Debate de boxeo: Kell Brook como opción para Terence Crawford, el presente de Canelo Álvarez, y el futuro de Julio César Chávez Jr.

play
¿Qué esperar del próximo rival del 'Canelo'? (2:06)

Faitelson y Joserra comentan la designación del turco Avni Yildirim por el vacante título supermediano del CMB. (2:06)

Terence Crawford podría regresar al ring a finales de este año, pero no espere ver al campeón mundial de peso wélter de la OMB contra el también monarca Errol Spence Jr. o Manny Pacquiao por el momento. Crawford y su promotor Top Rank están en conversaciones con Matchroom para enfrentar a Kell Brook en noviembre.

Brook, ex campeón de las 147 libras, perdió el cinturón contra Spence en 2017, pero ha ganado tres peleas consecutivas desde entonces.

¿Es una pelea contra Brook la mejor opción para Crawford en este momento, fuera de las megapeleas contra Spence y Pacquiao?

Steve Kim y Nick Parkinson comparten sus pensamientos sobre el futuro de Crawford y ofrecen opiniones sobre el regreso de Julio César Chávez Jr. en México, el próximo movimiento de Canelo Álvarez y la posible súper pelea José Ramírez-Josh Taylor por todos los cinturones en las 140.

Fuera de Spence y Pacquiao, ¿es Brook la mejor opción para Crawford?

Kim: No. Seamos honestos. Este es un muy buen enfrentamiento si retrocedemos en el tiempo hasta 2015. Hubo un tiempo después de que Brook derrotó a Shawn Porter por decisión mayoritaria para ganar el título de peso wélter de la FIB, cuando Brook era el mejor peleador de 147 libras del mundo, mientras que Spence y Keith Thurman todavía estaban subiendo la escalera como boxeadores jóvenes. Brook defendió el título contra Jo Jo Dan, Frankie Gavin y Kevin Bizier antes de tomar la desafortunada decisión de subir dos categorías de peso para enfrentarse al rey de peso mediano Gennadiy Golovkin en septiembre de 2016.

Si bien Brook tuvo algunos buenos momentos contra Golovkin, fue detenido en la Ronda 5 y sufrió una fractura en la cuenca del ojo en el proceso. En su siguiente pelea, Brook bajó para defender su cinturón de peso wélter contra Spence, y perdió por KO en el undécimo asalto. Brook se rompió el hueso orbital izquierdo en esa pelea. Esas batallas no le han quitado completamente sus habilidades, pero lo han dejado sin lo que alguna vez tuvo.

Brook no es tan especial K en este momento, y aunque todavía es un luchador bastante sólido, de ninguna manera es élite. Irónicamente, Porter, el tipo al que derrotó por primera vez para ganar su título, está en un lugar mucho mejor en su carrera y es universalmente considerado un peso wélter entre los cinco primeros. Ese enfrentamiento para Crawford sería mucho más agradable para el fanático del boxeo.

Parkinson: Spence o PacMan son claramente las mejores peleas para Crawford, quien necesita un oponente de renombre en su récord. Pero si no puede conseguir una pelea de unificación a continuación, Brook es la mejor opción. Brook lució muy bien en una victoria por paro sobre Mark DeLuca en febrero después de sufrir derrotas por paro ante Golovkin y Spence.

Enfrentarse a Brook (39-2, 27 KOs), de 34 años, le ofrece a Crawford la oportunidad de mejorar la exhibición de Spence contra el inglés. Brook, mientras tanto, tiene un punto que demostrar, ya que cree que ganar peso extra para pelear contra Golovkin en el peso mediano y luego reducir dos divisiones al peso wélter para enfrentar a Spence en su próxima pelea le pasó factura en el ring. Tres peleas en igual de años después, Brook está listo para una última gran noche.

Crawford-Brook también se vendería bien a la audiencia de televisión del Reino Unido. Crawford es bien conocido en Inglaterra después de vencer a Amir Khan y Ricky Burns. Otros candidatos como Porter, a quien Brook derrotó hace seis años, tienen diferentes promotores/locutores que Crawford, que son obstáculos a superar. Porter también es amigo de Crawford, mientras que, según los informes, Keith Thurman pide demasiado dinero. Brook es una pelea más fácil de hacer en este momento.


¿Dónde está Canelo? ¿Cuál debería ser su próximo movimiento?

Kim: Canelo no está en su cita tradicional del fin de semana de la Independencia de México en septiembre por segundo año consecutivo. Su mayor batalla en este momento puede ser con DAZN, quien firmó a Canelo por cinco años, 11 peleas y $365 millones hace dos años. Pero la realidad es que para que ambas partes (Canelo/GBP y DAZN) vuelvan a estar en la misma página, Canelo tendrá que enfrentar un desafío legítimo, y luego tener ese tercer capítulo con Gennadiy Golovkin en la primera mitad de 2021 (cuando, con suerte, las audiencias en vivo pueden volver a los eventos deportivos).

Álvarez es probablemente un peso súper mediano en este momento, por lo que el campeón de la AMB, Callum Smith, y el campeón de la OMB, Billy Joe Saunders, quienes están alineados con DAZN, deberían estar en la parte superior de la lista de Canelo.

Estos son enfrentamientos sólidos que le permitirían a Canelo agregar otro cinturón a su vasta colección.

Parkinson: Los grandes nombres del boxeo, los que atraen al público como Canelo, están retrasando el anuncio de sus próximas peleas con la esperanza de que los fanáticos puedan regresar a los eventos de boxeo a fines de este año. Es comprensible: retrasar un par de meses el regreso de Canelo al ring podría valer millones de dólares. Los británicos Callum Smith y Billy Joe Saunders, quienes tienen versiones del título mundial de peso súper mediano, están siendo considerados para la próxima pelea de Canelo en noviembre. Un lugar en los EE.UU. parece más probable, pero viajar al Reino Unido para enfrentar a Smith o Saunders atraería una puerta en vivo de 20,000 (si está permitido para entonces).

