Por qué 2021 será de oro para Canelo Álvarez en el peso súper mediano

play
Avni Yildirim es un rival que no le hará nada al 'Canelo' (1:53)

En el programa A los Golpes, David Faitelson analiza al nuevo rival de Saúl "Canelo" Álvarez. (1:53)

Luego de un 2020 repleto de drama, Canelo Álvarez asegura que viene en grande este año, apuntando a cuatro peleas de campeonato. Y aunque su primer desafío este sábado 27 de febrero no emociona, no hay duda de que el resto de su 2021 apunta a grandes logros en el ring.

No necesariamente grandes peleas, pero sí grandes logros.

Primero en turno para el astro mexicano es el turco Avni Yildirim, el retador mandatorio del CMB que no parecería ser un rival peligroso para Canelo; necesario sí, pero definitivamente no peligroso. Y más que nada, anónimo para la gran mayoría de la fanaticada del deporte.

Pero esa es la realidad que enfrenta Canelo en su intención de unificar toda la división súper mediana. En su caso, el fin justifica los medios.

La realidad es que Canelo tiene la capacidad de básicamente escoger sus oponentes sobre el ring, pero no hay muchos nombres en su peso que le brindan una pelea grande, por lo menos en papel. Podríamos decir que Gennady Golovkin es la excepción, pero tenemos que ser justos y preguntarnos, ¿en verdad representa un desafío grande o importante para Canelo? En 2017 sí, pero de ahí en adelante el tiempo se conspira en contra de GGG para disminuir sus oportunidades reales contra el mexicano.

Entonces, Canelo se encuentra sin peleas grandes, pero sí con la oportunidad de hacer historia. Solo 13 peleadores han ganado todos los cinturones principales en cualquier peso en la era de los cuatro títulos (desde 1988), el más reciente siendo Teófimo López cuando unificó en peso ligero con su victoria sobre Vasiliy Lomachenko en octubre. De ese grupo, solo cinco boxeadores han tenido los cuatro cinturones AMB/CMB/OMB/FIB a la vez: López (ligero), Bernard Hopkins (mediano), Jermain Taylor (mediano), Terence Crawford (junior welter) y Oleksandr Usyk (crucero).

En peso supermediano nadie ha logrado la faena, y Canelo sería favorecido en las apuestas para hacerlo. De concretarlo, escribiría su nombre en la lista histórica del peso junto a luminarias como Joe Calzaghe, Andre Ward, Roy Jones Jr., Sven Ottke, Mikkel Kessler y Carl Froch, entre otros.

Definitivamente no es mala compañía, y Canelo no se vería fuera de lugar en la lista, siempre y cuando no solo tenga los cuatro cinturones, sino que lo haga de manera impresionante.

Ya vimos como desmanteló a Callum Smith en diciembre, en aquel entonces cuando el inglés era el peleador número uno de la división en el ranking de ESPN. Y eso fue un Canelo oxidado, que no peleaba en más de un año. Su premio mayor esa noche fueron los títulos AMB y CMB, dejándolo a mitad del camino en su plan maestro de tomar control total de las 168 libras.

Sabemos lo que vendría a continuación. Billy Joe Saunders y su título de la OMB estaría en turno para mayo, mientras que el monarca de la FIB Caleb Plant sería el elegido a mediados de año; nombres no muy grandes, pero sí vestidos de oro.

Y eso es lo que por el momento parece interesarle más Canelo: el oro. Por muchos años parecía que los nombres era lo más importante (un espejismo cuando se analiza en su esencia), pero los tiempos han cambiado. Y Canelo ha cambiado con ellos.

Así que mientras nos quejamos del nombre que enfrenta Canelo este sábado, no olvidemos el premio mayor al final del túnel: un 2021 repleto de oro.