Luis Scola se retira del básquetbol profesional y será dirigente en Italia

play
Luis Scola: el legado y el ejemplo a seguir, por Ale Pérez (2:34)

La opinión experimentada del analista de ESPN: lo que dejó la despedida del ídolo argentino ante Australia. (2:34)

Luis Scola fue anunciado como nuevo integrante de la Junta Directiva del Pallacanestro Varese de Italia y de esta manera se hace oficial su retiro del básquetbol.

El histórico de 41 años había dado a entender que su camino como deportista de alto rendimiento estaba terminado cuando Argentina quedó eliminada de Tokio 2020. En aquel partido ante Australia se vivió un emotivo momento en el que Luifa fue reconocido tanto por sus compañeros como por los rivales y que generó gran repercusión por significar el final de su camino en la selección.

Scola, nacido en Buenos Aires el 30 de abril de 1980, formó parte del plantel que logró el oro olímpico con la Selección Argentina en los Juegos Olímpicos de 2004, como así también el subcampeonato mundial en Indianápolis 2002 y China 2019.

Luifa se formó en el club Ciudad de Buenos Aires y en Ferrocarril Oeste, donde debutó con solo 15 años en la Liga Nacional de básquetbol. Con la Selección, además de los logros mencionados, conquistó el campeonato FIBA Américas de 2001, el oro en el FIBA Diamond Ball 2008, el bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, el FIBA Américas de 2011 y los Panamericanos 2019.

Scola ha sido un hombre récord por donde se lo mire: recientemente, quedó en Tokio 2020 como cuarto anotador máximo de todos los tiempos en los Juegos Olímpicos con 591, detrás del español Pau Gasol (623), el australiano Andrew Gaze (789) y el brasileño Oscar Schmidt (1093).

Además, jugó 41 partidos en Mundiales, marca máxima que comparte con el brasileño Ubiratán Pereira Maciel. Como adicional a esa cantidad de encuentros disputados, triunfó en 32 oportunidades, récord que lo convierte en el más ganador de la historia. En materia de anotadores en campeonatos del mundo, cerró su carrera en segundo lugar (611) con Oscar Schmidt como número uno con 906.

Por otro lado, en 2015, destronó a Schmidt (1.287) como máximo anotador en campeonatos FIBA Américas, tras convertir 18 puntos contra México y alcanzar la marca de 1.292 unidades.