CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

La Novena: De los Angeles de Trout, las reglas no escritas violadas y Yasiel Puig en la KBO

1. AUNQUE AL CIERRE de esta columna Los Angeles Angels no dominan la división Oeste de la Liga Americana, se han convertido en el equipo de moda. Algo natural que suceda cuando ellos, acostumbrados a estar en las sombras --llevan seis temporadas consecutivas con récord negativo y siete sin pisar la tierra prometida de los playoffs--, comienzan a ganar. Los Angelinos presentan el quinto mejor récord de las Mayores (21-12) y solo son superados en el lejano Oeste por unos Houston Astros (21-11) que han ganado sus últimos 10 partidos. El mánager Joe Maddon, contratado para llevar a los angelinos a la postemporada y ayudar a ser relevante allí a Mike Trout (de 16-1), parece haber encontrado la fórmula para mantener a sus estrellas saludables después de dos temporadas intrascendentes. Shohei Ohtani, Jared Walsh, Anthony Rendon, Noah Syndergaard, Ryan Tepera y Raisel Iglesias han lucido sólidos y este año podría ser el que estaba esperando "el otro equipo de Los Angeles".

2. HASTA LOS NOVATOS están dando la nota por los Angelinos. El zurdo Reid Detmers tiró el segundo no hitter de la temporada y el primero de forma individual. Antes, el 29 de abril, cinco lanzadores de los New York Mets habían silenciado a los Philadelphia Phillies utilizando la mayor cantidad de pitcheos (159) para este tipo de juegos en la historia. El 10 de mayo, los Tampa Bay Rays fueron maniatados por Detmers, de tan solo 22 años y 11 aperturas en su carrera. De acuerdo al grupo de Stats & Info, ese fue el juego número 12 sin hits en la historia de la franquicia. El primero de los Angelinos desde 2019 cuando Taylor Cole y Félix Peña se combinaron para uno. El primero individual de un lanzador de los Angelinos desde Jered Weaver en 2012. Además, Detmers es el jugador más joven con un juego sin hits desde Anibal Sanchez en 2006 para los Miami Marlins. Es el pitcher más joven de Angelinos con un no hitter en la historia de la franquicia. Es el primer novato de MLB con un juego de este tipo desde Tyler Gilbert la temporada pasada. Y por último, Detmers apenas ponchó a dos adversarios, lo que significa igualar la menor cantidad en un juego sin hits desde que Francisco Liriano lanzó un juego sin hits a los Chicago White Sox en 2011 y solo retiró a dos jugadores por la vía de los strikes.