A dos años de la sorpresa, ¿Qué fue de Andy Ruiz?

Hace dos años, Andy celebró en lo más alto la victoria en el ring sobre Anthony Joshua, uno de los momentos más memorables del boxeo mexicano

El 1 de junio de 2019, ante un lleno en el Madison Square Garden de Nueva York, Andy Ruiz protagonizó una de las historias más increíbles y memorables del boxeo mexicano, al destronar a Anthony Joshua como triple campeón del mundo de los pesos Pesados. Fue el primer mexicano en lograr tal hazaña.

Después de 2 años de la hazaña, Andy Ruiz volvió a enviar un mensaje directo al promotor Eddie Hearn para pedirle una nueva oportunidad ante el gigante británico. No hay garantía de que ello suceda, pero hace 25 meses ese fue el modisto operandi que le permitió conseguir la oportunidad de campeonato.

Ruiz, nacido en California, pero siempre representando a Mexicali en torneos nacionales e internacionales, mandó mensajes al mandamás de Matchroom Boxing levantando la mano para retar a Joshua, que se había quedado sin rival tras el positivo de Jarrell Miller, y que estaba por hacer su debut por la puerta grande en territorio estadounidense.

Con el tiempo en contra, un mes antes le consideran la pelea.

El resto es historia, porque Ruiz se levantó de la lona para noquear a Joshua en siete episodios de manera épica para consagrarse como campeón de la Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo en la sorpresa más grande y mediática desde que Mike Tyson cayó ante James ‘Buster’ Douglas en otra batalla de peso Pesado.

Después vino la celebración de Andy, la revancha millonaria en diciembre en Arabia Saudita y la venganza del británico, que recuperó por decisión unánime los títulos. Ruiz aceptó minutos después que el exceso de festejo impidió que se preparara como debía. Esa derrota provocó la separación de su entrenador Manny Robles y se sumó al equipo de Eddy Reynoso.

Hace unos días, Andy finalmente volvió al ensogado y batalló para doblegar a Chris Arreola, quien le mandó a la lona, pero no pudo acabarlo. Andy peleó a tambor batiente toda la ruta hasta llevarse una decisión a su favor. Se espera, a menos que llegue la trilogía con Joshua, que tenga una pelea más antes de lanzarse de nuevo a los leones de la categoría.