Lakers disfrutan meteórico arranque de temporada luego de nueve años

play
La Noche del Rey: Gran exhibición de LeBron que cierra con doble doble (0:56)

LeBron James registra 23 puntos y continúa aumentando su promedio de asistencias con 12 más esta noche en la victoria de los Lakers sobre los Warriors. (0:56)

LOS ANGELES -- Ha pasado casi una década desde que Lakers disfrutaron de un arranque de temporada con marca de 9-2, experiencia que saborearon por primera vez desde el 2010, tras vencer 120-94 a los Golden State Warriors.

“Es muy especial ser parte de esto. No habíamos tenido un inicio así en nueve años y solamente quiero seguir rompiendo records”, dijo JaVale McGee después del juego. “Que sigamos jugando buen basquetbol, dando nuestro máximo esfuerzo y con ese compañerismo”.

El triunfo de los Lakers sobre los Warriors parece ser el principio de un giro en el reinado de la Conferencia del Oeste, la cual ha sido dominada por Golden State los últimos años.

Cierto, los Warriors atraviesan por un momento complicado con seis jugadores lesionados, entre ellos sus estrellas Stephen Curry y Klay Thompson.

“Es triste verlos así, porque es por el tema de lesiones. Prefiero superar a un rival porque jugamos mejor, no porque ellos pierdan debido a lesiones. No le deseo eso a nadie”, agregó McGee.

Incluso, los Lakers se dieron el lujo de descansar a Anthony Davis, quien arrastra una molestia en el hombro derecho y recibió un golpe en las costillas el martes por la noche ante los Phoenix Suns. Pese a que estaba dispuesto para jugar medio tiempo, el coach Frank Vogel no quiso arriesgarlo.

Davis había iniciado los 10 primeros juegos de su primera temporada con los Lakers, en los que promedió 26.3 puntos, 10.4 rebotes y 2.9 bloqueos.

“Con AD fuera, sabía que tenía que tomar la carga a la ofensiva, quería imponer un ritmo temprano en el juego”, indicó LeBron James. “Cuando tienes dos juegos seguidos es fácil aflojar, pero quería mostrarles a mis compañeros que no estaba cansado y contagiarlos de esa energía y la absorbieron bien”.

James fue el máximo anotador del encuentro con 23 puntos, sin embargo, fue McGee quien tuvo su mejor noche en lo personal de la temporada con un doble-doble al registrar 18 puntos con 17 rebotes.

“Todos tenemos esa mentalidad de que si una de nuestras estrellas no está en su mejor momento, debemos responder y creo que hicimos un gran trabajo en eso”, destacó McGee.

El siguiente juego para los Lakers es el viernes, en casa, ante los Sacramento Kings, mientras que los Warriors (2-9) vuelven a su nuevo hogar, el Chase Center en San Francisco, para medirse a los Boston Celtics.