LIDOM: Jorge Alfaro golpeado por pelota en la cara en partido contra Águilas; recibe puntos de sutura

El equipo azul ofreció una actualización con respecto a la situación de salud del pelotero colombiano, quien fue golpeado por un lanzamiento en el partido de domingo entre Tigres y Águilas.

Momentos de tensión se vivieron este domingo 26 de noviembre en el partido entre Águilas Cibaeñas y Tigres del Licey en el Estadio Quisqueya Juan Marichal, durante la continuación de la temporada 2023-24 de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM). El importado de los Tigres, Jorge Alfaro, fue golpeado en el rostro por un lanzamiento del abridor amarillo, Gerson Garabito, en apenas su tercer partido en la campaña.

Los Tigres proveyeron una actualización de salud con respecto a Alfaro, quien tuvo que ser removido del partido debido al sangrado profuso que le provocó el lanzamiento. De acuerdo con el equipo, Alfaro necesitó doce puntos de sutura y estará bajo observación médica por los próximos días, dijo el Licey a través de un comunicado de prensa.

Alfaro fue golpeado en la región mentoniana izquierda, la cual tiene comunicación a la parte interna gingival, lo que propició 12 puntos de sutura, siete exteriores y cinco en el interior”, iniciaron indicando los Tigres en el referido comunicado.

"Alfaro estará fuera entre cinco a siete días para que se pueda recuperar, según nos dijo el doctor. Es importante destacar que la situación de nuestro jugador no es de gravedad, pero queremos ser cuidadosos por la ubicación del pelotazo que recibió", agregó Audo Vicente, gerente de los felinos, en la misma comunicación.

Los Tigres agregaron que este lunes continuarán realizándole pruebas al Jugador Más Valioso de la pasada Serie Final de LIDOM y se mantendrán observando la evolución de su herida, así como de cualquier síntoma que pueda desarrollar como consecuencia del referido pelotazo.

Posterior al pelotazo, los ánimos se caldearon en el partido, con los lanzadores de los Tigres tirando pegado a los bateadores amarillos. Un incidente en que un lanzamiento pasó por detrás del receptor Carlos Paulino, llevó a un conato de pelea que terminó con ambas bancas vaciándose y momentos de discusión que terminaron con la expulsión tanto del receptor como del lanzador del Licey. Tras el momento, los árbitros advirtieron a los equipos que no tolerarían más pelotazos, razón por la cual, otro lanzador de los azules fue expulsado más adelante tras golpear en la espalda a Christopher Morel.

Garabito se disculpa

Tras el partido entre Águilas y Tigres, el lanzador Gerson Garabito habló con la prensa, dejando claro que el lanzamiento a la cabeza nunca fue intencional y que el mismo fue provocado por un fallo en su localización debido al plan de juego que estuvo ejecutando con el receptor Carlos Paulino.

“Pido disculpas, porque realmente no es una intención tirarle por la cabeza a nadie. Mi preparación, desde antes, fue trabajar pegado a los bateadores. Si te fijas (…) todo el tiempo el cátcher estuvo pegado al bateador y en la situación que está el equipo, no nos conviene tener corredores en base. Pido mis más sinceras disculpas si se pudo malinterpretar esa parte”, dijo el lanzador ante la pregunta de la prensa.