los Bucks han identificado una estrategia para armar una ofensiva y defensiva con calibre de campeón que giren en torno a las fortalezas de Giannis. Si retienen su núcleo durante el verano, cuentan con el cuerpo técnico y personal apropiado para ser contendientes durante varias temporadas futuras.

Mientras tanto, el resto de los equipos de la Conferencia del Este se encuentran azotados por la incertidumbre y especulación. Considero todo un hecho que Giannis apenas comienza a acercarse a niveles dignos de LeBron para dominar en el Este. Para Giannis, no solo son alcanzables los logros de LeBron. Superarlos es, por lo menos, una posibilidad latente.