Reglas experimentales del béisbol en ligas menores: Bases más grandes, árbitros robots y movimiento del montículo

Ramin Talaie/Corbis via Getty Images

El béisbol de ligas menores finalmente regresa a los estadios en todo el país, y el martes marca los primeros juegos desde 2019 después de que toda la temporada pasada fuera cancelada debido a la pandemia de COVID-19.

El Día Inaugural contará con 55 partidos en cuatro niveles, aunque no todos los equipos que salieron al campo hace dos años regresarán al diamante en 2021.

Major League Baseball simplificó las ligas menores, contratando a 40 equipos en el proceso. Los 30 equipos de la MLB ahora tendrán cuatro niveles de afiliados: bajo A, alto A, Doble A y Triple A, además de un equipo de nivel novato ubicado en cada complejo de entrenamiento de primavera.

El reinicio posterior a la pandemia también se verá bastante diferente en el campo a medida que el béisbol experimente con diferentes cambios de reglas en cada nivel, así como en la Liga Atlántica independiente, como parte del objetivo final de encontrar formas de mejorar el deporte. Los ponches aumentaron, el contacto disminuyó, los juegos son más largos que nunca y MLB tiene como objetivo hacer algo al respecto.

El exejecutivo de la oficina central de los Chicago Cubs y los Boston Red Sox, Theo Epstein, ha sido encargado de supervisar los experimentos para MLB. Analizará los datos y observará los partidos de cerca.

"Hay todo un equipo en MLB que está pensando en cómo recopilar el tipo correcto de datos, cómo analizarlos y diseccionarlos de manera que nos permitan comprender los impactos de los cambios en las reglas", dijo Epstein recientemente en una entrevista telefónica. "También queremos comprender cómo se relacionan entre sí y asegurarnos de que estamos evitando consecuencias no deseadas".

Entonces, con eso en mente, y con un poco de ayuda de Epstein, examinemos los principales cambios en las reglas que verá al asistir y ver las ligas menores en 2021.

Triple-A: bases más grandes

Las bases aumentarán de 15 pulgadas cuadradas a 18 pulgadas cuadradas. Eso también significa que la distancia entre las bases se acortará ligeramente. Es un pequeño cambio, pero la liga cree que podría tener un impacto de varias maneras: reducción de lesiones, más corredores en base por toques y contacto suave debido a una distancia más corta a la almohadilla e incluso más jugadores que intentan convertir sencillos en dobles. Y, por supuesto, más intentos de bases robadas. En otras palabras, solo más acción.

"Con solo poner la pelota en juego, es más probable que llegues a la base", dijo Epstein. "Los jugadores de cuadro tendrían que jugar corto. Pasarían más pelotas. El valor de un sencillo aumenta dramáticamente. El viaje alrededor de las bases es más fácil. Ahora habrá un gran premio en simplemente llegar a la base y contar con atletas que puedan correr".

"No necesariamente estás logrando todo eso al agrandar la base tres pulgadas, pero estás en los márgenes. Estás empujando el juego en una mejor dirección".

Doble A: Regulación del shift defensivo

Para comenzar la temporada, se requerirá que los jugadores de cuadro tengan los pies en la tierra, aunque pueden pararse en cualquier lugar del cuadro.

En la segunda mitad de la temporada Doble-A, las reglas requerirán que dos jugadores del cuadro estén colocados a cada lado de la segunda base, así como que tengan sus tacos en la tierra mientras se hace el lanzamiento.

El béisbol todavía está resolviendo esto, por lo que dividió el experimento en la primera y segunda mitad de la temporada.

"Hay algunos problemas para ir a dos en cada lado", explicó Epstein. "Hay control y seguridad de los jugadores. Es posible que haya jugadores que se muevan con el lanzamiento o el swing. Los árbitros tendrían que concentrarse en la acción. Un poco más de trabajo por hacer".

Clase A baja Sureste: Bolas y strikes automatizados (ABS, por sus siglas en inglés)

Se experimentará con árbitros robot por primera vez en el béisbol afiliado. Anteriormente, la Liga Atlántica y la Liga de Otoño de Arizona usaban señales electrónicas para bolas y strikes, pero ahora juegos seleccionados de Clase A baja tendrán al árbitro de home con un auricular conectado a los sistemas de radar TrackMan instalados en el parque. El software le dirá bola o strike al árbitro quien lo anunciará a los jugadores y al público.

Epstein enfatizó que las decisiones electrónicas de bolas y strikes no se tratan solo de que los árbitros hagan bien la decisión.

"Se está viendo que el ABS se está usando en las menores bajas este año porque con eso viene el potencial de cambiar la zona de strike a una que sea óptima para el contacto", dijo Epstein. "Las diferentes zonas de strike conducen a diferentes estilos de juego".

Liga del Atlántico: Mover la tabla de lanzar un pie hacia atrás

Este cambio, que debuta en la segunda mitad de la temporada de la liga, podría ser la panacea que busca el béisbol sin cambiar la estética del juego. ¿Alguien realmente notará que la goma está a 61 pies, seis pulgadas del home plate en lugar de 60 pies y seis pulgadas? La última vez que el béisbol movió la tabla hacia atrás -antes medía cinco pies y una pulgada en 1893-, los ponches disminuyeron y los promedios de bateo subieron 35 puntos.

"El pie adicional le da al bateador una centésima de segundo adicional de tiempo de reacción, que es el equivalente a una milla y media de velocidad", dijo Epstein. "La presunción es que permitirá a los bateadores hacer más contacto contra la velocidad superior. Esa es la teoría".

Más nuevas reglas

  • En Clase A alta, los lanzadores deben sacar el pie de la tabla antes de lanzar a cualquier base o de lo contrario se decretará balk. Con este cambio, los zurdos ya no podrán caminar hacia la primera base con el pie en la tabla. El objetivo es aumentar los intentos de bases robadas.

  • En todos los niveles de Clase A baja, los lanzadores estarán limitados a un total de dos "step offs" (sacar el pie de la tabla) o "pickoffs" (virajes a las bases) por aparición en el plato mientras haya al menos un corredor en la base. Un lanzador puede intentar un tercer step offs o pickoff en la misma comparecencia al plato, sin embargo, si el corredor regresa quieto a la base ocupada, el resultado es un balk.

  • En Clase A baja del Oeste, se implementará un reloj de lanzamiento de 15 segundos con cronómetros en el campo, expandidos a uno en los jardines y dos detrás del home, entre los dugouts.

  • La Liga Atlántica experimentará con la regla del bateador designado de "doble gancho". Una vez que el lanzador abridor de un equipo es retirado del juego, también lo es su bateador designado. El objetivo es incentivar a los abridores para que sigan el juego, así como crear una estrategia de juego en las postrimerías.

Las encuestas de los fanáticos, las horas de deliberaciones y el análisis de datos han llevado al béisbol en este momento: experimentar con un juego que ya está en su segundo siglo de existencia. El cambio es inevitable. Pero, ¿de qué tipo y cuánto? La temporada de ligas menores de 2021 ayudará a determinar el futuro del deporte.

"Tenemos que hacerlo de una manera que no esté muy alejada de la esencia del béisbol", dijo Epstein. "Nadie está buscando reinventar la rueda aquí. Este es el mejor juego del mundo y queremos preservar la esencia del béisbol. Mucho de esto está restaurando el juego a la forma en que se ha jugado históricamente".