Prioridad de Óscar Valdez: Derrotar al 'Alacrán' Berchelt

play
Óscar Valdez se levanta y noquea a Adam López (0:44)

El pugilista mexicano sobrevivió a una caída en el segundo asalto, pero detuvo a López en el séptima round de su pelea eliminatoria por el título mundial de 130 libras en el evento principal del Top Rank Boxing en la cartelera de ESPN+. (0:44)

México - El mexicano Óscar Valdez aseguró este domingo que su prioridad es vencer a Manuel "Alacrán" Berchelt y se prepara para conseguirlo este año y arrebatarle la faja súper pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

"El único nombre en mi mente es el 'Alacrán', siempre he querido un título mundial de CMB y ahora es la oportunidad", reveló en entrevista a Efe el invicto Valdez, quien renunció a su faja de la división pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) para subir a la categoría súper pluma.

Originario de Nogales, Sonora, Valdez suma 25 victorias consecutivas como profesional, 20 de ellas por la vía rápida y después de reinar en las 126 libras, buscará convertirse en el mejor en 130 (súper pluma) con un triunfo sobre Berchelt, monarca del CMB, y los rivales que sigan.

"Berchelt es el mejor de ellos y quiero enfrentarlo lo antes posible. Es imposible predecir cómo sería una pelea entre nosotros; el "Alacrán" pega duro, yo también. Se puede acabar en el primer round o ser una buena pelea porque gracias a mi paso por el boxeo amateur puedo usar varios estilos", apuntó.

Valdez explicó que bajo el mando del entrenador Eddy Reynoso su defensa mejoró y eso será importante ante Berchelt.

El combate aún no se ha cerrado y según los promotores debe celebrarse cuando termine la emergencia por la COVID-19 y las autoridades de salud de México y Estados Unidos autoricen la celebración de combates con público.

play
1:37

Diario de la Cuarentena: Óscar Valdez

El boxeador sonorense comparte las enseñanzas que ha tenido en el confinamiento en casa.

Antes es probable que los dos púgiles celebren pleitos a 10 rounds a puerta cerrada ante rivales de menor categoría con los que recuperarán la forma deportiva después del aislamiento por la pandemia.

Óscar es el único púgil mexicano medallista en Mundiales aficionados, al ganar bronce en Roma 2009. En el 2012 debutó como profesional y desde entonces es uno de los púgiles más emblemáticos de su país, que ha repetido su idea de en un tiempo ser considerado de los mejores del mundo libra por libra.

"Voy pelea por pelea, si le gano a Berchelt, me pondré en un nivel alto, tal vez entre los ocho mejores libra por libra, luego me encantaría una pelea para unificar todos los títulos de la división", señaló.

Según el boxeador, a día de hoy es difícil mencionar a un peleador como el mejor sin límite de divisiones porque está su compatriota Saúl 'Canelo' Álvarez, pero no se pueden olvidar a otros dos campeones mundiales, el ligero ucraniano Vasyl Lomachenko y el welter estadounidense Terence Crawford.

"De esos tres en el orden que los pongan estaré de acuerdo; un día quiero estar en esa lista", apuntó.

En las últimas semanas, Valdez ha trabajado en su casa con ejercicios de sombra, de fortalecimiento y otros, con la idea de no regresar de cero al gimnasio.

Pegador, técnico, con buenos reflejos, velocidad de manos y piernas, y defensa segura, el mexicano es un púgil completo que a los 29 años pasa por un buen momento deportivo que pretende aprovechar para ser rey en la categoría súper pluma.

"Cuando tenía 20 años pensaba que a los 30 estaría viejo. Voy para 30 y me siento fresco, listo para cualquier boxeador de allá fuera. Voy paso a paso. Ahora quiero ser el mejor en 130 libras y quizás más adelante 135 y si el cuerpo lo aguanta en 140. Lo hicieron otros como Julio César Chávez y Erik Morales y me gustaría intentarlo", concluyó.