Serie del Caribe van con público, se respalda con autoridades locales

Omar Canizalez, presidente de la Liga del Pacífico, indicó que se basan en los criterios estatales y municipales sobre la apertura a aficionados en eventos deportivos, sin importar la recomendación del Gobierno Federal

La Serie del Caribe que se desarrollará en Mazatlán, Sinaloa, será con público, con un aforo de hasta el 45 por ciento, sin importar la recomendación del Gobierno Federal, de jugar sin público hasta pasar a semáforo amarillo.

“Nos sentimos suficientemente responsables y están trabajados los protocolos para llevar a cabo con el aforo que nos autorizaron del 45 por ciento, en donde los estadios y requerimientos se van a cumplir, para que la gente pueda asistir y ahora hay una gran cantidad de gente con anticuerpos, que no tiene riesgo de contagios”, comentó Omar Canizalez, presidente de la Liga del Pacífico.

El gobierno Federal, en voz de Ricardo Cortés, director general de promoción de la salud en la Secretaría de Salud (SSA), comentó a ESPN Digital que no se podían realizar eventos con público si el semáforo epidemiológico de la entidad se encontraba en naranja o rojo, como ahora sucede en Sinaloa. Recomendación que no fue escuchada por los organizadores de la Serie del Caribe.

“Los criterios para el deporte profesional en nuestro país, durante la situación de emergencia, son los mismos para todos, en semáforo naranja y rojo no debe de haber afición en los estadios, puede haber a partir de semáforo amarillo con el debido protocolo y medidas sanitarias”, comentó Ricardo Cortés, en entrevista exclusiva.

Según los organizadores, Mazatlán se encuentra en condiciones para recibir público en el estadio Teodoro Mariscal y esperan que se pueda desarrollar la Serie del Caribe con un aforo del 45 por ciento del inmueble, pese a que las autoridades no permitieron aficionados en el partido de futbol que se desarrolló la semana pasada en la misma entidad.

“Nosotros estamos en coordinación constante con la autoridad estatal y local, si bien es cierto que los estándares de Sinaloa son estrictos, hoy todavía no se alcanza esos niveles para jugar sin público. Para llegar a rojo estamos hablando del 80 por ciento de la capacidad hospitalaria, ahorita estamos hablando de alrededor del 30 por ciento, el protocolo de las autoridades estatales y municipales es extraordinario, así como el que hacemos nosotros”, justificó Omar Canizales.