Trey Mancini se hace eco de críticas de Aaron Judge por nuevas dimensiones del Camden Yards

Aaron Judge se convirtió en el más reciente bateador en criticar las nuevas dimensiones amigables para los lanzadores en Camden Yards en Baltimore, y el veterano de los Orioles Trey Mancini parece estar de acuerdo con el toletero de los New York Yankees.

Después de perder un posible jonrón que rebotó en la parte superior del muro alto recién construido en el jardín izquierdo el martes por la noche, Judge le dijo a MLB.com que estaba "bastante molesto" por las nuevas dimensiones, diciendo que el estadio rediseñado es una "parodia" y que "ahora parece un Create-A-Park (característica de juego en consolas de videojuegos)".

Mancini, el jugador más veterano de los Orioles, le dijo al Baltimore Sun que Judge no es el primer jugador que se queja de las nuevas dimensiones de Camden; la pared del jardín izquierdo se ha empujado hacia atrás aproximadamente 30 pies y también se ha elevado de 7 pies a aproximadamente 12 pies de altura.

"A nadie le gusta", dijo Mancini al Sun. "A ningún bateador le gusta, incluido yo mismo".

El batazo de Judge en la primera entrada el martes viajó 399 pies y habría sido un jonrón en los otros 29 estadios de béisbol de las Grandes Ligas, según datos de Statcast. Pero el nuevo Camden Yards mantuvo a Judge en el estadio, para consternación de los Yankees.

"Casi metió tres [jonrones]", dijo el manager de los Yankees, Aaron Boone, sobre Judge, quien conectó un par de jonrones solitarios más adelante en el juego. "Pero el Build-Your-Own-Park lo atrapó".

Judge, quien lidera las mayores con 14 jonrones esta temporada, elaboró su crítica de Camden el miércoles y le dijo al New York Post que las nuevas dimensiones han restado valor a lo que era un "hermoso parque".

"Siento que arruina el parque", le dijo Judge al Post antes de quedarse sin hits en la victoria de los Yankees 3-2 sobre Baltimore. "Era un parque bastante hermoso tal como estaba".

Giancarlo Stanton de Nueva York también perdió un jonrón ante las nuevas dimensiones del jardín izquierdo en la primera entrada el jueves, cuando su batazo de 386 pies rebotó en la pared para un sencillo de dos carreras. El batazo de línea salió del bate de Stanton a 114 mph y habría sido un jonrón en 28 de los 30 estadios de béisbol de la MLB, según Statcast.

El toletero de los Yankees estaba más feliz con el resultado en la cuarta entrada, cuando su enorme batazo de 392 pies se enganchó alrededor del poste de foul del jardín izquierdo para un jonrón solitario. Stanton se convirtió en el primer jugador visitante en dar un jonrón al jardín izquierdo en Camden Yards esta temporada.

Robinson Chirinosde Baltimore también sobrepasó el muro alto dos entradas antes, cuando logró un batazo de 381 pies para un jonrón de dos carreras, convirtiéndose en el cuarto jugador de los Orioles en dar un jonrón al jardín izquierdo en casa esta temporada.

Solo el 1.8 % de las apariciones en el plato en Camden Yards esta temporada han terminado en un jonrón, la quinta menor cantidad de cualquier estadio de la MLB, según la investigación de ESPN Stats & Information. La temporada pasada, el 4.5 % de las apariciones en el plato en Camden terminaron en un jonrón, el porcentaje más alto en la MLB.

Ningún parque permitió más jonrones la temporada pasada que Camden Yards, y los Orioles permitieron 155 jonrones en casa la temporada pasada, la mayor cantidad en la MLB y la tercera mayor cantidad de cualquier equipo en una temporada.

Mancini, quien está en su sexta temporada con los Orioles, no jonroneó en Camden Yards antes del partido del jueves por la tarde contra los Yankees. El toletero primera base conectó 14 de sus 21 jonrones la temporada pasada en Camden Yards, pero ha perdido al menos dos posibles jonrones ante las nuevas dimensiones esta temporada.

"No hay nada que podamos hacer para cambiarlo", dijo Mancini al Sun. "No es nada en lo que puedas estar pensando cuando estás en el plato. Pero no lo hace menos difícil cuando golpeas una bola que crees que definitivamente debería ser un jonrón".

Esta es la segunda vez en las últimas semanas que los Yankees se ven involucrados en una controversia sobre las dimensiones de un estadio y su impacto en los jonrones.

El mánager de los Texas Rangers Chris Woodward se refirió al Yankee Stadium como un "parque de béisbol de las ligas menores al jardín derecho" a principios de este mes y dijo que el cuadrangular de Gleyber Torres que los dejó en el terreno habría sido un "out fácil en el 99 por ciento de los estadios". Boone inicialmente no respondió a Woodward antes de bromear diciendo que sus "matemáticas están mal" y señaló que "el 99 por ciento es imposible. Solo hay 30 parques".

Con Boone en el lado opuesto del discurso esta semana, el manager de los Orioles, Brandon Hyde, le dijo al Sun que "tomaría el [camino] alto" y dijo que cree que Camden Yards está jugando "más limpio" en los elevados al jardín izquierdo.

Camden Yards ha cedido solo 1.3 jonrones por juego esta temporada, la quinta menor cantidad en las mayores, luego de permitir 3.4 jonrones por juego, el máximo de la MLB, la temporada pasada, según datos de ESPN Stats & Information.

"Antes, los elevados al jardín izquierdo eran jonrones, y muchas veces era realmente injusto", dijo Hyde al Sun. "Simplemente es jugar más limpio que antes".

Chirinos, Ryan Mountcastle, Anthony Santander y Austin Hays son los únicos bateadores de los Orioles que han jonroneado sobre el muro del jardín izquierdo esta temporada, y Mancini reiteró que las dimensiones de robo de jonrones no han sido bien recibido por los bateadores de Baltimore.

"Sé que la pelota [de Judge] probablemente debería ser un jonrón, pero también hemos tenido bastantes, que deberían haber sido", le dijo al Sun. "Como dije, jugamos la mitad de nuestros juegos aquí, así que no somos buenos como bateadores diestros.

"Sigue siendo nuestro trabajo salir y jugar, así que quejarnos de [eso] no nos va a ayudar. Pero eso tampoco significa que necesariamente nos guste".

Los lanzadores de los Orioles, por el contrario, han prosperado en las nuevas dimensiones, registrando una efectividad combinada de 2.74 y permitiendo solo 11 jonrones en 19 juegos en casa antes del jueves. Los lanzadores de Baltimore tuvieron una efectividad de 5.99 en 81 juegos en casa la temporada pasada.

"El estadio es una joya total", dijo al Post el gerente general de los Orioles, Mike Elias. "Queríamos que fuera menos un paraíso para los jonrones".