Corte de caja

ESPN

A pesar del pesimismo por la pandemia y las dificultades que se han atravesado, el béisbol de las Grandes Ligas continúa su marcha, y estamos cerca del primer tercio de la campaña. Como suele ocurrir en todos los deportes, las sorpresas se están presentando.

Miami está ganando más juegos de los que pierde y comandan el Este de la Liga Nacional, aprovechando las ausencias y ajustes en Washington y Atlanta.

Es preocupante la cantidad de lesiones que se han presentado en esta apresurada y corta campaña de Grandes Ligas, no son pocas las noticias que se han dado en los últimos días con respecto a lanzadores abridores que han caído en lista de lesionados.

Hay equipos que no han logrado reponerse a las bajas y hay algunos otros que han arrancado bien, que están jugando por encima de su nivel y que contra todos los pronósticos están peleando por los primeros lugares.

A la inversa, sorprende que Angels esté en el fondo de su división teniendo los recursos que presume en su orden al bat; cuando se es capaz de mantener con regularidad a Rendón, Trout, Ohtani y Pujols algo bueno debe ocurrir, pero no ha sido el caso, solo han podido ganar 6 de 17 juegos.

Astros luce mal, sin pitcheo, muchos jóvenes en su bullpen y batallando con lesiones de gente de alto perfil como Justin Verlander y Roberto Osuna; parece que Oakland pudiera aprovechar para quedarse con el Oeste de la Liga Americana.

El oeste de la Nacional está intenso, Dodgers es el claro favorito, aunque han regresado los problemas de lesiones de su parador en corto Corey Seager; San Diego ha mostrado lo que trae, un equipo veloz, joven, espectacular; con esquinas fuertes, líderes y ganadores como Manny Machado y Eric Hosmer apuntalados por el fenómeno dominicano Fernando Tatís Jr; pronto los Padres pudieran regresar a una Serie Mundial, si es que logran balancear su ofensiva y pitcheo.

En la Liga Americana, hay dos equipos que han llamado mucho la atención, Toronto y Chicago White Sox, equipos que están reestructurando y que han encontrado oro. Los canadienses tienen a sus juniors: Guerrero, Biggio, Bichette, Gurriel; una novena que estará protagonizando las Grandes Ligas en los próximos años, pero que todavía está hacia arriba en la curva de aprendizaje.

Los Blue Jays no van a ninguna parte este año y menos cuando han perdido su localía por el Covid-19, pero es muy agradable ver la evolución de estos jóvenes día con día. Si logran conservar ese grupo de jugadores y se apuntala el pitcheo, pronto van a dar mucha guerra. Toronto no logró llegar a la Serie Mundial, a pesar de tener hace unos años un lineup salvaje que incluía a Donaldson, Encarnación, Bautista y Pillar, entre otros, pero se han dado el tiempo para construir y ya han colocado los cimientos.

El otro equipo que parece ha dado la vuelta a muchos años de fracasos, son los Medias Blancas de Chicago. Una organización que hace 15 años ganó la Serie Mundial al barrer a Houston cuando estos últimos todavía jugaban en la Liga Nacional; Chicago ha visto a la distancia como sus vecinos, los Cubs, ya salieron campeones en el 2016 y están liderando la central de la Nacional.

Los Whitesox, se ven diferentes, han aprendido a trabajar con los jóvenes, han tenido paciencia y sobretodo han recargado sus esperanzas en el pelotero latinoamericano. La gran base cubana del equipo trabaja bien a la ofensiva, los Moncada, Grandal, Abreu y Robert lucen enormes cobijados por Tim Anderson (champion bat 2019) y los dominicanos Edwin Encarnación y Eloy Jiménez; Luis Robert ha comenzado bien su carrera y pudiera ser el novato del año en la Liga Americana.

Están jugando pelota de .500 pct. y es posible que vayan a playoffs debido al formato extendido de postemporada en este 2020, pero el equipo necesita algunos ajustes todavía para considerarlo potencialmente peligroso; ya compiten, pero no veremos la pintura completa hasta que esté de regreso el fantástico velocista Michael Kopech.

En fin, falta mucho, apenas comienza la temporada, pero poco a poco iremos sacando mejores conclusiones conforme avance la campaña. El primer corte de caja indica que los favoritos siguen siendo los mismos, Yankees, Dodgers, Twins, Cubs; pero cuidado, porque San Diego va en serio y no había tanta emoción en el área desde los tiempos de Tony Gwynn.

Fernando Tatís Jr. ha traído esperanza a los fanáticos de los Padres, rápido se ha convertido en una súper estrella y si se mantiene sano, debe ser la punta de lanza para que San Diego sueñe al menos con regresar al Clásico de Otoño.