El boxeo en los tiempos del coronavirus

Se va 2020, un año de crisis para todos en el que el pugilismo logró continuar la lucha. Una recorrida por los premios de ESPN KNOCK OUT.

Se va un año insospechado, triste y doloroso, del cual el boxeo no fue ninguna excepción. Y, sin embargo, lentamente, la actividad logró reinventarse a sí misma, o por lo menos, levantarse como esos peleadores que se resisten a escuchar el “out”.

Cuando arrancó la temporada grande, con la victoria de Tyson Fury sobre Deontay Wilder en febrero, en el MGM Grand de Las Vegas, con un abandono piadoso en el séptimo asalto, el mundo se preparó para celebrar nuevos choques. La pelea, que fue transmitida por ESPN Knock Out, fue vibrante. Aquel abandono le costó el título WBC a Wilder y hacía suponer que, además de una tercera edición Fury-Wilder, iba a producirse el choque de Fury ante Anthony Joshua, unificando las coronas de los pesados.

Luego vino la amenaza del Corona Virus y todo pareció detenerse. O casi.

Y sin embargo, el año concluye con momentos, situaciones y peleadores que permiten sentir que el boxeo está vivo y da pelea.

Una reciente encuesta entre el equipo de ESPN Knock Out arrojó interesantes resultados. Este ciclo llevó boxeo desde las cuatro esquinas del mundo a toda Latinoamérica, a pesar de la pandemia. Cuando parecía que el boxeo iba a sufrir una posible derrota, logró rehacer la guardia. Sin público en la mayoría de los casos, con gran convocatoria. Firme, a pesar de todo.

ESPN Knock Out, cuenta con los relatos de Renato Bermúdez y también de Andrés Bermúdez, más los comentarios de Salvador Chava Rodríguez, Carlos Irusta, Julius Julianis y la “Tarjeta de Hierro” del juez del Consejo Mundial de Boxeo, Fernando Barbosa. El ciclo mantuvo la expectativa y también la acción, a veces hasta con tres shows semanales.

Y cuando llegó el momento de hacer un balance, el equipo de ESPN Knock Out, contando también con los votos de sus seguidores, consagró como boxeador del año a Teófimo López. Su victoria de octubre por puntos sobre Vasyl Lomachenko fue la demostración de que a pesar de todo, se podían efectuar grandes peleas, de alto nivel y resultado incierto. Teófimo, invicto en 16 peleas, 12 ganadas antes del límite es ahora campeón indiscutido de los ligeros. Subió al ring como campeón FIB y se llevó los cinturones WBA, WBO y la franquicia WBC en un combate que también causó polémica, pues fueron muchos los que pensaron que Loma (14-2, 10 KO) había merecido la victoria, o que un empate hubiera sido más lógico. Lomachenko anunció luego haber sufrido un problema en un hombro; lo cierto es que su actuación no terminó de convencer.

Pero más allá de las polémicas –una de las vertientes más apasionantes de este deporte de apreciación que es el boxeo-, hubo grandes candidatos, al sitial del mejor boxeador del año como Saúl Canelo Alvarez, Tyson Fury, Naoya Inoue o Terence Crawford. Todos ellos, de altísimo nivel, que provocó cerrados votos entre los panelistas de ESPN Knock Out y los seguidores del ciclo.

De hecho, la presencia del mexicano Saúl Canelo Alvarez (54-1-2, 36 KO) fue uno de los grandes momentos del año, cuando unificó las coronas super mediano WBC y WBA ante el británico Callum Smith (27-1-0). Y lo hizo en el Alamodome, ante 12.000 espectadores. Otorgando una gran diferencia de estatura (casi 20 centímetros) el Canelo ganó ampliamente. El dirigido por Eddy Reynoso –una vez más considerado El Entrenador del Año, también en la premiación de ESPN Knock Out-, se impuso de manera unánime por puntos. Fue más que una pelea, porque Alvarez –imán indiscutible para el público, como que se calcula que en esta pelea ganó unos 20 millones de dólares - protagonizó uno de los momentos más importantes del año al asumir su independencia, tras romper lanzas con Golden Boy Promotions y lanzarse como boxeador independiente.

De hecho, su replanteo con DAZN permite ya esperar su próxima defensa, el 27 de febrero de 2021, ante el retador número uno del WBC, el turco Avni Yildirim, de 29 años, con 21 ganadas (12 KO) y 2 derrotas, posiblemente en Guadalajara y un choque con Billy Joe Sanders en mayo.

Reynoso, ahora también promotor, tiene por delante la gran responsabilidad de entrenar y conducir a hombres como Luis “Pantera” Nery, Julio César “Rey” Martínez y a figuras en pleno ascenso como Ryan García. Habrá que tener la lupa puesta en él y su excelente trabajo de gimnasio… y de promotor, por si algo faltara.

