22 equipos de liga menor demandan aseguradoras por pérdidas

Dos días después de la cancelación de la temporada 2020 debido a la pandemia de coronavirus, 22 equipos de béisbol de liga menor presentaron demandas el jueves contra las compañías de seguros por el rechazo de reclamos por la interrupción de sus negocios.

Catorce de los 22 equipos retiraron la demanda federal presentada la semana pasada en Pensilvania en favor de los nuevos casos.

Un 15º equipo en esa demanda del 23 de junio, los Binghamton Rumble Ponies, también retiró su reclamo el jueves. Binghamton, sin embargo, no presentó una nueva demanda contra su aseguradora como hicieron los demás.

Andy Sandler de Mitchell Sandler, co-abogado con McKool Smith para los demandantes y otros equipos de pelota, se negó a comentar sobre equipos específicos, pero le dijo a ESPN que tienen planificadas demandas adicionales.

Las demandas del jueves fueron presentadas en tres jurisdicciones.

Una se encuentra en el Tribunal de Distrito de los EE.UU. de Arizona, con 16 equipos como demandantes: Amarillo Sod Poodles, Augusta GreenJackets, Boise Hawks, Chattanooga Lookouts, Columbia Fireflies, Eugene Emeralds, Fort Wayne TinCaps, Fredericksburg Nationals, Frisco RoughRiders, Idaho Falls Chukars, Inland Empire 66ers, Lancaster JetHawks, Myrtle Beach Pelicans, Misiones de San Antonio, Stockton Ports y West Virginia Power.

Las otras dos presentaciones fueron en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos de New Jersey, con los Asheville Tourists, Everett AquaSox y West Michigan Whitecaps como demandantes, y en el Tribunal de Procedimientos Comunes del Condado de Filadelfia, a nombre de los Delmarva Shorebirds, Greenville Drive y Staten Island Yankees.

Los equipos dicen que han incurrido en más de $2 millones en gastos para operar "sin importar si sufren la interrupción de sus operaciones".

La mayoría de los equipos tienen pólizas con subsidiarias de Nationwide Insurance, que dijo en un comunicado la semana pasada que la cobertura de interrupción de negocios debido a un brote de virus ha sido excluida de las pólizas estándar, como estas, durante bastante tiempo, y que incluirlo "haría que dicha cobertura sea inasequible o incluso no disponible".

Las quejas afirman que tales exclusiones son "nulas, inaplicables e inaplicables". Los equipos también sostienen que las aseguradoras no reconocen que no poder usar los estadios de béisbol debido a restricciones en las reuniones y la falta de acceso a los jugadores (los jugadores normalmente son provistos por Major League Baseball, que paga sus salarios) constituye una pérdida física directa, y debería estar cubierto por las pólizas.

Como reportó ESPN inicialmente, los equipos atribuyen parte de sus "pérdidas catastróficas" al gobierno federal y de los estados, alegando que en los primeros meses del año el gobierno federal "no reconoció la gravedad de la pandemia y no contuvo el virus". Y señalan un "fracaso del gobierno federal para construir un muro efectivo que impida la migración continua del virus desde los estados que fueron afectados temprano al resto del país".