Varios dominicanos sufren pobre inicio ofensivo en MLB

Gary Sánchez ha lucido mal en la primera parte de la temporada Newsday

Varios estelares dominicanos han tenido un inicio pésimo con el bate en la temporada de Grandes LIgas

La temporada de Grandes Ligas no ha comenzado bien para algunos dominicanos que están llamados a producir para sus equipos y hasta el momento han arrastrado el bate, al punto de que sus promedios de bateo se han convertido en motivo de preocupación para sus franquicias.

Gary Sánchez, Miguel Sanó, Albert Pujols, Rafael Devers y Franchy Cordero han bateado por debajo de .200 en lo que va de campaña y necesitan un despertar lo más pronto posible, pues todos son piezas necesarias para el éxito de sus clubes.

Uno de los casos más preocupantes es el de Sánchez, que no ha podido encontrar un ritmo en el plato y su promedio, antes de los partidos del domingo, era de .086. Sánchez apenas había conectado tres imparables en 35 turnos, había recibido 20 ponches y su porcentaje de embasarse era de .220.

Para empeorar su situación, el receptor fue criticado por no realizar un máximo esfuerzo corriendo las bases y jugando a la defensa, lo que le podría costar tiempo de juego en el futuro cercano.

Otro caso que ha llamado la atención es el de Rafael Devers, quien viene de una actuación memorable en el 2019 y las expectativas con él, luego de la salida de Mookie Betts de los Red Sox, son de que se convierta en el líder ofensivo del conjunto.

Devers llegó al domingo con promedio de .170, un jonrón y dos carreras empujadas. El OPS del antesalista es de .543, muy por debajo del .916 que obtuvo en la pasada campaña.

El veterano Albert Pujols también se encuentra dentro del grupo que ha tenido un difícil arranque de temporada.

Pujols, bateador designado e inicialista de los Angels, batea para .186 luego de conectar ocho hits en 43 turnos en sus primeros 11 partidos. A diferencia de los anteriores bateadores mencionados, Pujols ha tenido más aportes gracias a su poder, conectando tres jonrones y remolcando siete carreras a pesar de sus problemas en el home.

En su caso, con 40 años de edad, se espera una caída en su producción, pero un promedio por debajo de .200 no debe mantenerse para un jugador con la calidad de Pujols.

Los casos de Miguel Sanó y Franchy Cordero también son notables, con Sanó bateando para .122 y Cordero .154 para sus equipos.