Los enfrentamientos que queremos ver en la Serie Mundial

Es hora de mi columna anual, en la que analizo los tentativos enfrentamientos de la venidera Serie Mundial. En años recientes, hemos sido bendecidos, no solo con grandes enfrentamientos en el Clásico de Otoño, sino con algunas ediciones clásicas de la Serie Mundial: los Royals, equipo de mercado pequeño, como ganador en 2015; los Cubs poniendo punto final a su maldición en 2016 con una victoria dramática en el Juego 7; los Astros ganando su primer título en 2017 en un choque colosal con los Dodgers y los Red Sox arrollando de forma impresionante a Yankees, Astros y Dodgers para alzarse con el título el año pasado.

Aún tenemos varios cupos a los playoffs por decidir. No obstante, analicemos el panorama:

Choques de súper potencias

Pidiendo disculpas a los Atlante Braves, tenemos tres grandes equipos en 2019:

Houston Astros: 98-53, diferencial de carreras de plus-255

New York Yankees: 98-53, diferencial de carreras de plus-188

Los Angeles Dodgers: 97-54, diferencial de carreras de plus-240

Los Braves han estado espectaculares en la segunda mitad de la temporada, pero su diferencial de carreras en el actual torneo ha sido de apenas plus-106. Son un equipo de gran calidad y ciertamente es capaz de ganarlo todo y quizás llegar a su mejor condición en el momento apropiado, más no han sido capaces de dominar al mismo nivel durante toda la zafra, como lo han hecho estos tres equipos. Por ende…

Yankees-Dodgers: Sé que muchos aficionados expresarían disgusto por esta idea de una Serie Mundial entre dos equipos con arcas más profundas que el Foso de las Marianas. Lo puedo entender, pero… vamos, este sería un enfrentamiento clásico entre dos franquicias históricas que se han visto las caras en 11 ocasiones en la Serie Mundial, aunque ese no ha sido el caso desde 1981. Además, habría tantas cosas en juego que se incrementaría la intensidad en esta serie. Los Yankees no han clasificado a la Serie Mundial desde 2009, una eternidad relativa para esta franquicia. Los Dodgers siguen en la búsqueda de su primer título de Serie Mundial desde 1988, habiendo perdido las dos ediciones anteriores, y llegarán a la postemporada tras haber alcanzado su séptimo título divisional de forma consecutiva.

Además, quien no quiere ver una repetición de los tres jonrones de Reggie Jackson en el Juego 6 de la Serie Mundial de 1977:

Astros-Dodgers: Una reedición del gran duelo a siete juegos de 2017. Los Astros, como es obvio, cuentan con ese reciente campeonato, pero un segundo título reafirmaría su carrera como uno de los más grandes de todos los tiempos. Esta será su tercera temporada consecutiva con al menos 100 triunfos y las tres se han producido con amplios márgenes de diferencial de carreras:

2017: 101-61, plus-196

2018: 103-59, plus-263

2019: 105-57, plus-273 (con ritmo para terminar la temporada con ese registro)

Esa es una carrera excepcional. En la era de temporadas de 162 partidos (desde 1961), las únicas franquicias en ganar 100 juegos en tres años consecutivos son los Yankees entre 2002 y 2004, los Braves entre 1997 y 1999 y los Baltimore Orioles entre 1969 y 1971. Esos tres equipos ganaron apenas una Serie Mundial en dichos periodos (los Orioles en 1970). ¡Ganar un campeonato es cosa difícil, incluso si se es un gran equipo! Los Astros tienen la oportunidad de consolidar su legado, y considerando ese 1-2 conformado por Justin Verlander y Gerrit Cole, junto al tercero de la rotación Zack Greinke, este podría ser el mejor equipo de Houston que hemos visto hasta ahora.

