'Estoy acostumbrado a que la gente me subestime': por qué Ugás está listo para demostrar que la gente está equivocada

play
Primer vistazo a Spence vs. Ugás (1:37)

Salvador 'Chava' Rodríguez ofrece un análisis inicial de la batalla de peso welter anticipada entre el monarca unificado Errol Spence Jr. y el campeón cubano Yordenis Ugás. (1:37)

Ismael Salas recuerda la primera vez que le llamó la atención Yordenis Ugás.

Solo tres semanas después de que Ugás comenzara a entrenar con Salas, tuvo una sesión de entrenamiento con Gabriel Rosado, uno de los mejores boxeadores de acción. Hasta ese momento, hace seis años, Salas nunca había visto a Ugás, quien estaba en medio de una carrera profesional sin incidentes. Ugás convirtió la primera impresión en una de las mejores sesiones de sparring que Salas había visto.

"Fue una pelea por el título en lugar de un sparring con Rosado", dijo Salas a ESPN.

Salas supo de inmediato lo que tenía en Ugás. Pero durante años, el resto del mundo del boxeo no lo hizo. E incluso después de una sorpresiva victoria que envió al futuro miembro del Salón de la Fama Manny Pacquiao al retiro y convirtió a Ugás en el campeón de la AMB, todavía tiene que demostrarle a la gente que es uno de los mejores pesos welter del mundo. El cubano de 35 años es un no favorito considerable este fin de semana contra Errol Spence Jr., uno de los mejores boxeadores libra por libra del boxeo y campeón unificado de peso welter.

Ugás está perfectamente feliz de estar en esta posición. Después de todo, es una que ya conoce bien.

"La gente puede decir lo que quiera porque estoy acostumbrado a que la gente me subestime en mi vida", le dijo Ugás a ESPN a través de un traductor. "Eso no es nada nuevo para mí. Así que realmente no me importa si soy el favorito o la víctima. Al final, depende de mí demostrar que puedo ser un campeón, un ganador dentro del ring".

Con una victoria contra Spence el sábado por la noche (Showtime PPV, 9 p. m. ET) en el AT&T Stadium, que está a solo millas de la casa de Spence en el área de Dallas, Ugás (27-4, 12 KOs) unificará tres de los cuatro cinturones y juega al spoiler definitivo en la división de las 147 libras.

Si eso sucede, será solo otro ejemplo de cómo Ugas capitaliza sus posibilidades.

Durante años, la gente consideró a Spence (27-0, 21 KOs) y Terence "Bud" Crawford (38-0, 29 KOs) como los dos mejores pesos welter del mundo. Hablar de una posible pelea entre los dos boxeadores invictos, una que aún no ha sucedido, ha sido una de las historias más importantes del boxeo. Ugás podría cambiar toda esa narrativa con una victoria.

El año pasado, Spence fue originalmente programado para enfrentar a Pacquiao, una pelea que podría haber transformado a Spence en una estrella más grande entre los fanáticos casuales de los deportes. En cambio, Spence se vio obligado a retirarse debido a un desprendimiento de retina que sufrió en un combate.

Once días antes de que Ugás estuviera programado para pelear en la cartelera contra Fabian Maidana, fue ascendido al evento principal para enfrentar a uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos. Y Ugás y Salas estaban listos.

"El que es un perdedor es el que no le gusta arriesgarse y tener la oportunidad", dijo Salas.

Para la pelea de este fin de semana, Ugás es un no favorito aún mayor. A partir del martes, Ugás estaba en +400 en el Caesars Sportsbook, lo que significa que un apostador que haga una apuesta de $100 en Ugás para ganar obtendrá $400.

Aun así, Ugás tiene mucha confianza en sus posibilidades de demostrar su condición de peleador de élite. Esa creencia surge de su trabajo con Salas durante el campamento de entrenamiento.

"Aporta a las peleas lo que trabaja en el entrenamiento y lo usa muy bien", dijo Félix Trinidad, miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 2014. "Lleva esa preparación al ring como solía hacerlo yo. Me hace creer en él, y sé que le irá bien".

Salas, quien ha entrenado a Ugás en las últimas 13 peleas, cree que Spence es el mejor peso welter del mundo. Pero eso no significa que no crean que tienen una oportunidad para dar la sorpresa. Específicamente, Salas cree que pueden usar la agresión de Spence a su favor.

Tampoco saben si Spence sigue siendo el mismo luchador que era antes de lesionarse en un grave accidente automovilístico en 2019.

La durabilidad que mostró Spence en su decisión sobre Shawn Porter en 2019, quien venció a Ugas por decisión dividida ese mismo año, no fue evidente en la victoria de Spence sobre Danny García en 2020.

Quizás fue el óxido del ring, dijo Salas. O tal vez fue una falta de confianza.

"Pero ya no era el mismo tipo", dijo Salas.

Esos comentarios pueden verse como despectivos de un campo que no se involucra en charlas basura. Pero también podrían ser palabras de un entrenador que cree que él y su peleador están listos para mostrar a los escépticos una actuación para la que no están preparados.
Como mínimo, debería ser emocionante. Ugás nunca ha sido conocido por rehuir el combate. Y tampoco es de los que retrocede ante un desafío.

"Él es totalmente el no favorito", dijo Salas. "Pero para Ugás, no hay problema. Él es del tipo, que lo que sea que se le presente, cuando suene la campana, él se encargará de eso".