J.D. Martínez se impone con consistencia y trabajo

Getty Images

Cuando se mencionen a los mejores bateadores derechos de la actualidad, el cubanoamericano J.D. Martínez, de los Boston Red Sox, tiene que estar inevitablemente entre los primeros de la lista.

Con una consistencia envidiable, Martínez replica cada año sus números de lujo, frutos de un trabajo que lo ha llevado a superar todas las proyecciones que de él se hicieron al comienzo de su carrera, cuando los Houston Astros lo escogieron en la ronda 36 del draft del 2006.

En la semana del domingo 25 al sábado 31 de agosto, Julio Daniel disparó nueve hits en 22 turnos, para average de .409, con siete carreras anotadas y una decena de impulsadas.

Como extrabases, sumó para de dobles y tres jonrones, para slugging de .909.

El puertorriqueño Francisco Lindor, de los Cleveland Indians, también castigó al pitcheo rival, con nueve cohetes en 26 veces, para average de .346, con cinco anotadas y siete remolcadas.

Entre sus hits, el sonriente Paquito despachó cuatro bambinazos y añadió tres biangulares, para un slugging de .923.

Su compañero de equipo, el dominicano Franmil Reyes, que llegó a Cleveland el primer día de agosto, también le dio en la cara a la pelota.

La Mole, el Franimal, se fue de 20-9 (.450), con cuatro anotadas y siete empujadas, con un doble y tres vuelacercas como extrabases, para slugging de .950.

Su compatriota Jorge Polanco, de los Minnesota Twins, sigue metido en su mejor temporada, en la que por primera vez fue escogido para el Juego de las Estrellas.

Polanco bateó diez imparables en 23 oportunidades, para average de .435, con siete anotadas y par de impulsadas.

Entre sus hits sumó un doble y un jonrón, para promedio de slugging de .609.

Y el cubano Yuli Gurriel, de los Astros, es otro que disfruta de la mejor campaña de su carrera.

En los últimos siete días, Gurriel sonó ocho cohetes en 21 veces, para average de .381, con siete anotadas y seis remolcadas, para llegar a 97 y colocarse a las puertas de su primera campaña con más de 100 fletadas al plato.

Como extrabases, el cubano ligó tres dobles y un jonrón, para slugging de .667

Frío, frío

El dominicano Danny Santana, de los Texas Rangers, tuvo una semana para el olvido, con apenas dos hits en 21 turnos, para un anémico average de .095, con 11 ponches.

Uno que aflojó esta semana fue el también quiesqueyano Rafael Devers, de los Red Sox, un hombre que tiene una campaña sobrenatural. Devers se fue de 23-3 (.130), con dos abanicados, aunque sigue a la cabeza de los remolcadores en la Liga Americana, con 104.

Y el cubano Yasiel Puig, que ha tenido una buena estancia en Cleveland desde que llegó a la Tribu el 1 de agosto, también se enfrió en los últimos siete días.

El Caballo Loco bateó tres hits en 24 oportunidades, para average de .125, con seis outs por la vía de los strikes.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 25 hasta el sábado 31 de agosto.