NBA y sindicato evalúan potenciales opciones de pruebas rápidas de COVID-19

La liga y el sindicato han trabajado en semanas recientes en evaluar la viabilidad de de aparatos para tomar pruebas de sangre para detectar en minutos la presencia de coronavirus.

nba, coronavirus, jugadores, pruebas, rápidas, sangre, covid-19, detectar, evaluar, presidente, donald trump, gubernamentales, salud, autoridades, proceso, abbot laboratories, dispositivos, análisis, sangre, actividades, reanudar,

En semanas recientes, directivos dentro de la NBA y la Asociación de Jugadores (NBPA) han colaborado en la evaluación de la viabilidad de múltiples dispositivos de análisis de sangre para detectar el coronavirus.

Los dispositivos podrían dar resultados precisos en cuestión de minutos, proceso que le permitiría a la liga rastrear el virus en lo que se considera un crítico primer paso a reanudar actividades en el corto plazo.

Varias fuentes en la liga cercanas a la situación dijeron que la NBA y el sindicato de jugadores han mirado a aquellos familiarizados con la situación que describen las pruebas como las que se hacen para detectar la diabetes y con las que alguien podría, con un piquete en la punta del dedo, ser evaluado rápidamente y los resultados podrían darse en 15 minutos.

Los Abbott Laboratories en Illinois han comenzado a enviar sus pruebas de respuesta rápida a todo Estados Unidos desde la semana pasada, de acuerdo al diario Washington Post. Las pruebas, que fueron aprobadas por la FDA, dan resultados en 13 minutos.

Las fuentes de la liga enfatizaron que sólo están en la fase experimental y que no hay un periodo claro para probar la eficacia de cualquier aparato. También recalcaron que los avances en la ciencia y medicina van en un ritmo acelerado con colaboración internacional, lo que ofrece esperanza de soliciones que podrían llegar más rápido de lo pensado.

Sin embargo, en más de una docena de entrevistas con gerentes generales y preparadores físicos alrededor de la liga en días recientes, existe una idea colectiva de que, en general, descubrir métodos efectivos de pruebas con resultados rápidos es un obstáculo crítico que debe ser superado para que los juegos de cualquier tipo puedan celebrarse en las próximas semanas y meses.

“Los resultados de las pruebas rápidas son clave para volver a trabajar, para volver a los deprotes, para todo”, dijo un gerente general de la NBA a ESPN que habló de forma anónima. “Cualquier trabajo que tengas en cualquier ambiente, si interactúas con gente, todos vamos a tener que sentirnos seguros. Los deportes no son diferentes”.

“Mientras nuestra principal prioridad es la salud de todos y su bienestar, la liga continúa evaluando todas las opciones para volver a jugar”, dijo Mike Bass, vocero de la NBA, a ESPN. “Cualquier decisión en una fecha para reanudar la temporada está probablemente a semanas de distancia y se tomará en consulta con los expertos de salud pública y en línea con las directrices gubernamentales”.

La disponibilidad de los dispositivos que la NBA y la NBPA evalúan es incierto, sin embargo, varios directivos alrededor de la liga dijeron que si se adopta un sistema de pruebas rápidas y está disponible, el momento en el que éste pudiera usarse en la NBA también es incierto y debe manejarse con delicadeza y de forma apropiada, dados los problemas para hacer pruebas a nivel nacional.

“Claramente, vamos a ser segundos en la fila, detrás de los trabajadores de la salud, del transporte, empleados públicos y personas con esas actividades”, dijo un preparador físico veterano en la NBA.

“Incluso, su la tecnología está disponible, ¿será accesible?”, cuestionó otro preparador físico con conocimiento de primera mano sobre el proceso. “Porque, obviamente, tenemos gente de más alta prioridad que quizá las necesite (las pruebas), como nuestros empleados para emergencias y profesionales de la salud que, definitivamente, tienen prioridad sobre nuestros jugadores”.

Muchos directivos señalaron las guías del Presidente Donald Trump hasta el 30 de abril y dijo que no habría juegos de la NBA hasta después de que el gobierno, varias agencias médicas y autoridades de salud dieran luz verde.

“No hay forma de que regresemos hasta que sea socialmente aceptable”, dijo un gerente general.

En el mejor escenario, varios directivos de equipos han indicado que las pruebas rápidas podrías, hipotéticamente, llevar a jugadores y empleados de equipos a ser examinados antes de entrar a una arena para un juego.

Teóricamente, directivos indicaron que jugadores y otros empleados necesitarían ser aislados antes de que los resultados de sus pruebas sean enviados, pero, como señalaron otros directivos, si una persona da positivo, ¿cuánto tiempo aislada debería estar esa persona? Incluso, el número de potenciales pruebas aplicadas es incierto. ¿Jugadores y empleados se someterían diario a pruebas rápidas? Después de los juegos, ¿tendrían que ser puestos en un espacio para cuarentena en una ubicación específica y ser separado de todos?

Crear una burbuja perfecta quizá suene como algo ideal, pero varios alrededor de la NBA dijeron que dicha meta parece logísticamente imposible.

La posibilidad de disputar juegos en sedes neutrales o ciudades donde el contagio por el coronavirus se mantiene bajo se ha discutido en la NBA, incluido el potencial dee que tdos los equipos jueguen en una o dos ciudades, una en la Conferencia del Oeste y otra en la Conferencia del Este.

“Si hay voluntad, existe una solución. Logísticamente, se puede hacer”, dijo un gerente general.

Conforme avanzan los días, las pérdidas económicas se acumulan varios directivos dijeron a ESPN que aumentará la presión para que la liga regrese de alguna forma, potencialmente, si esto incluye que el regreso se dé sin un ambiente perfecto.

“Si vas a regresar, debes volver sabiendo que la gente va a tener el virus”, advirtió un gerente general.