Fuentes: Canelo analiza rivales; Charlo, Bivol o Golovkin

play
Canelo sobre Plant: "Estoy en otro nivel totalmente diferente" (2:11)

El campeon unficado de 168 libras Canelo Álvarez comenta sobre las cualidades como boxeador de Caleb Plant y la trifulca que protagonizaron en la conferencia de prensa rumbo a su combate. (2:11)

Cada vez que Canelo Álvarez se prepara para seleccionar a su próximo oponente, el destino de los boxeadores en distintas categorías de peso está en juego.

Todavía no se ha decidido con quién y en qué peso, Canelo sostendrá su próxima pelea, pero fuentes dijeron a ESPN que Álvarez ha recibido dos ofertas lucrativas que destacan como sus principales opciones.

Al Haymon, de PBC, recientemente extendió una oferta a Álvarez para una defensa de su campeonato indiscutible de peso súper mediano, el 7 de mayo, contra el titular de peso mediano, Jermall Charlo, de acuerdo con las fuentes.

La otra propuesta vino de Matchroom Boxing, de Eddie Hearn, para dos peleas que enfrentaría a Canelo contra el campeón de peso semipesado Dmitry Bivol, el 7 de mayo, según las fuentes, y la segunda, la tan esperada trilogia entre Álvarez y Gennady Golovkin, el 17 de septiembre, pero esta vez, en 168 libras por los cuatro cinturones del mexicano.

El boxeador libra por libra número uno de ESPN prefiere honrar a su país natal y pelear el fin de semana del 5 de mayo y el fin de semana de la Independencia de México, en septiembre, cuando sea posible.

Por el momento, Álvarez (57-1-2, 39 KOs) tiene mucho tiempo para decidir qué camino quiere seguir para esas fechas. La promoción para la mayoría de las peleas de alto nivel comienza dentro de ocho semanas, lo que le da a Álvarez al menos un mes para sopesar estas dos opciones y cualquier otra oferta que seguramente se le presente.

Álvarez, de 31 años, se concentra por ahora en los preparativos para el torneo de golf Pro-Am de Pebble Beach que comienza la próxima semana.

Después de eso, tendrá mucho para considerar. Ha expresado en numerosas ocasiones lo mucho que disfruta ser un agente libre promocional y la flexibilidad que esto le brinda. La principal estrella del boxeo firmó un contrato por 11 peleas y $365 millones con DAZN, en 2018, poco después de derrotar a GGG en una revancha en septiembre.

Pero después de solo tres peleas, Álvarez demandó a su promotor de toda la vida, Óscar de la Hoya, Golden Boy Promotions, y DAZN. La demanda se resolvió y Canelo obtuvo su libertad. Permaneció en DAZN para una pelea con Hearn en diciembre de 2020 sobre Callum Smith, de la que salió victorioso, y después un acuerdo de dos peleas con victorias sobre Avni Yildirim y Billy Joe Saunders.

Después de la pelea de mayo de 2021 con Saunders, Álvarez firmó un contrato por una pelea con PBC para enfrentar a Caleb Plant en noviembre. Álvarez ganó el campeonato indiscutible de las 168 libras con el nocaut técnico en el undécimo asalto y ganó $40 millones de dólares garantizados.

Si elige quedarse con PBC para su próxima pelea, Canelo enfrentará un gran reto, el peso mediano número uno de ESPN. El hermano gemelo del campeón unificado de 154 libras Jermell, Jermall subiría ocho libras por la oportunidad. Posee un margen amplio para un peso de 160 libras y parece ansioso por probarse a sí mismo en una nueva categoría.

Fuera de Houston, Charlo, de 31 años (31-0, 22 KOs), posee un excelente jab de poder. Ha peleado solo una vez cada uno de los últimos dos años, victorias por decisión sobre Juan Macias Montiel y Sergiy Derevyanchenko.

Bivol (19-0, 11 KOs) presentaría una oportunidad para que Canelo persiga un segundo reinado del título en las 175 libras. El originario de Rusia, de 31 años, es un boxeador complicado, experto en controlar al rival con su jab. Lo que no ha hecho recientemente es entretener, con dos victorias por decisión en 2021, que tuvieron poca acción.

El mayor premio de todos, al menos comercialmente, es un tercer encuentro con el rival de Álvarez, GGG. El par de futuros miembros del Salón de la Fama saldaron el combate de 2017 por el campeonato de peso mediano con un empate antes de que Álvarez obtuviera una victoria por decisión mayoritaria un año después en otra pelea muy reñida.

Ambas peleas produjeron más de un millón de dólares en compras de pago por evento y más de 20 millones de dólares en entradas. Golovkin (41-1-1, 36 KOs) ha expresado su voluntad de pelear contra Álvarez por tercera vez en numerosas ocasiones. Ahora que se acerca a su 40 cumpleaños, el tiempo se acaba.

Estaba programado para enfrentarse a Ryota Murata en una unificación del título de peso mediano en Japón, el mes pasado, pero las restricciones de COVID obligaron a posponer la pelea. Se espera que el combate se reprograme para la primavera; GGG, por supuesto, necesitaría derrotar a Murata para mantener viva la esperanza de una pelea contra Álvarez, sin importar el camino que elija Canelo.

Canelo siempre podía elegir algo completamente diferente. Su entrenador y manager, Eddy Reynoso, expresó interés en pasar al peso crucero para tener una oportunidad por el título del CMB. Ese cinturón está en juego este fin de semana cuando Ilunga Makabu defienda contra Thabiso Mchunu.

Mientras tanto, el calendario de boxeo está suspendido en muchas divisiones mientras los peleadores esperan y ven quién gana el sorteo de Canelo Alvarez.