Claressa Shields en el limbo tras cirugía de Savannah Marshall

El plan de dos deportes para la campeona de peso mediano de la AMB, el CMB y la FIB, Claressa Shields, durante los próximos 18 meses está comenzando a tomar forma, pero ya no está claro si incluirá una pelea por el título de peso mediano indiscutible contra la campeona de la OMB, Savannah Marshall.

Shields le dijo a ESPN el martes que una posible pelea con Marshall, que potencialmente iba a tener lugar en julio, ahora podría retrasarse aún más, lo que entraría en conflicto con los compromisos que ha hecho con la Professional Fighters League en artes marciales mixtas.

Marshall le dijo a Boxing Social la semana pasada que necesitaba cirugía por una lesión no revelada después de su nocaut sobre Femke Hermans el 2 de abril y estaba pidiendo que se retrasara la pelea para poder estar a su fuerza máxima. Marshall le dijo a Boxing Social que todavía le gustaría pelear contra Shields.

Shields estaba lista para pelear contra Marshall en julio y dijo que había acordado dos contratos en diferentes fechas ese mes.

"En este momento, no sé qué está pasando con el boxeo porque me dijeron el 9 de julio para mí y Savannah Marshall y luego me dijeron el 30 de julio", dijo Shields. "Y ahora me dicen en septiembre, y no puedo pelear con ella en septiembre porque voy a estar en preparación para mi pelea de MMA".

Shields dijo que espera pelear en una cartelera de la PFL en noviembre, su tercera pelea profesional de artes marciales mixtas. Todo es parte de una preparación para un mayor impulso de MMA en 2023, cuando espera participar en la liga completa de la PFL.

Ha sido medio año de peleas en movimiento para Shields, quien inicialmente se suponía que competiría en diciembre de 2021 como la primera pelea en su contrato de BOXXER. Luego, esa pelea se trasladó a enero tras una lesión en el evento principal de la cartelera en la que estaba Shields. Una suspensión del boxeo debido a los protocolos de COVID-19 en Gran Bretaña en enero movió su pelea contra Ema Kozin a febrero, una pelea que Shields ganó por decisión unánime.

El plan inicial de Shields era boxear en febrero, pelear contra Marshall en julio y pelear en la PFL en noviembre de 2022. Luego, en 2023, enfocarse más en MMA porque tendrá más peleas en ese deporte debido a la estructura de la PFL.

"Probablemente voy a tener un combate de boxeo a principios del próximo año porque realmente quiero concentrarme en la PFL", dijo Shields. "Realmente quiero concentrarme en el campeonato, y no sé si la gente lo sabe todavía, pero odio perder. Lloré cuando perdí mi decisión dividida en la PFL y aunque la gente decía, 'Lo hiciste muy bien; has mejorado'. Sí, sí, pero perdí.

"Y no entreno para perder, aunque no tengo tanta experiencia en MMA, tengo el deseo de ser buena en MMA y de ganar".

Shields (12-0, 2 KOs en boxeo; 1-1, 1 KO en MMA) aún podría boxear en julio, incluso si no es contra Marshall (12-0, 10 KOs) -- esos detalles aún se están resolviendo -- antes de que ella regrese al entrenamiento de MMA. Pero pelear contra Marshall en septiembre es "absolutamente imposible" debido a los planes de la PFL.

Si una pelea de julio no se materializa, Shields dijo que usará ese tiempo para continuar entrenando en MMA -- no necesariamente preparándose para una pelea, pero seguir adquiriendo habilidades para un deporte en el que todavía está trabajando para sentirse cómoda.

Como parte de su entrenamiento de MMA, Shields dijo que planea pasar al menos un tiempo entrenando en el gimnasio del ex campeón de peso mosca y peso gallo de UFC Henry Cejudo junto con tiempo en el gimnasio donde comenzó a entrenar para MMA, Jackson Wink en Nuevo México, mientras intenta encontrar la mejor formación para ella en cada disciplina.

¿En cuanto a Marshall? Shields dice que quiere que la pelea suceda. Habría peleado contra Marshall en diciembre pasado. Si no pelean en julio, Shields dejó abierta la posibilidad de pelear con ella a principios de 2023 antes de que comience el entrenamiento de la PFL.

"Nunca he tenido que suspender mi carrera por nadie", dijo Shields. "Y eso no va a empezar con Marshall".