Los Dodgers han ganado esos siete banderines divisionales al hilo, aunque podría argumentar que han contado con un equipo de verdadera gran calidad en apenas dos de dichas temporadas: 2017, cuando ganaron 104 partidos; y esta temporada, cuando nuevamente superarán los 100 triunfos. En algunas temporadas, pudieron aprovechar una división débil. El año pasado, requirieron ganar un partido de desempate a los Colorado Rockies para hacerse con la división. Como es el caso de los Astros, este es el mejor equipo de los Dodgers en tiempos recientes, con una rotación profunda y una alineación poderosa. Si algo infunde temor es que la reciente cadena de dominio de los Dodgers parece no tener fin en el horizonte y menos con la presencia de estrellas del futuro tales como Gavin Lux y Will Smith que apenas están ganando experiencia en las Grandes Ligas. Si logramos ver este enfrentamiento, quizás termine en las manos de Kenley Jansen, quien confrontó algunos problemas en la última ocasión en la cual ambos equipos se vieron las caras en el mes de octubre:

La reedición de la mejor Serie Mundial de todos los tiempos

Twins-Braves: En 1991, los Minnesota Twins y Braves pasaron del último lugar al primero y ganaron sus respectivas Series de Campeonato de Liga para después enfrentarse en la Serie Mundial más emocionante que se haya jugado jamás. Sí, voy a resumirla porque ustedes necesitan saber qué sucedió en 1991 y buscar esos partidos en YouTube:

Juego 1: Twins 5, Braves 2. Jack Morris lanza más de siete entradas para hacerse con la victoria.

Juego 2: Twins 3, Braves 2. Scott Leius suelta jonrón contra Tom Glavine en la baja del octavo episodio para sellar el triunfo de los Twins.

Juego 3: Braves 5, Twins 4 (12 innings): Los Twins empatan gracias a un jonrón de dos carreras de Chili Davis en el octavo inning, pero los Braves sellan finalmente la victoria con un sencillo de Mark Lemke para dejar en el terreno a sus rivales.

Juego 4: Braves 3, Twins 2. Lemke conecta triple en la baja del noveno y anota la carrera para dejar en el terreno a Minnesota por la vía del elevado de sacrificio.

Juego 5: Braves 14, Twins 5. La única paliza de la Serie. David Justice empuja cinco carreras.

Juego 6: Twins 4, Braves 3 (11 innings). El Juego de Kirby Puckett. Batea de 4-3 con dos carreras y tres impulsadas, hace una atrapada saltando contra la cerca y conecta el cuadrangular de la victoria contra Charlie Leibrandt, dejando en el terreno a los Braves:

Juego 7: Twins 1, Braves 0 (10 innings). Morris pitchea un juego completo y Gene Larkin finalmente supera a Dan Gladden con la carrera del triunfo.

Cinco partidos definidos por una carrera, todos ganados en el turno final, cuatro victorias dejando en el terreno al rival; tres partidos definidos en extra-innings y dos encuentros clásicos en los Juegos 6.y 7. La Mejor Serie Mundial de Todos los Tiempos.

La reedición de 2019 no tendría a dos equipos que saltaron del último lugar al primero, aunque contaremos con dos novenas emocionantes, con unos Twins bateando jonrones a diestra y siniestra y los Braves con tres jugadores con potencial para sumar 40 jonrones cada uno: Ronald Acuna Jr., Freddie Freeman y Josh Donaldson. Los Braves no han clasificado a una Serie Mundial desde hace 20 años; esta será su undécima aparición en playoffs desde entonces. Los Twins no han participado en una Serie Mundial desde ese título de 1991, con siete intentos en playoffs en los cuales terminaron con las manos vacías.

Locura en el centro occidente

Ciertamente, estos son los enfrentamientos que no desean ver los ejecutivos de la cadena Fox, pero que cuentan con algunas historias entretenidas:

Twins-Brewers: ¡Locura en el norte del centro occidente! El enfrentamiento que antes se veía en la Liga Americana sería entretenido, con unos Milwaukee Brewers en busca de su primer título de Serie Mundial. Además, tendríamos a los gobernadores de ambos estados apostando granos de soya y queso.

Indians-Brewers: La suma de las temporadas que ambos equipos han pasado sin un título de Serie Mundial: 109. ¿A quién apoyarías?

Indians-Cubs: Los Cubs se impusieron a Cleveland en 2016 para romper su maldición. Sería una dulce revancha para los Indians vencer a Chicago y ganar su primer título desde 1948. O quizás será la dulce venganza de los Cubs, que silenciarán a todos los críticos que los han fustigado durante todo el 2019.

