Cody Bellinger se corona como MVP de la Liga Nacional

Getty Images

El jardinero de los Los Angeles Dodgers, Cody Bellinger, completó un año extrardinario, atrapando el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional por primera vez en su carrera, anunció el jueves la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

Bellinger, el tercer miembro de los Dodgers que conquista el Novato del Año y el MVP ( el infielder Jackie Robinson y el lanzador Don Newcombe fueron los primeros), superó en la votación al jardinero Christian Yelich, de los Milwaukee Brewers, y al antesalista Anthony Rendon, de los Washington Nationals.

Bellinger fue seleccionado primero en 19 de 30 boletas y segundo en 10 más, venciendo a Yelich por 45 puntos en total, 362 contra 317. El destronado MVP del 2018 fue nombrado primero en 10 boletas y segundo en 18. Rendón fue nombrado primero y segundo en una boleta cada uno y terminó con 242 puntos.

Bellinger y Yelich terminaron empatados en victorias sobre reemplazo (WAR) de FanGraphs con 7.8 cada uno. Yelich tuvo números ofensivos ligeramente mejores, al promediar .329/.429/.671 con 44 jonrones y 30 bases robadas, pero Bellinger fue mejor a la defensiva, al ganar el Guante de Oro en el jardín derecho mientras desplegaba sus habilidades con el guante en la primera base y el jardín central.

Bellinger bateó .305 con 47 jonrones, 15 robos y 115 remolque, y se convirtió en el primer jugador de los Dodgers en ganar el premio de MVP desde Clayton Kershaw en 2014, y el primer jugador de posición en lograrlo desde Kirk Gibson en 1988. Además fue factor determinante para que los Dodgers atraparan su séptimo título divisional consecutivo.

El primer jugador de posición de los Dodgers que atrapa el Jugador Más Valioso desde que el jardinero Kirk Gibson lo recibiera en 1988, Bellinger es el primer toletero del viejo circuito que batea .300 con 45 o más jonrones y 115 o más impulsadas desde Albert Pujols en el 2009.

Yelich, quien ganó el premio el año pasado, lideró el viejo circuito en bateo (.329), OBP (.429), Slugging (.671), OPS (1,100), OPS plus (179) y tuvo 44 jonrones, 30 robos y 97 impulsadas en 130 juegos. El jardinero derecho se perdió los últimos 18 juegos de su equipo debido a una lesión de rodilla.

Rendon bateó .319 con 44 jonrones y 126 impulsadas, impulsando a los Nacionales a conseguir un puesto comodín, que usaron para posteriormente conquistar el primer campeonato de la franquicia. El antesalista recibió el Bate de Plata al final de la temporada.