Fue el año que marcó el regreso al ring de Mike Tyson, aunque en una exhibición, cuando se midió a Roy Jones Junior, encuentro que también estuvo en la pantalla de ESPN Knock Out y que marcó, como era previsible, un alto promedio de audiencia. Un año en el que se destacó –y no solamente por su impresionante talla-, Sebastián Fundora, “The Towering Inferno”, quien, conducido por Sampson Lewkowicz, suma ahora 16 ganadas (11 KO) y un empate. Gran amenaza entre los super welters, a los 22 es toda una atracción, con su metro 98 centímetros de estatura. Pero no es solamente su altura la atracción, claro, sino también su pegada y espíritu combativo de este muchacho de raíces mexicanas.

Sampson también anotó otros nombres como los del emergente uruguayo Amílcar Vidal Junior en mediano y el que fue considerado el resultado sorpresa del año: fue cuando Jeison “Banana” Rosario despachó a Julian Williams en 5 asaltos, obteniendo las coronas super welter WBA y IBF en enero. Sin embargo, en septiembre, fue noqueado por Jermell Charlo, ahora campeón WBC, WBA e IBF (no olvidar a su hermano, Jermall, entre los medianos, campeón WBC).

Mientras tanto, el mundo del boxeo sigue ocupado en muchos otros temas, algunos apasionantes. El regreso de Errol Spence Junior (27-0-0), campeón welter WBC e IBF, con una victoria clara ante Danny García, por ejemplo. Tras un accidente que casi le cuesta la vida, Spence hizo una apuesta fuerte regresando ante un rival competitivo. ¿Y ahora? El aficionado clama por verlo frente a la otra gran figura welter, el campeón WBO Terence Crawford (37-0-0, 28 KO) aunque haya lucha de intereses promocionales. Y mientras tanto, Manny Pacquiao rey de la WBA a los 39, sonríe y espera…

ESPN Knock Out también premió al nocaut del año, el que Gervonta Davis le propinó a Leo Santa Cruz el 31 de octubre. Fue un tremendo uppercut que terminó la contienda en el sexto asalto. Davis (24-0, 23 KO) campeón ahora super pluma y ligero, acabó con “El Terremoto” (37-2-1, 19 KO), quien estaba cumpliendo una gran labor. Fue en el Alamodome de Santa Antonio, Texas, ante unos diez mil espectadores. Otro triunfo categórico candidato, era el choque entre Zepeda-Baranchyk, que definitivamente se llevó el premio de ESPN Knock Out a La pelea del año.

En esta segunda entrega de premios anuales, ESPN Knock Out distinguió a Premier Boxing Champions (PBC) como la empresa promotora del año, asociada a TGB Promotions, que organizaron choques como el de Gervonta Davis-Leo Santa Cruz o Errol Spence-Danny García. A su vez, también hicieron un gran aporte en el año Matchroom, con Eddie Hearn a la cabeza y Top Rank, donde sigue la vigencia del eterno Bob Arum.

La Pelea del Año fue para el choque entre el México-norteamericano José “Chon” Zepeda e Ivan Baranchyk, el 30 de octubre en la burbuja del MGM Grand de Las Vegas. Fueron 8 caídas, con una definitiva. Zepeda fue a la lona dos veces en el primer asalto, y volvió a caer en el segundo y quinto; pero derribó a su adversario en los rounds segundo, tercero, cuarto y quinto, que fue el definitivo. Le valió al ganador el campeonato Plata WBC de los super ligeros y, por sobre todas las cosas, los dos dejaron un recuerdo imborrable de sangre caliente, coraje y vocación para el espectáculo.

Naoya Inoue, Alexander Usyk, Juan Francisco “El Gallo” Estrada, Emmanuel Navarrete, Julio César Martínez, Anthony Joshua (el mundo espera su enfrentamiento con Tyson Fury), Miguel Berchelt, Devin Haney, Chris Eubank Jr., Román “Chocolatito” González, Brian Castaño, Patrick Texeira, Tim Tsyzu… Nombres y más nombres. Desde Londres, Los Angeles, Sidney, Buenos Aires, Managua, Tijuana, Tokio, Monterrey o cualquier lugar del Planeta, llegarán las imágenes de los hombres que hoy son la elite del boxeo y también los rostros de los futuros campeones, a través de ESPN Knock Out. A lo largo de este 2020 que se está yendo, se televisaron 95 funciones desde todo el mundo. La mejor manera de estar al día con el boxeo grande en todo el planeta, a través de una señal que ya es un clásico.

El boxeo recibió, como todo el orbe, un fuerte castigo en el 2020 que se va, pero como el Hombre, ha estado firme, manteniéndose, luchando y con la seguridad de que lo mejor siempre está por venir.