El viento en Los Ángeles perjudicó a Dodgers: "Perdimos por un lanzamiento", reconoce Scherzer

LOS ÁNGELES -- Un clima atípico para el sur de California se apoderó de Dodger Stadium la noche del lunes en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional entre Los Angeles Dodgers y San Francisco Giants. El pronóstico del tiempo marcó una sensación térmica de 17 grados centígrados con vientos de 12 kilómetros por hora en el inmueble, por lo que el clima terminó siendo un factor en contra para los de casa en la derrota de Dodgers 1-0 ante Giants.

“Cualquier otra noche los batazos de (Gavin) Lux o CT (Chris Taylor) hubieran sido jonrones. Fue un gran factor (el viento), esas dos pelotas hubieran sido un resultado distinto, pero son los elementos que los dos equipos enfrentaron y así es el béisbol”, dijo el manager de Dodgers, Dave Roberts, luego de la derrota.

En la novena baja, un incrédulo Gavin Lux vio caer el último out cuando esperaba fuera el cuadrangular del empate tras conectar un batazo de 106.9 millas por hora a un ángulo de 22 grados. Dodgers tuvo cuatro hits así en la temporada, todos fueron cuadrangulares.

La ofensiva no fue la única que resintió las condiciones, pues también Max Scherzer tuvo que ajustarse en la lomita al reto que el viento presentó.

“Hice ajustes, pude superar el primer inning, después el viento, no me di cuenta qué tanto me afectaría, me empujaba hacia home, estuvo muy fuerte esta noche. En la segunda entrada pensé que había encontrado un ritmo, ejecuté lanzamientos, tuve cinco y eso hizo una buena salida. En la postemporada puedes perder por un lanzamiento, es parte de y hoy perdimos por un lanzamiento”, compartió Scherzer luego del juego.

Max Scherzer se apuntó su primera derrota como jugador de Dodgers y aunque fue una muy buena salida, con 7 entradas lanzadas, permitiendo solamente una carrera y 3 imparables, ponchando a 10 bateadores, el lanzamiento del jonrón solitario de Evan Longoria terminó siendo la diferencia a favor de Giants.

“Hay que descifrar por qué no ejecuté ese lanzamiento y darle vuelta a la página y seguir adelante, apesta, pero así es”, dijo un serio Scherzer.

La ofensiva de Dodgers no pudo respaldar lo hecho por el bullpen, pero fueron los lanzadores de San Francisco quienes se llevaron las palmas con un gran trabajo de Alex Wood, Tyler Rogers, Jake McGee y Camilo Doval para asegurar la victoria, además de la gran atrapada de Brandon Crawford a Mookie Betts.

“Claro que nos quedamos en cero, pero hubo buenos turnos al bat, lo de Mookie (Betts), las dos pelotas que pensé eran cuadrangulares, en general creo hubo buenas oportunidades y no obtuvimos la recompensa. Colectivamente creo que hicimos un buen trabajo”, señaló Roberts.

Los Ángeles Dodgers una vez más recibieron un increíble respaldo de la afición de casa con un lleno de 53 mil 299 aficionados presentes, pero ahora la serie se encuentra a favor de San Francisco 2-1 y este martes será un juego decisivo para los vigentes campeones que buscarán echar mano de la localía para forzar el quinto de la Serie.

“Tenemos demasiados veteranos en el equipo, hay que jugar la pelota y gozarla como lo hemos hecho el año entero. No podemos perder mañana y hay que tratar de forzar el quinto, la expectativa es seguir con esa preparación y hacerlo todo para ganar”, dijo Albert Pujols, quien inicio un juego de playoffs siete años después.

Anthony DeSclafani subirá a la lomita para abrir el Juego 4 del lado de Giants, mientras que Dodgers no ha definido a su abridor. “Todo está sobre la mesa”, dijo Dave Roberts, incluido mandar a Walker Buehler con poco descanso.

El clima podría mejorar para el martes con vientos de menor intensidad, de acuerdo al pronóstico del tiempo.

“Es parte del juego, no se puede controlar. Es lo que es, no podemos echarle la culpa al viento porque perdimos, es la madre naturaleza, parte del juego y hay que respetarlo”, finalizó Pujols.