Reconoce Baker que la serie no ha terminado

BOSTON - Dusty Baker aseguró la noche del miércoles que ni siquiera ha decidido quién será su pitcher abridor para del sexto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, aunque sus opciones en realidad son pocas.

El manager de los Houston Astros sólo está convencido que los Boston Red Sox están lejos de ser liquidados, a pesar de que la serie ya está 3-2 a favor de Houston y de que el sexto juego y un posible séptimo son en casa.

Baker dijo estar convencido de que los Red Sox son un equipo que difícilmente se da por vencido y que tratarán hasta el último out de regresar, como ha sucedido durante los cinco partidos anteriores.

"Me siento bien, pero no me siento grandioso", reconoció Baker. "No voy a sentirme grandioso hasta que cumplamos nuestra meta. He estado un par de veces 3-2. Estuve arriba 3-2 una vez en Chicago y de regreso a Wrigley con Kerry Wood y las cosas no salieron bien. Ya veremos; hay que seguir jugando béisbol".

El manager de los Astros dijo que uno de los factores más optimistas, más allá de la gran labor de Framber Valdez durante ocho entradas completas, en las que sólo permitió tres imparables con 93 pitcheos y que quizá pudo ir a sacar el juego completo, es la capacidad de competencia bajo cualquier circunstancia, por más complicado u hostil que parezca el entorno inmediato.

"No sé. Parece que lo dejó atrás y tenía a Maldi (Martín Maldonado) dirigiéndolo", dijo Baker en referencia a la gran salida de Valdez en el Juego 5, comparado con el primero de la serie en el que tuvo problemas desde el principio y sólo estuvo dos entradas y dos tercios en la loma".

"Maldi habló con él en el momento adecuado y estaba lanzando strikes", agregó. "Tenía un buen ritmo. Lanzó, no perdió el tiempo forzando esa bola rompiente, como lo hizo en las últimas dos aperturas, y luego se quedó atrás. Estaba atacando la zona de strike y, quiero decir, su recuento de lanzamientos era muy, muy bajo. Solo se metió en problemas un par de veces, y luego, como siempre he dicho, ese sinker puede sacarte de problemas con dos outs en un lanzamiento, y creo que eso sucedió tres o cuatro veces esta noche".

Baker está optimista porque sabe que sus bateadores entraron en máximo ritmo, que han conectado cuando se requiere, sin importar si hay dos outs, contra el pitcheo abridor de Boston y que han castigado al relevo rival.

"Esta noche (miércoles) Yordan (Álvarez) se unió a la fiesta", dijo Baker. "Es un muchacho grande en medio (de la alineación) y estuvo atacando. Estuvo listo para hacer el swing. Si tienes un muchacho en la alineación que aparece en el momento correcto, hace una diferencia del tamaño del mundo".

Álvarez pegó jonrón, sencillo, doblete y produjo tres carreras contra el zurdo Chris Sale, quien no permitía que un bateador zurdo le empujara tres anotaciones en un solo partido desde el 2015.

"Chris Sale es uno de los mejores pitchers y lo ha sido por años", agregó el manager. "Estuvo lanzando entre 95 y 97 millas por hora. Tiró mejor que la última vez que lo vi".

El jardinero Michael Brantley rechazó estar sorprendido porque cuando los Astros parecían terminados, con mal pitcheo y bates apagados, resurgieron y están a un triunfo de llegar a su segunda Serie Mundial desde el 2017.

Los superestrellas dan un paso al frente en el momento correcto", dijo. "Ha sido un honor jugar con peloteros como Carlos Correa y José Altuve, que son superestrellas; también con gente como Alex Bregman, Yuli Gurriel, Yordan Álvarez, que sabes que aparecerán cuando se necesitan".

"Se preparan como nadie todos los días y en los peores momentos siempre se mantienen a flote y siguen compitiendo a un alto nivel. Son compañeros especiales y aprecio que me han hecho un mejor jugador".

El novato Luis García fue el abridor en la derrota del Juego 2 y no le fue bien. En apenas una entrada permitió cinco carreras limpias, antes de salir por molestias en una rodilla. Pero Baker ha reiterado que el venezolano está listo para regresar al montículo, aunque no ha especificado si abrirá de nuevo.

Pero con el problema de lesiones que tienen los Astros en su rotación, la cual incluye a Lance McCullers Jr., quien está fuera para toda la serie, es probable que Baker no tenga más remedio que subir al montículo a García.

Otra opción podría ser Cristian Javier, quien tiene experiencia como abridor. Sin embargo, lanzó el martes tres entradas completas como relevista que requirieron 57 pitcheos.

"Es un juego de equipo", dijo el relevista Ryan Pressly. "Ya sean los abridores que tiren siete innings cuando el bullpen tiene problemas o viceversa, todos levantan a los demás en esta organización".

El Juego 6, que podría ser definitivo, se jugará el viernes por la noche en Houston.