Gigantes del Cibao hicieron todo bien y el campeonato de LIDOM fue su recompensa

Los Gigantes son los nuevos campeones de la pelota invernal dominicana. Gigantes del Cibao

El equipo alcanzó su segundo título dentro el béisbol invernal dominicano, culminando con esto la celebración de su 25 aniversario dentro del circuito caribeño

Los Gigantes del Cibao terminaron la temporada 2020-21 de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM) de la peor forma posible, cayendo derrotados luego de tener una ventaja de tres partidos sobre uno frente a las Águilas Cibaeñas. Esa clase de experiencia logra una de dos cosas, deshacer equipos o unirlos aún más para salir a buscar la revancha al año siguiente. Para los Gigantes, ocurrió lo segundo.

Luego de una dolorosa derrota como la del pasado año, los Gigantes hicieron todos los movimientos necesarios para conformar una escuadra que pudiese dominar el torneo, en la misma forma que en 2020 y que a su vez, borrara lo ocurrido al lograr la misión de ganar el campeonato.

Es aquí donde se debe dar crédito a la gerencia del conjunto en la figura de Jesús Mejía Armenteros, Gerente del Año de LIDOM, quien en su segundo año teniendo las riendas operativas del conjunto, logró llevarlo a ganar una corona. También, es importante dar crédito en este punto al dirigente Luis “Pipe” Urueta, quien ha demostrado ser uno de los mejores capataces en la pelota invernal dominicana y quien dejó atrás la historia de no poder ganar campeonatos, luego de haber fracasado en las otras tres finales a las que había llegado.

Por supuesto, el crédito de la hazaña va directamente a los jugadores, quienes se mantuvieron en todo momento como la mejor ofensiva del torneo, lo que les catapultó a un primer puesto para cerrar la serie regular, seguido de un empate con Estrellas Orientales en el Round Robin para pasar a la final.

Jugadores del calibre de Hanser Alberto, Kelvin Gutiérrez y Henry Urrutia fueron esenciales para lograr el triunfo, como también lo fueron piezas que se incorporaron poco a poco en el caso de José Sirí y del Jugador Más Valioso de la Serie Final, Marcell Ozuna.

El equipo culminó bateando para .263 de promedio en sus 61 partidos disputados durante la campaña 2021-22. Acompañaron dicho promedio de un OPS de .733, así como de 42 cuadrangulares y 251 carreras remolcadas, estableciéndose, tal como se señaló antes, como el mejor equipo ofensivo del año, por mucho.

Ahora toca representar a la República Dominicana en la Serie del Caribe Santo Domingo 2022, en busca de revalidar los campeonatos obtenidos en 2020 y 2021 y alcanzar la vigesimosegunda corona para el país en el torneo caribeño.