Jugadores de posición lanzando: ¿estrategia inteligente o irrespeto por el juego?

play
Con cada día que pasa es más común ver jugadores de posición en el box, ¿es esto bueno o malo para el juego? (1:50)

Guillermo Celis conversó con ESPN Digital de como se ve esta acción con una posible, aunque lejana, solución. (1:50)

Desde hace varios años se ha dado un aumento progresivo de situaciones en que los equipos utilizan peloteros que no son lanzadores para agotar entradas en partidos “definidos”, a pesar de la incomodidad que causa la decisión en algunos.

Por naturaleza, el deporte es una de las actividades humanas más competitivas. Desde que suena un silbatazo, se canta “Play Ball” o inicia a correr un cronómetro, inmediatamente se ponen de manifiesto las ganas de ser reconocido como el mejor en cualquier disciplina y ese es uno de los aspectos que más nos atraen como personas a las disciplinas deportivas.

En el caso particular del béisbol, el deporte se encuentra en medio de múltiples cambios que buscan entregarle “más acción y competitividad” a los fanáticos, por lo que se han estado implementando mecanismos nuevos a esos fines. Sin embargo, el deseo de sacar ventaja de situaciones específicas también ha llevado a replicar prácticas que son controversiales para el deporte, una de estas es el uso de jugadores de posición como lanzadores cuando una de las escuadras tiene una ventaja considerable en cuanto a carreras se refiere durante las últimas entradas.

La explicación del movimiento es la de preservar a los relevistas en lo que se considera un partido que ya no está al alcance de uno de los equipos y aunque mayormente se ve el uso de la estrategia por parte de la escuadra que se encuentra perdiendo, en los días recientes vimos como St. Louis Cardinals, con un amplio margen de ventaja, decidió darle la oportunidad de lanzar a Albert Pujols y a Yadier Molina.

Los detractores de la estrategia señalan dos puntos. El primero de ellos es que la decisión demuestra una rendición tácita en el caso del equipo que va perdiendo y una burla al rival en el caso de que quien lo haga sea el equipo que va delante, por lo que la estrategia atenta contra la competitividad. El segundo argumento en contra es que se expone a los jugadores de posición a situaciones a las que no están acostumbrados, por lo que el peligro de una lesión crece de manera considerable.

MLB no tiene una solución para combatir la estrategia en estos momentos. Con más equipos utilizando jugadores de posición en partidos abiertos, parecería que este evento llegó para quedarse. Los fanáticos inconformes y algunos analistas deportivos plantean la posibilidad de establecer la regla de “misericordia” en los encuentros, pero cómo le explicas a alguien que pagó su entrada o su servicio de streaming (como ESPN+ o MLBTV) que no le vas a dar todo el contenido por el cual pagan.

Para dar contexto, la regla de misericordia, la cual es utilizada en todos los eventos de la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC por sus siglas en inglés), establece que, si un equipo va ganando por un mínimo de carreras al llegar el último tercio del partido, el encuentro se da por terminado.

La realidad es que la medida no es descabella y tiene su razón de ser: acortar partidos "definidos". Muchos opinan que, desde la óptica del entretenimiento, esta situación sería mejor que colocar a un jugador cualquiera a lanzar, por más que otros fanáticos o los propios jugadores lo disfruten, pero la realidad es que al menos por ahora no existe una solución que agrade de forma consistente a la mayoría de fanáticos.