Twins-Cardinals: ¿Jack Flaherty enfrentándose a esa alineación de los Twins? Muchas gracias. Esa podría ser una de esas temporadas clásicas de los Cardinals en la Serie Mundial. Ganaron al menos 100 partidos en 2004, 2005 y 2015 y ganaron 97 juegos en 2013 (empatado en el liderato de la categoría en Las Mayores) y no consiguieron el título de Serie Mundial en esos años. Sumaron 90 victorias en 2011 y 83 en 2006 y ganaron el Clásico de Otoño en ambas temporadas.

Indians-Cardinals: Siendo honestos, me encantaría ver cualquier enfrentamiento entre dos de las 16 franquicias originales. Sería un milagro ver a Cleveland llegar hasta aquí: Tienen que clasificar al partido por el comodín, ganarlo; de allí, superar a Astros o Yankees en la serie divisional, y después vencer a Astros o Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana y luego imponerse a los Cardinals en la Serie Mundial. Eso sería toda una historia.

Seis choques de interés

Yankees-Cubs: Es indudable que los índices de sintonía para este partido serían bastante buenos. De hecho, ¿cuáles serían los enfrentamientos tendrían los ratings más altos? Hay dos elementos que ayudan a mejorar los índices de audiencia: mercados grandes y una serie más larga (más personas ven la serie cuando termina decidiéndose a seis o siete partidos). La Serie Mundial de 2016 entre Cubs e Indians promedió 22.8 millones de televidentes, mejor registro desde 2004 (Red Sox-Cardinals). Ambas series, por supuesto, se desarrollaron entre circunstancias extenuantes, con Cubs y Red Sox intentando acabar con sus largas sequías de títulos de Serie Mundial. Estas son las seis Series Mundiales con mejor rating desde el año 2000:

2004: Red Sox-Cardinals (25.4 millones)

2001: Diamondbacks-Yankees (24.5 millones)

2016: Cubs-Indians (22.8 millones)

2003: Marlins-Yankees (20.1 millones)

2009: Yankees-Phillies (19.3 millones)

2017: Astros-Dodgers (18.9 millones)

Este año no tenemos un relato similar para Cubs y Red Sox (sin ánimos de menospreciar las sequías sufridas por Indians y Brewers), pero sí tenemos el potencial de ver a los Yankees enfrentándose a Dodgers o Cubs. Creo que ambos equipos lograrían atraer los mayores índices de audiencia, considerando el atractivo que tienen los Yankees a nivel nacional y los tamaños de los respectivos mercados en Los Ángeles y Chicago. Creo que los Braves, que disfrutan de una amplia afición regional y que harían su primera aparición en Series Mundiales en 20 años, también atraerían un alto rating. Se podría decir, con argumentos válidos, que los Yankees contra cualquier equipo de la Liga Nacional sería la Serie con mejor rating, aunque Houston es un mercado importante y que cuenta con algunos de los nombres más importantes del béisbol y el rating de la Serie Mundial de 2017 fue excelente. Pienso que las Series tentativas con mejor rating, serían las siguientes, en dicho orden:

1. Yankees-Cubs

2. Yankees-Dodgers

3. Yankees-Braves

4. Yankees-Cardinals

5. Astros-Cubs

6. Astros-Dodgers

7. Yankees-Nationals

Asumo que New York Mets y Philadelphia Phillies no clasificarán, aunque no creo que una Serie Mundial que cuente con uno de estos equipos entraría entre las siete con mejor rating. Yankees-Mets en 2000 tuvo índices de audiencia menor que Yankees-Braves en 1999, por ejemplo. También vale la pena mencionar que contar con series de calidad en rondas anteriores pueden ayudar al rating: la emoción ayuda a cobrar impulso. Por eso, una Serie Mundial Twins-Braves podría tener buenos índices de sintonía si las rondas previas tuvieron mucho drama.

