¿Quiénes son los jugadores mexicanos mejor pagados en las Mayores?

'El Titán' encabeza la lista de mexicanos mejor pagados en el Gran Circo. AP

A lo largo de la historia de las Grandes Ligas ha habido una gran cantidad de peloteros mexicanos exitosos, desde Baldomero ‘Melo’ Almada, pasando por Roberto ‘Beto’ Ávila y llegando hasta el gran Fernando Valenzuela.

Aunque si bien estos legendarios nombres marcaron época por su trascendencia, lo cierto es que no lograron la remuneración que sí perciben algunos jugadores mexicanos en la actualidad. A continuación, ESPN Digital hace un recuento de los cinco mexicanos que encabezan la lista de mejor pagados históricamente en el Gran Circo.

Adrián González

El mexicano mejor pagado en la historia de las Grandes Ligas es Adrián González, quien acumuló a lo largo de su trayectoria la cantidad de 190'648,500 millones de dólares.

'El Titán' hizo valer cada dólar obtenido año con año, desde su estreno en las Mayores con los Texas Rangers en la temporada 2004. En 2009, completó los 162 juegos del calendario regular; en 2009 fue líder de bases por bolas negociadas en la Liga Nacional; para 2011, con los Boston Red Sox, fue el primer lugar en imparables conectados de la Liga Americana.

Adrián pasó en 2012 a los Los Ángeles Dodgers, equipo con el cual se mantuvo hasta la temporada 2017, misma en la que una lesión en la espalda baja lo hizo hablar de su retiro de los diamantes. En 2018, jugó apenas 54 encuentros del calendario con los New York Mets.

En total, conectó 317 cuadrangulares en la Gran Carpa, el segundo mejor registro para un pelotero mexicano; concluyó con 1,202 carreras producidas en un total de 1,929 juegos.

Adrián es un auténtico referente del deporte mexicano en Estados Unidos.

Joakim Soria

‘El Látigo de Coahuila’, jugador formado en la organización de los Diablos Rojos del México de la Liga Mexicana de Beisbol, es el segundo mexicano mejor pagado en la historia de las Grandes Ligas, con una cifra aproximada de 69'306,500 millones de dólares a lo largo de 12 campañas.

Soria irrumpió en las Grandes Ligas en 2007 con los Kansas City Royals y, desde entonces, su carrera tomó un plano ascendente. En su primera temporada salvó 17 juegos y para el siguiente año (2008) registró la respetable cifra de 42 rescates; fue una temporada brillante que significó su primera convocatoria a un Juego de Estrellas.

En 2010 recibió un nuevo fue llamado al Clásico de Media Temporada y completó 43 salvamentos, la mayor cifra de su carrera. Soria se ha sometido en dos ocasiones a la cirugía Tommy John y ha tenido el talento físico y la mentalidad para sobreponerse a las vicisitudes arriba del montículo y debajo de él.

Tras su salida de Kansas City, llegó a Texas, luego pasó a Detroit, Pittsburgh, de nuevo Kansas City, Chicago, Milwaukee y Oakland.

Óliver Pérez

El zurdo Óliver Pérez es sinónimo de rentabilidad en las Grandes Ligas, con una prolífica carrera de 17 campañas y contando. El culichi suma, hasta ahora, una fortuna calculada en 64'832,000 millones de dólares, la tercera más alta para un jugador mexicano en las Mayores, lograda en gran medida por el jugoso contrato de 36 millones de dólares por tres años que negoció en la campaña 2009 con los Mets y que, al final, no resultó lucrativo para el club de la Gran Manzana.

Oliver inició su carrera en 2002 con los San Diego Padres. En 2007 tuvo una gran temporada de 15-10 con los Mets y luego, al año siguiente, de 10-7 con 34 aperturas, la mayor cantidad en la Liga Nacional.

Su carrera ligamayorista vivió un renacimiento en la temporada de 2012, cuando los Seattle Mariners le dieron un rol como relevista y dejó la responsabilidad de abridor. Desde entonces, ha trabajado el montículo con paso sólido con varias organizaciones, Arizona, Houston, Washington y Cleveland.

Vinicio Castilla

El tercera base y artillero es un símbolo del beisbol mexicano. Ganó una alta suma de dinero, estimada en 44'836,500 millones de dólares, luego de 16 temporadas de permanencia en las Grandes Ligas.

El oaxaqueño es el máximo jonronero mexicano en las Mayores, con 320 cuadrangulares, y 1,105 carreras producidas.

Castilla inició su trayectoria en 1991 con los Atlanta Braves, luego, en 1993, pasó a los Colorado Rockies, club con el cual marcó una época como uno de los grandes consentidos de la afición. De 1996 a 1998 sumó tres temporadas con al menos 40 jonrones en cada una.

En la segunda mitad de su carrera vistió otras camisolas como la de Tampa Bay, Houston, luego regresó a Atlanta y Colorado, para más tarde pasar a Washington y San Diego. En 2006, los Rockies lo tuvieron de nuevo por 15 juegos, para recordar las grandes hazañas de ‘Vinny’.

Esteban Loaiza

El lanzador derecho consiguió una fortuna calculada en 43'734,000 millones de dólares. El tijuanense es el segundo mexicano con más victorias en las Grandes Ligas (126), sólo por detrás del zurdo Fernando Valenzuela (173).

Loaiza llegó a las Grandes Ligas en 1995 con los Pittsburgh Pirates, equipo que trabaja de la mano con los Diablos Rojos del México, de la LMB, y se mantuvo con ellos durante cuatro temporadas, antes de que en 1998 fuera enviado a Rangers.

En 2003, con los Medias Blancas de Chicago, vivió una temporada de ensueño con récord de 21-9 y 2.90 en el promedio de carreras limpias admitidas, para quedar segundo en las votaciones al premio Cy Young de la Liga Americana, detrás de Roy Halladay, de los Toronto Blue Jays (22-7, 3.25).

Luego de su exitoso paso por los Medias Blancas, llegó a los Yankees en 2004, luego pasó a Washington, Oakland, Dodgers y finalizó su trayectoria en 2008 con los propios Medias Blancas.