Lecciones del primer partido de repechaje olímpico la Selección Dominicana de Béisbol

República Dominicana logró el triunfo sobre Venezuela. WBSC

República Dominicana pudo imponerse ante Venezuela, en el que fuese uno de sus partidos más complicados del proceso de clasificación olímpica

Una victoria, aunque fea, sigue siendo una victoria. No hay una frase que pueda definir mejor lo ocurrido en el primer enfrentamiento del repechaje olímpico de béisbol entre República Dominicana y Venezuela. En lo que fue una jornada puramente para bateadores, ambos equipos anotaron un total de 17 vueltas, con los dominicanos llevándose la mejor parte en el marcador, al terminar ganando 10 carreras sobre 7.

De hecho, la República Dominicana permitió una carrera en todas las entradas, a excepción de las dos últimas. Seis de esas anotaciones llegaron por la vía del cuadrangular, por lo que tuvo que jugar desde atrás en repetidas ocasiones durante el partido. Para la Selección Venezolana de Béisbol no fue más sencillo, permitieron un rally de tres vueltas en un momento y más adelante otro de cinco, el cual eventualmente le terminaría dando el triunfo a los dominicanos.

Cuando las personas dijeron que “la pelota corre” (en términos llanos, se va fácil de cuadrangular) en el estadio Hermanos Serdán de Puebla, nadie pudo preparar a quienes veían el juego para diez cuadrangulares y un partido donde los lanzadores prácticamente no tuvieron control del encuentro. La combinación de factores como la altura, las dimensiones del terreno de juego y el clima hicieron que este juego fuese, en la mejor de las comparaciones, un Derby de Cuadrangulares de nueve entradas.

Sin embargo, lecciones importantes salieron del encuentro para República Dominicana, mismas que deberá emplear a fondo durante su próximo partido en contra de Países Bajos.

APROVECHAR LAS DIMENSIONES DEL HERMANOS SERDÁN ES CLAVE

República Dominicana perdió en cuanto a cantidad de cuadrangulares frente a Venezuela. Sin embargo, los vuelacercas dominicanos fueron de más carreras. El truco en el estadio Hermanos Serdán es mantener las bases congestionadas y esperar conectar un batazo con suficiente fuerza para salir del terreno de juego en zona buena.

La clave de estos encuentros no será el pitcheo, según lo que se vio durante el primer encuentro.

EL CLIMA SERÁ FACTOR IMPORTANTE

Todo apunta a que el clima de Puebla va a ser un factor durante el torneo de repechaje. Ayer en medio del partido empezó a caer un diluvio en las últimas entradas y por los próximos días se estima que continuará dicha tendencia.

Es por esto que los lanzadores deben tratar de trabajar rápido y los bateadores buscar ventajas tempranas, ya que, no es posible sabrá lo que ocurrirá si un partido debe ser detenido por causa de las lluvias y sería muy doloroso para cualquier selección que se defina antes de las nueve entradas.

JUAN FRANCISCO ES ALMA Y CORAZÓN DE LA ALINEACIÓN DOMINICANA

No hay suficientes adjetivos positivos que se puedan señalar sobre lo que ha demostrado Juan Francisco desde el pasado torneo para la selección dominicana. Ayer fue el propulsor de la victoria con tres hits, incluido un bestial cuadrangular, cinco remolcadas y una anotada.

El “Caballo Gigante” ha sido un bateador de poder consistente en el proceso preolímpico. Hasta el momento tiene diez hits en 25 turnos para un promedio de bateo de .400, cinco vuelacercas y 14 remolcadas.

DIEGO GORIS CONTINÚA PRODUCIENDO

Con dos cuadrangulares contra Venezuela, Diego Goris demostró por qué se ganó su lugar dentro de la alineación de la República Dominicana. La selección necesitará continuar contando con esta versión del dominicano, en especial en el Hermanos Serdán que es un estadio con dimensiones que le favorecen al jugador.

LA EXPERIENCIA JAIRO ASENCIO

Drama bajo la lluvia enfrentó (¿o causó?) el cerrador dominicano Jairo Asencio, en la misma forma en que tiene acostumbrado a los fanáticos de Tigres del Licey. Dio una base por bolas y luego golpeó a otro bateador para colocar dos corredores en bases sin outs.

Sin embargo, es importante destacar la capacidad de Asencio de salir de situaciones apremiantes como lo ha venido demostrando durante todo el proceso preolímpico. Por algo se le considera como el mejor cerrador dentro de la liga invernal dominicana.