Por cierto, contamos con la data de índices de sintonía desde 1984. La Serie Mundial de 1986 entre Mets y Red Sox tuvo el rating más alto en promedio, con 36.4 millones de televidentes (era otra época en la industria de la televisión). El Juego 7 de 1986 atrajo un estimado entre 55 y 60 millones de televidentes; aunque el Juego 7 de 2016 tuvo un estimado de 40 millones de televidentes, una cifra increíble en el saturado mercado televisivo de hoy en día.

Yankees-Cardinals: Esta es la Serie entre “Dos equipos que amamos” o “Dos equipos que nos tienen hartos”. Por el lado positivo, tenemos a dos franquicias llenas de tradición con aficiones apasionadas, uniformes clásicos y equipos con carisma. Es cierto: los Yankees tienen carisma en 2019. Quiero decir, miren la producción sorprendente por parte de jugadores de la talla de Gio Urshela y DJ LeMahieu. Y les mencioné acaso que Brett Gardner tiene topes personales en jonrones y porcentaje de slugging y que Nueva York está encaminado a ligar 300 cuadrangulares incluso a pesar de que Giancarlo Stanton y Aaron Judge suman 24 bambinazos entre ambos y un tipo llamado Mike Ford suma 11 jonrones en 129 turnos al bate y… Ahhh $% Yankees.

Rays-Dodgers: ¿Se podrían imaginar a los Dodgers alcanzando su tercera Serie Mundial consecutiva para perder a manos de los Rays? ¿La misma franquicia despreciada por Andrew Friedman para asumir las operaciones deportivas de los Dodgers? No estoy diciendo que estoy ligando a que esto ocurra. Muy bien, admito que sí. ¡Y me gustan los Dodgers! Apestaría ver a Clayton Kershaw perdiendo otra Serie Mundial. Pero la esperanza y la fe son dos cosas positivas y ver a una franquicia de mercado pequeño imponiéndose a los poderosos y malos Dodgers nos daría algo de eso.

A’s-Dodgers: De hecho, perder a manos de los A’s podría ser más doloroso para los aficionados de los Dodgers. Además, veríamos muchas repeticiones del batazo de Kirk Gibson de 1988. ¡Sorpresa! No voy a mostrar esa repetición. Aquí tienen a Joe Ferguson con un laser en la Serie Mundial de 1974 entre A’s y Dodgers:

Astros-Nationals: Ha sido “El Año del Jonrón”, pero esta serie nos serviría de recordatorio que aún existe buen pitcheo abridor en la pelota mayor, con Verlander, Cole y Greinke enfrentándose a Max Scherzer, Stephen Strasburg y Patrick Corbin.

Yankees-Mets: Quizás el próximo año, aficionados de los Mets.

Los cinco mejores pareos

Esto es solo preferencia personal. Mi equipo favorito (los Marineros) nunca llegó a la Serie Mundial, así que esto no significa que no me guste tu equipo. Realmente, todo lo que busco son siete juegos, momentos dramáticos y jonrones heroicos. Me gustan los mejores equipos para lograrlo o me gustan los equipos con las sequías más largas para lograrlo. Así que aquí están mis cinco primeros, con la regla de que podría elegir un equipo en un solo enfrentamiento:

1. Astros versus Dodgers. En mi opinión, los dos mejores equipos de béisbol, los dos equipos que más disfruté viendo en 2019 y una serie llena de grandes historias, desde los Astros tratando de obtener un segundo título en tres temporadas hasta Kershaw tratando finalmente de obtener un anillo.

2. Twins versus Braves. Dos equipos muy buenos con ofensivas de gran potencia que no han estado en la Serie Mundial en mucho tiempo.

3. Yankees versus Cubs. Soy un fanático de los enfrentamientos de la vieja escuela, y sería divertido ver al personal de lanzadores de los Yankees maniobrar ante esa alineación de los Cachorros.

4. Indians versus Brewers. Esta es una posibilidad remotamente extrema, pero los dos clubes con las sequías más largas se enfrentan, lo que significa que al menos una base de fanáticos finalmente puede celebrar.

5. A's versus Nationals. ¿Puede Billy Beane finalmente ganar una Serie Mundial? ¿Pueden los Expos/Nacionales finalmente llegar a una?

Cielos, dejé fuera a los Rays. Amo a los Rays. ¿Qué hay de Rays-Cardinals en el Tommy Pham Bowl?