Las grandes victorias de boxeadores argentinos

Desde aquella noche en la que Luis Angel Firpo lanzó afuera del ring a Jack Dempsey, el 14 de septiembre de 1923, el choque boxístico entre argentinos y norteamericanos se convirtió en un clásico. Dempsey, ayudado a subir al ring, aunque tardó más de diez segundos, terminó ganando esa pelea histórica, ya que Firpo fue el primer argentino en disputar un campeonato mundial de boxeo, en este caso el de los pesos pesados. Gracias a su actuación en los Estados Unidos, el boxeo pudo hacerse legal en la Argentina.

A la hora de establecer un ranking, tomamos en cuenta no solamente lo que estaba en juego sino también la repercusión deportiva, lo que rodeó al combate y también su significado.

El sábado próximo, 17 de julio, Brian Castaño estará frente a una extraordinaria oportunidad: convertirse en el primer latinoamericano en lograr todas las coronas en vigencia. Castaño, campeón WBO, se medirá con Jermell Charlo, quien reina para la WBA, el WBC y la IBF. Y se podrá ver desde las 20 (hora Argentina) en una transmisión especial de ESPN KnockOut con un equipo de lujo, integrado por los relatos de Renato Bermúdez, los comentarios de Salvador Chava Rodríguez y las tarjetas de Fernando Barbosa, juez internacional del Consejo Mundial. Alejandro Fantino será el conductor en estudios, con quien estarán importantes figuras del boxeo argentino. Esta transmisión contará con un segundo servicio de audio (SAP) más descriptivo para que las personas con discapacidad visual también puedan disfrutarlo junto a familiares y amigos a través de nuestras pantallas, con un #RelatoAlternativo.

Mientras tanto, el ranking de las grandes victorias argentinas ante norteamericanos, es el siguiente. Arrancamos con un Top 5 ineludible, aunque nos cueste decir cuál fu el mejor triunfo.

Maravilla Martínez-Paul Williams.

En la primera pelea, efectuada el 5 de diciembre de 2009, Martínez hizo un gran encuentro, pero no le alcanzó y terminó perdiendo por puntos. Paul Williams, que pasó por muy malos momentos, terminó de pie y en un fallo discutible, alcanzó el triunfo.- En la revancha se produjo un nocaut espectacular, considerado el mejor del año para la revista “The Ring” Fue el 20 de noviembre de 2010, en Atlantic City, cuando el argentino –que defendía su título mundial mediano WBC-, de un solo golpe produjo la definición. Golpe que, reviendo las acciones, había lanzado varias veces sin conectarlo a fondo hasta que se dio y con él, un triunfo inolvidable para el boxeo argentino: una zurda abierta en cross al mentón. Williams cayó inerte, sin reacción. Fue al minuto del round número 2. Histórico.

Marcos Chino Maidana- Adrien Broner.

Broner estaba considerado como “El nuevo Mayweather” y era una joya de Golden Boy Promotions. De hecho compartieron una velada, el 5 de febrero de 2012 en Saint Louis, cuando Broner venció a Eloy Pérez y retuvo su corona super pluma WBO. A su vez, Maidana perdió por puntos con Devon Alexander. Antes de la pelea, Broner insultó groseramente a Pérez, su futuro rival, y la pelea casi se hace en el lobby del hotel. “Algún dia lo voy a agarrar”, dijo Maidana y agregó: “Hay cosas que no se hacen ni se dicen y este tipo insultó muy mal a Pérez”.

Y, cuando se dio la ocasión, el Chino cumplió, ya que le dio tremenda paliza: el 14 de diciembre de 2013, en San Antonio, Texas, capturó el campeonato mundial WBA que poseía Broner –favorito en las apuestas- y se fue ovacionado del Alamodome. Broner tuvo que ir al hospital luego del combate; cayó en los rounds segundo y octavo y la victoria del santafecino fue considerada “La sorpresa del año” por la revista The Ring.

Esa victoria lanzó de lleno al “Chino” a la pelea con Floyd Mayweather. Entre los jurados estuvo el sudafricano Stanley Christoudolou, que participó en muchas victorias argentinas internacionales.

Carlos Baldomir- Zab Judah.

El santafecino había hecho su campaña en solitario, peleando siempre de visitante. El Consejo Mundial no le daba la oportunidad hasta que, finalmente, logró el objetivo. Judah era amplio favorito y sin embargo, la noche del 7 de enero de 2006 en el Madison de Nueva York, el “Tata” logró una histórica victoria por puntos que, además, lo consagró campeón mundial welter del Consejo, por lo cual Judah conservó sus títulos WBA e IBF. El fallo –unánime- fue muy ajustado: 114-113, 115-113 y 115-112. Baldomir solamente pagó la sanción del WBC para esa pelea, que fue considerada por la revista The Ring, como “La sorpresa del año”.

