Latino de la Semana en LN: Yadier Molina abusó de los rivales

Scott Kane/USA TODAY Sports

Los St. Louis Cardinals están jugando su mejor béisbol del año y han conseguido despegarse en la cima de la disputada división central de la Liga Nacional.

El gran momento de los Cardinals coincide con el regreso del puertorriqueño Yadier Molina, quien estuvo en la lista de lesionados desde el 7 de julio al 11 de agosto.

Desde el 13 de agosto, fecha en que Molina se reincorporó, St. Louis juega para récord de 14-4, en gran medida gracias a la presencia del enmascarado boricua detrás del plato.

En la semana del domingo 25 al sábado 31 de agosto, Yadi no sólo se excedió en su defensa, sino también con el madero y abusó de cuánto lanzador rival se le paró enfrente.

En 20 turnos, Molina disparó diez hits, para average de .500, con siete carreras anotadas y nueve impulsadas.

Como extrabases sumó dos dobletes y cuatro cuadrangulares, para un inmenso slugging de 1.200.

De la misma manera que los Cardinals se han afianzado en el tope de la división central, los Washington Nationals lo han hecho en la lucha por los comodines, con el dominicano Juan Soto a la cabeza.

En los últimos siete días, Soto ligó nueve imparables en 21 oportunidades, para average de .429, con cinco anotadas y siete remolcadas.

El jovencito de 20 años tuvo hits de todas dimensiones: un jonrón, un triple, cuatro dobletes y tres sencillos, para slugging de .857

Otro que le dio en la cara a la pelota en la semana fue el venezolano Eugenio Suárez, de los Cincinnati Reds.

Suárez se fue de 29-10 (.345), con ocho anotadas y siete empujadas, y entre sus batazos acumuló dos biangulares y cinco vuelacercas, para slugging de .897.

Su compatriota Wilson Ramos, de los New York Mets, lleva 24 juegos consecutivos bateando de hit, que inició el 3 de agosto.

En la semana, Ramos disparó 12 cohetes en 21 ocasiones, para average de .571, con tres anotadas e igual cantidad de remolques. Dos dobles fueron sus únicos extrabases y su slugging fue de .667.

El también venezolano Eduardo Escobar continúa redondeando una temporada de lujo.

En esta ocasión conectó nueve hits en 27 oportunidades, para average de .333, con seis anotadas y nueve impulsadas.

Escobar botó cuatro pelotas del parque, para llegar a 32 en la campaña, además de sumar un doblete, para slugging de .815.

Y el dominicano Starlin Castro sigue poniendo números en el cierre de la temporada, para tratar de llamar la atención previo a su llegada a la agencia libre.

El jugador de los Miami Marlins se fue de 26-9 (.346), con par de anotadas y seis remolcadas, un biangular, par de bambinazos y slugging de .815.

Frío, frío

El venezolano Ronald Acuña Jr. se enfrió por completo en los últimos siete días, cuando su nombre incluso llegó a sonar entre los candidatos a Jugador Más Valioso del viejo circuito.

Acuña solamente consiguió dos imparables en 23 turnos, para un anémico average de .087, al tiempo que se ponchó en 11 oportunidades.

Su compatriota Antonio Senzatela, de los Colorado Rockies, regresó de la lista de lesionados a la rotación, pero no pudo irle peor.

En dos aperturas apenas se sostuvo por seis innings y dos tercios en la lomita, durante los cuales recibió castigo de 15 hits y 12 carreras, todas limpias.

Además, regaló tres bases por bolas, ponchó a tres y su efectividad fue de 16.20, para cargar con la derrota en ambas salidas.

Y el mexicano Luis Urías va a tener que trabajar muy duro en el invierno si quiere establecerse en las Mayores, pues hasta ahora ha sido absolutamente incapaz para batear en el mejor béisbol del mundo.

En la semana, Urías, quien se ha quedado defendiendo el campocorto de los San Diego Padres durante la ausencia de Fernando Tatis Jr, solamente ligó un hit en 22 turnos, para average de .045, con cuatro abanicados.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 25 hasta el sábado 31 de agosto.