MLB no impone vacunación contra COVID-19 en ligas menores

Erick W. Rasco/Sports Illustrated via Getty Images

Major League Baseball no requerirá que los jugadores de ligas menores se vacunen contra el COVID-19 para jugar en 2022, pero exigirá que el personal en el campo que trabaja con los jugadores esté "al día" con las vacunas, según un memorando enviado a los equipos el jueves por la mañana y obtenido por Jeff Passan de ESPN.

La liga había considerado exigir vacunas en las ligas menores, lo que podría haber hecho sin el consentimiento de los jugadores porque sus condiciones de trabajo no se rigen por un convenio colectivo, como los jugadores de las ligas mayores.

En última instancia, MLB decidió no hacerlo, aunque estableció condiciones para los mánager, entrenadores y otras personas que tendrán contacto en persona con los jugadores.

El estándar para las vacunas "actualizadas" es que aquellos elegibles para una vacuna de refuerzo hayan recibido una y aquellos que no han sido vacunados pueden recibir una vacuna de Pfizer o Moderna antes de presentarse al entrenamiento de primavera y tener otra programada para cumplir. Además, el memorando decía que "los clubes solo pueden considerar solicitudes de exenciones religiosas y médicas de buena fe".

En un comunicado a ESPN, la liga dijo: "Nuestros consultores expertos han informado que la vacunación completamente actualizada de todo el personal en el campo y otras personas con contacto cercano con los jugadores proporciona un entorno más seguro para prevenir la infección y la transmisión. Adaptaciones razonables se considerarán para los miembros del personal que reciben una exención a este requisito. Dichas exenciones se considerarán de forma individual y de acuerdo con la ley estatal. Continuamos alentando encarecidamente la vacunación entre los jugadores de las ligas menores y ponemos recursos a disposición de los jugadores y los equipos de las ligas menores hacia ese objetivo".

Alrededor del 88% de los jugadores de ligas menores fueron vacunados durante la temporada 2021, según un funcionario de la liga, una cifra que refleja el porcentaje de jugadores y personal vacunados a nivel de las ligas mayores. Los protocolos de COVID-19 a nivel de las Grandes Ligas son decididos por la liga y la Asociación de Jugadores de la MLB.

El calendario del béisbol ha jugado a su favor en los últimos dos meses, ya que la variante Omicron devastó las plantillas de la NFL, la NBA y la NHL y provocó el aplazamiento de los juegos. El reconocimiento de que los jugadores son más jóvenes, generalmente más saludables y, según los médicos, con menos riesgo de infección grave influyó en la decisión de no exigir la vacunación, dijeron las fuentes.

Los jugadores vacunados en las ligas menores, decía el memorando, "probablemente estarán sujetos a algunas pruebas, aunque menos restrictivas, y protocolos de salud y seguridad". Sus compañeros de equipo no vacunados, según el memorando, "estarán sujetos a una mayor regulación y prohibiciones, incluido el requisito de realizar pruebas de admisión y vigilancia regulares, uso de máscaras y restricciones en su acceso a áreas restringidas".

Se espera que los jugadores y el personal de las ligas menores se presenten a los entrenamientos de primavera en el horario planificado regularmente, la mayoría a fines de febrero.

El memorando, que aborda una serie de cuestiones además de los protocolos de COVID-19, dice que a pesar del cierre patronal que se acerca a su segundo mes completo, los equipos "no pueden ajustar sus fechas de entrenamiento de primavera de las ligas menores previamente programadas como resultado del paro laboral a nivel de Grandes Ligas".