Canelo ha visto evaporarse sus citas regulares en mayo y septiembre, y parece poco probable que Golden Boy y el servicio de transmisión DAZN puedan retrasar la próxima pelea de Canelo más allá de noviembre o diciembre a más tardar. El mexicano de 30 años boxeó por última vez en noviembre de 2019 y no puede permitirse pasar más de un año fuera de acción en esta etapa de su carrera. Saunders y Smith tienen mucho más valor y atractivo que Canelo enfrentando al retador obligatorio del CMB, Avni Yildirim, que debe verse como una opción alternativa.

MÁS: Mauricio Sulaimán defiende al posible rival de Canelo


¿Cómo debería Top Rank llevar la carrera de Xander Zayas ahora que hay peleas?

Kim: El joven puertorriqueño es solo eso, joven. Cumplirá 18 años el sábado y en ese momento estará libre para pelear prácticamente en cualquier jurisdicción en el futuro. Pero desde el principio, su manager Peter Kahn y el promotor Top Rank han dicho que no lo apresurarán en este proceso. En este momento, Zayas tiene marca de 4-0 (3 KOs) y todavía es un boxeador de cuatro asaltos.

Zayas tiene mucho potencial. Tiene muy buenas habilidades en todos los sentidos, y debido a su edad y su complexión delgada, hay muchas posibilidades de que Zayas, que actualmente es un peso wélter, haga su primera carrera por el título en el peso mediano. Esa es una de las incógnitas que existen en torno a su desarrollo, razón por la cual todos los involucrados se tomarán su tiempo con él. A diferencia de Teófimo López Jr. y Shakur Stevenson, quienes fueron puestos en la vía rápida cuando firmaron acuerdos con Top Rank, realmente no hay ese sentido de urgencia con Zayas.

Parkinson: Es difícil con la situación actual, pero Zayas se beneficiaría de ser lo más activo posible, peleando de cuatro a seis veces en los próximos 12 meses contra oponentes variados. Su próximo oponente solo ha tenido una pelea y como parte de su desarrollo, Zayas deberá enfrentarse a luchadores más experimentados. Pero no hay prisa, y pelear con una variedad de oponentes con diferentes estilos será una consideración clave para desarrollar su experiencia cuando la mayoría de los boxeadores de su edad todavía están en las filas de aficionados.


¿Josh Taylor se arriesga demasiado contra Apinun Khongsong?

Kim: Espere que Khongsong entre en esta pelea bien preparado y listo para lograr una sorpresa. Y tenga esto en cuenta: Khongsong es el obligatorio en la FIB de Taylor. Si Taylor quiere quedarse con ambos cinturones (el otro es la AMB) y luego tener la posibilidad de consolidar la división contra José Ramírez (que tiene las correas del CMB y la OMB), necesita pasar por Khongsong. Al igual que Ramírez hizo contra Viktor Postol el pasado fin de semana.

Si Taylor es el tipo que creemos que es, debería superar a Khongsong. Luego pasará a cosas más grandes y mejores.

Parkinson: Realmente no, y Taylor no tuvo otra opción en el asunto ya que esta es una defensa obligatoria de su título de peso junior wélter de la FIB. Khongsong ha acumulado un impresionante récord de 16-0, 13 KOs, pero mayormente en su país natal de Tailandia y no contra el nivel de oposición que Taylor ha estado batiendo. Taylor ha estado operando a un nivel superior durante algún tiempo y Khongsong no se encuentra entre la élite mundial (ningún otro organismo rector, o ESPN, lo ubica en el top 10 mundial), por lo que es una buena pelea para Taylor establecer un enfrentamiento contra Ramírez el año que viene.


¿Deberían permitir que Chávez Jr. pelee? ¿Puede revivir su carrera? ¿Cómo?

Kim: Hasta que aclare su situación actual con la Comisión Atlética del Estado de Nevada (Chávez está actualmente suspendido indefinidamente por negarse a una prueba de drogas antes de enfrentarse a Daniel Jacobs), no se le debería permitir pelear en ningún lado, punto. Porque si lo hace, una vez más sienta un precedente muy peligroso en el que los luchadores básicamente pueden escapar de cualquier tipo de disciplina simplemente moviéndose a una jurisdicción deshonesta.

En cuanto a revivir su carrera, independientemente de su elegibilidad, hay una dura realidad aquí: Chávez ahora tiene 34 años, y la última victoria significativa llegó en 2012 cuando detuvo a Andy Lee en siete rondas, antes de ser dominado por Sergio Martínez. A partir de ese momento, su carrera ha ido cuesta abajo y ha desperdiciado una oportunidad inmerecida tras otra.

Todo lo que realmente le queda ahora es su linaje.

Parkinson: Las preguntas sobre el cumplimiento de Chávez con las pruebas de dopaje significan que enfrenta una pelea por el derecho a pelear antes de que pueda siquiera contemplar boxear en los Estados Unidos nuevamente. Chávez tendrá que convencer a los fanáticos y a las autoridades del box de que se toma en serio el deporte y el cumplimiento de las regulaciones de las pruebas de detección de drogas, mientras se compromete a mejorar para hacer el peso (lo que no ha logrado en las peleas recientes), si quiere generar interés nuevamente. Un regreso lento y gradual a peleas más importantes, tal vez una revancha con Sergio Martínez (quien recientemente regresó al ring después de seis años de retiro), sería mejor que regresar inmediatamente al estado de primera categoría.