Jorge Castro-John David Jackson.

Fue en Monterrey, México, el 10 de diciembre de 1994. El argentino exponía su cinturón mediano del CMB ante un rival veloz, inteligente e inspirado. Con el rostro totalmente desfigurado por los golpes recibidos, Castro iba perdiendo ampliamente la pelea: 80-71, 80-73 y 79-74. Cuando finalizó el octavo round Stanley Christoudolou, el referí, se acercó al rincón. “Tengo que parar esta pelea”.

Don Luis Spada, que estaba atendiendo a Castro le respondió: “Le pedimos un round más, por favor, dele ese derecho”. La respuesta fue afirmativa y en ese noveno episodio Castro, fingiendo que estaba sentido, se recostó contra las sogas. Cebado por la acción, Jackson se desguarneció en el ataque y recibió una mano implacable. Se fue al suelo, totalmente sentido y, aunque se levantó, volvió a caer dos veces más, hasta que todo se terminó. Fue el héroe de la noche gracias a lo que él designó, al estilo Maradona y su gol a Inglaterra, “La mano de Dios”. Según la revista The Ring, fue “La pelea del año” y “El round del año”.

Sergio Víctor Palma- Leo Randolph.

La pelea fue en Spokane, Washington, el 9 de agosto de 1980. El norteamericano venia invicto, tras haber sido medalla dorada en los Juegos de Montreal, 1976. Era el campeón mundial super gallo de la WBA. El argentino había perdido su primera chance ante Ricardo Cardona en Barranquilla, Colombia. Palma no lo dejó ni pensar a Leo y lo arrolló, literalmente, provocándole dos caídas en el primer round hasta provocar un nocaut técnico en el quinto asalto. Fue cuando el referí sudafricano Stanley Christoudolou detuvo las acciones. Palma fue el primer argentino en ganar una corona mundial en los Estados Unidos anotándose una victoria espectacular: Randolph nunca más volvió a subir a un ring.

Quedan todavía otros grandes triunfos, como el de Víctor Galíndez sobre Mike Rossman, cuando se convirtió en el primer medio pesado en recuperar la corona mundial y el primer argentino en obtener nuevamente un título mundial en los Estados Unidos.

Ocurrió en Nueva Orleans el 14 de abril de 1979; un año antes, en la misma ciudad, Rossman le había sacado el campeonato por nocaut técnico. En la revancha, lesionado en una mano, el hasta ese momento campeón tuvo que abandonar la pelea, que iba perdiendo por puntos. En ambos combates el referí fue Stanley Christoudolou.

Mención para el agónico nocaut de Julio César Vásquez cuando noqueó a Carl Daniels en el undécimo round y recuperó su corona mundial super welter WBA. El santafecino iba perdiendo esa pelea y su victoria fue considerada por The Ring como el nocaut del año. Sucedió el 16 de diciembre de 1995.

Otro gran triunfo: Pedro Décima sobre Paul Banke para lograr el campeonato mundial super gallo del Consejo Mundial, en el Forum de Inglewood. Resultado: nocaut técnico en el cuarto round el 5 de noviembre de 1990.

Lucas Martin Matthysse a su vez tuvo una gran victoria, cuando siendo campeón mundial Interino WBC en welter junior, venció por KOT en la tercera vuelta al entonces campeón mundial IBF de los welters, Lamont Peterson, quien sufrió caídas en el segundo y tercer asalto. No hubo ningún título en juego. Fue en Atlantic City el 18 de mayo de 2013: a Matthysse, apodado “La Máquina” por Jimmy Lennon, le habían robado el pasaporte en su concentración en Junín (provincia de Buenos Aires) y llegó apenas dos días antes a la pelea.

Para finalizar recordamos a Juan Martín “Látigo” Coggi ante el Frankie Randall. El norteamericano le habia ganado a por puntos Coggi el 17 de septiembre de 1994 en Las Vegas, logrando el campeonato mundial welter junior WBA. En la revancha, celebrada en Miami, Coggi lo tuvo por el suelo a Randall en el segundo round. En el quinto, tras recibir un cabezazo, quedó en el suelo y terminó en el hospital, ganando por decisión técnica, 13 de enero de 1996. Hubo una tercera edición en Argentina el 16 de agosto del mismo año. Randall se impuso por puntos y recuperó la corona.

Ahora el boxeo argentino confía en que Brian Castaño reverdezca tantos laureles y se alce con la victoria el 17 de julio ante Jermell Charlo, pelea que será transmitida por ESPN KnockOut, en donde se escribe la historia.