Desventaja y lesiones no desaniman a Warriors

play
Raptors repitieron dosis de victoria ante Warriors (2:10)

Toronto remontó en el segundo tiempo y venció a domicilio a los Golden State por 105-92. Son el primer equipo en ganar 3 juegos consecutivos contra Warriors en Oracle Arena, desde que Steve Kerr se convirtió en entrenador jefe en 2014-15. (2:10)

OAKLAND, California. - Jugando en un tendón de la pierna izquierda lesionado, el guardia de los Golden State Warriors, Klay Thompson, anotó 28 puntos en su regreso tras una ausencia de un juego, pero no fue suficiente para que su equipo superara a los Toronto Raptors la noche del viernes en el Juego 4 de las Finales de la NBA.

El hecho de que Thompson, quien se lastimó el tendón de la corva en el Juego 2 y se perdió el 3 debido a la lesión, pudiera jugar y producir a un nivel durante 42 minutos el viernes, causó una impresión en sus compañeros y entrenador.

Del mismo modo, para el delantero Kevon Looney, quien anotó 10 puntos y atrapó seis rebotes en 20 minutos mientras jugaba tras una fractura de cartílago costal no desplazada en su lado derecho.

Al igual que Thompson, Looney quien sufrió la lesión en el Juego 2, se descartó para la serie antes del Juego 3.

"Klay estuvo increíble", dijo el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. "Con un muslo torcido, para hacer lo que él hizo. Looney también, entrando y jugando 20 minutos, dado su estado de salud. Así que ambos tipos son ... son guerreros. Sólo compiten, compiten, compiten, y estoy muy orgulloso de ambos. Ambos jugaron muy bien, pero nuevamente, no fue suficiente en términos de nuestro esfuerzo de equipo".

Los Warriors tenían la esperanza de que Thompson pudiera producir, pero como Kerr notó antes del juego, iban a vigilarlo de cerca para asegurarse de que no tuviera libertades en en ambos extremos de la duela.

"No me afectó", dijo Thompson sobre su lesión. "Como dije antes, son las Finales. Es una temporada larga. Juegas más de 100 partidos, te van a golpear. Pero tienes que seguir. Nadie va a sentir pena por ti, así que sólo tengo que salir, jugar y jugar lo mejor que pueda".

Looney reconoció que su lesión comenzó a causar algunos problemas en un tramo del juego, pero aún así logró hacer algunas jugadas.

"Fue bastante difícil", dijo Looney. "La primera mitad fue bastante buena. La adrenalina estaba en marcha, sentía poco dolor. Sólo tuve que bloquearla y hacer mi trabajo".

Los Warriors tienen la esperanza de que el alero estrella lesionado Kevin Durant pueda regresar para el Juego 5 el lunes mientras continúa recuperándose de una lesión en la pantorrilla derecha. El problema para los Warriors es que Durant aún no ha sido autorizado para practicar, y sus compañeros de equipo entienden que tienen que prepararse como si no regresara para el resto de la serie.

"En cuanto a KD, hay esperanza de que regrese para lo que resta de la serie", dijo el alero de los Warriors, Draymond Green. "Eso no va a cambiar. Esperamos tenerlo, pero, ya sabes, veremos qué pasa. Su cuerpo le dirá si puede jugar o no. Y si puede, genial, y si no, todavía tenemos que encontrar la manera de ganar el próximo juego".

Todo el optimismo con respecto al posible retorno de Durant y la capacidad de los Warriors para regresar en esta serie ha sido silenciado en los últimos dos días. Después del Juego 3, los Warriors se mostraron optimistas de que Durant podría participar en juegos de 3 contra 3 y ser habilitado para jugar el viernes. Ahora no están seguros de si podrá hacerlo.

Con una derrota en el Juego 4, los Warriors (3-1 abajo en esta serie) enfrentan la posibilidad de que hayan jugado su último partido en el Oracle Arena, pues se mudarán al Chase Center en San Francisco después de 47 años jugando en Oakland. La finalidad de esa situación se sintió dentro del vestuario de los Warriors cuando el grupo se vistió, se bañó y salió de la arena más rápido que en toda la temporada. Fue un momento muy silencioso, como nunca ha habido.

Los Warriors se enfrentan a la difícil tarea de tratar de extender la serie al ganar el Juego 5 el lunes en Toronto.

"Uno no tiene éxito como lo hemos hecho a lo largo de estos años sin esa mentalidad", dijo el escolta Stephen Curry, desechando la idea de que los Warrriors se sorprendieron por lo que sucedió. "Así que a medida que la segunda mitad se desarrolla y las cosas no van a nuestro favor, todavía estamos luchando y tratando de superar la pendiente. Pero hasta que suene el pitido final y alguien obtenga las cuatro victorias, todavía tenemos vida y tenemos una oportunidad".

"Entonces, como dijo Klay, nadie va a sentir pena por nosotros. Es sólo una cuestión de si podemos hacerlo o no, y vamos a dejarlo todo a partir del lunes".